10 Consejos para prevenir la obesidad en casa

0

Prevenir la obesidad no es algo imposible, con cambios graduales en la alimentación y actividad física, podemos blindar a nuestra familia, ayudándolos a tener un estilo de vida más saludable.

Nunca es demasiado tarde para cuidar lo que comes, adoptar los mejores hábitos alimenticios y practicarlos día a día. Sin duda, ese es el mejor camino para combatir el sobrepeso y construir, a partir de hoy, un futuro más sano.

Por lo general, hacerlo no implica sacrificios titánicos, y las más de las veces sólo exigen adoptar unas cuantas y fáciles buenas costumbres:

1. Toma por lo menos 2 litros de agua al día, sin saborizantes, ni azúcar.

2. Es preferible beber un jugo natural que un refresco; el primero tiene más fibra.

3. Come 5 veces al día: desayuno, colación matutina, comida, colación vespertina y cena. En cada ocasión, toma tiempo suficiente para cada una de tus comidas, al menos 30 minutos.

Jamás saltarse ningún tiempo de alimentación (desayuno, colación, almuerzo, once y cena) y no pasar más de 4 horas sin comer.

Seleccionar productos bajos en grasa, por ejemplo, lácteos descremados.

Preferir carnes blancas, sin piel (pollo, pavo, pescado y atún).

Los principales acompañamientos son los vegetales, en forma de ensaladas, tortillas, budines o sopas.

Medir la cantidad de arroz, pastas, choclo y legumbres: de 1/2 taza a 1 taza.

Dentro de los postres seleccionar las frutas, yogures descremados o flanes sin azúcar.

Evitar las frituras. Prefiera cocciones al horno, vapor o a la parrilla.

Ingiera abundantes líquidos sin azúcar: 2 litros diarios.

Trate de caminar todos los días unos 30 minutos.

Lea el etiquetado nutricional de los alimentos que consume, prefiera sin azúcar, bajos en grasa y altos en fibra.

4. Mastica cada bocado al menos 20 veces; lo ideal es masticarlo 30 veces.

5. Haz ejercicio (1 hora diaria): usa las escaleras, toma un paseo después de comer, corre, haz yoga, meditación o el ejercicio de tu preferencia.

6. Planea tu alimentación con un día de anticipación, pues el hambre es nuestro mayor enemigo para lanzarnos sobre los “antojos”.

7. Prefiere alimentos asados o al vapor, en lugar de alimentos capeados, fritos o empanizados.

8. Realiza un check-up con tu médico y nutriólogo. Además. pide una solicitud para realizarte unos análisis clínicos (de sangre) y averiguar tu nivel de lípidos (colesterol, triglicéridos, etc.)

9. Selecciona, cada vez que sea posible, alimentos naturales en lugar de industrializados o procesados.

10. Evita los aderezos en las ensaladas, prefiere el limón y el aceite de oliva.

Si tienes más dudas, acércate a un especialista en Nutrición, o a tu medico de cabecera.

Hospital Las Grutas (Dra. Mónica Fernández de Fontela)

QUÉ TE GENERA ESTA NOTICIA

SIN COMENTARIOS

Dejar una respuesta


*