Comunicado del Colegio de Profesionales de Servicio Social y Trabajo Social de Rio Negro

Desde el Colegio de Profesionales de Servicio Social y/o Trabajo Social de Rio Negro, en representación de los matriculados provinciales, nos vemos obligados, nuevamente, hacer público nuestro repudio y preocupación frente a la nueva presentación del proyecto de Ley sobre el Ejercicio de la Profesión de Trabajo Social, firmado por el Legislador Alejandro Humberto Marinao, básicamente, porque va en contra de la Ley Federal de Trabajo Social N° 27072   y muestra un desconocimiento respecto a la Profesión.

El legislador especifica en la fundamentación del proyecto, entre otras cosas, que “…la colegiación de profesionales debe ser una herramienta diseñada para asistir al Estado en la protección de la población y bienestar de los ciudadanos de acuerdo a la profesión que involucre…”

Como profesionales no estamos para asistir al Estado, esto es un reduccionismo peligroso, el  90% de los profesionales son empleados en organismos Estatales, donde el campo de acción puede ser limitado o no, pero siempre la autonomía profesional es relativa y hay una tensión constante entre lo que se deber hacer, lo que se puede hacer y lo que no se hace,  entonces los profesionales deben estar posicionado con fundamentos teóricos, políticos y éticos para que no se vulneren derechos (por el Estado), por el contrario hay que trabajar para restituir derechos, el Estado como empleador, debe garantizar los derechos de los trabajadores sociales.

Continua la fundamentación del proyecto del legislador Mariano, dice “...considerando que esta profesión se encuentra, en muchos casos, desvalorizada, “bastardeada” y desprotegida por quienes deberíamos valorizarla y protegerla”.

Con los contenidos de este proyecto no ayuda a valorar la profesión, sino que la vulnera. Habla de la necesidad de contextualizar una ley que ha quedado obsoleta, jerarquizar la profesión pero el contenido que el plantea tendrán como resultado todo lo contrario, porque en casi todos sus artículos va en contra de la ley  27072, es decir que esta desconociendo una ley nacional de “orden público”, faltando el respeto al Colegio de Trabajo Social de Rio Negro y a  los colegios y consejo de nuestro país que aportaron a la elaboración de esa Ley Nacional.

Además, la fundamentación expresa que “…..han  trabajado en un proyecto con origen en propuestas de base que intenta plasmar ideas y pilares más efectivos en regularizar la profesión y la situación de la actual Asociación Civil denominada “Colegio de Trabajadores Sociales de Rio Negro”, entendiendo que la creación de un Colegio de Profesionales debe tener rango de ley”.

Hay que informarle al Legislador que no es necesario crear un nuevo “colegio de graduados”, puede seguir el mismo colegio que tenemos desde 1967, el cual ha crecido  durante estos años y parece que eso asusta. En la ley que elaboro el colegio profesional se establece el reconocimiento, es decir creación por ley del colegio profesional ya existente.

Agrega el Sr. Marianao que “El proyecto producto de una construcción entre varios Licenciados en Trabajo Social y Técnicos en Trabajo Social, partiendo en mesas de debate unificaron criterios para tratar de lograr un proyecto inclusivo que no solo jerarquice la profesión, sino también que regule lo que se encuentra hoy descuidado por el Estado”.

Es menester informar que, a las mesas de debate donde supuestamente se unificaron criterios, los miembros del colegio profesional de los diferentes puntos de la provincia no fueron invitados, no se invito a la Comisión Directiva, ni a las Juntas Directivas, ni a los referentes zonales. Quizás estas mesas solo se llevaron a cabo en Viedma, este grupo que nombra el legislador Marinao solo participaron de una mesa  de debate en diciembre de 2014 en Viedma, a otros encuentros realizados por el Colegio provincial, donde fueron invitados, no participaron. Cabe preguntarse ¿Cómo se construyó el consenso entonces?, ¿dónde estaría el debate?, a que se refiere el Legislador cuando dice que hay que regular lo que se encuentra descuidado por el Estado, los colegios Deben Ser Órganos Independientes del Estado.

Nuestro colegio profesional trabajo desde 2013 en diferentes encuentros para modificar nuestra ley provincial, es importante recordar que fue esta organización quien en el año 2014 se presento en la Comisión de asuntos sociales donde el Sr. Marinao era parte de la misma, inocentemente, le presentamos un borrador del proyecto de ley que se estaba debatiendo aun, del cual tomo inconsultamente, contenidos textuales que están plasmados en su proyecto.

También es importante recordarle al Legislador, que el proyecto de Ley realizado por el colegio profesional de Río Negro cuenta con avales de:

  • 400 firmas de Lic. en Servicio Social y/o Trabajo Social de Rio Negro.
  • Firmas de representantes de las 24 provincias de nuestro país, que son parte de la junta de Gobierno de FAAPSS y de 18 firmas de la Comisión de Ética – FAAPSS.
  • Aval del Lic. Carlos Pescader Decano de la Facultad de Derecho y Cs. Sociales UNCO.
  • Aval de la Carrera de Posgrado Especialización en Trabajo Social Forense de la FADECS.
  • Nota de la Dra. Silvana Martínez (presidente de FAAPSS hasta 2016) al Legislador Humberto Marinao, en nombre de la comisión directiva de la Federación, expresando la “fundada preocupación” ante la presentación del proyecto de Ley por el presentado.
  • Adhesión: Consejo Profesional de Graduados en Trabajo Social de la Provincia de Santa Cruz.
  • Aval Conjunto de la Facultad de Trabajo Social –Universidad Nacional de Entre Ríos- y del Colegio de Asistentes Sociales de la Provincia de Entre Ríos.
  • Nota del Colegio Profesional de Trabajo Social de Chubut, expresando su “repudio y rechazo a la presentación del proyecto de ley” del Legislador Humberto Marinao. Observando “que le dio la espalda al colectivo profesional (Río Negro), que de manera participativa y democrática aporto otros lineamientos para la construcción de una ley a la altura de las circunstancias”.
  • Apoyo a través de un pronunciamiento del Colegio Profesional de Servicio Social de la provincia de Neuquén.
  • 131 firmas de Profesionales de Trabajo Social de Rio Negro y Neuquén, dadas en el marco de la Capacitación por el nuevo Código Civil y Comercial de la Nación, llevada a cabo el 21 y 22 de agosto de 2015 en la FADECS.
  • Pronunciamiento de la Nueva Comisión directiva de la FAAPSS, en rechazo al proyecto de Ley presentado por el Legislador, porque el contenido no está dentro de un lineamiento Federal que no solo establece nuestra Ley, sino también por los que  las 24 provincias, que conforman la federación con sus Colegios y Consejos, luchan en sus diferentes realidades.

Además se ha movilizado, a las Delegaciones del Colegio y a los Referentes zonales de los diferentes puntos de la provincia a pronunciarse, en contra de este proyecto de Ley porque no es representativo a los matriculados y colegiados de nuestra provincia, porque no se elaboro en consenso, sino también porque el proyecto de Ley realizado por el colegio, es decir por los aportes de ellos,  es el que realmente jerarquiza nuestra profesión.

Dentro del Articulado del Proyecto de Ley del Sr. Marinao, se continúa visualizando un claro desconocimiento de la profesión de trabajo social actual, no lo considera una disciplina científica, hay un desconocimiento del trabajo llevado a cabo por la FAAPSS, que concentra el debate de colegios y consejos de nuestro país. Por ejemplo, en el Art. 2 donde el legislador describe lo que es el ejercicio profesional en el inc) 4 dice “Proceder de acuerdo al protocolo de actuación de cada institución, en caso de no existir colaborar con el organismo respecto a su creación”.

Como profesionales de grado, entendemos que Protocolos de actuaciones no rige el quehacer profesional de trabajo social, puede ser una guía nunca una obligación para el ejercicio profesional, lo que expresa ese inciso es que se estaría bajo la tutela y contralor del empleador. La profesión de Trabajo Social es una disciplina académica como cualquier otra, que se provee de Teorías y herramientas para el ejercicio profesional.

A diferencia de esto, el colegio profesional establece en el Proyecto de Ley,  en su Art. 11 Derechos Profesionales, inc- d)- Disponer con libertad de elección los instrumentos metodológicos y conceptuales que cada profesional considere pertinente y adecuado a la situación abordada, en acuerdo con los principios generales de la presente ley.

 

En el Proyecto presentado por el Legislador, establece tres puntos, entre otros, que lo diferencian al Proyecto elaborado por el Colegio Profesional, el primero es la posibilidad de Matricula de Pre-grado (esto dejo de hacerse en el año 1993), establece matricula diferenciada de ejercicio profesional a los terciarios, sin especificar cuáles serán las incumbencias de los de pre-grado. Aquí parecería que los ciudadanos de Rio Negro merecen dos tipos de intervenciones, los de “primera” y los de “segunda”, proponiendo dividir así a los habitantes también, ocultando e incentivando  la precarización laboral.

El segundo punto que diferencia los dos proyectos es que, el Legislador Marinao propone que: la autoridad de aplicación del Ejercicio Profesional sea el poder ejecutivo (Ministerio de Desarrollo Social). De esta forma tendría el gobierno de la matricula, siendo quien pueda administrarla, otorgarla y/o suspenderla por el poder ejecutivo, entrando en completa oposición con la Ley Federal de Ejercicio Profesional. De ésta forma se observa una contradicción estructural, ya que aboga por la jerarquización de la profesión y por otro lado le entrega al Estado el absoluto control sobre el ejercicio profesional, cercenando toda posibilidad de autonomía Profesional. Desde el Colegio, vemos con preocupación el avasallamiento de los Derechos Laborales y Profesionales que intenta propiciar el legislador, y estamos convencidos de que quienes deben regular el Ejercicio Profesional en Trabajo Social, establecer las incumbencias profesionales, derechos, obligaciones, tener el contralor profesional, administrar y otorgar la matrícula de ejercicio profesional, deben ser sin duda alguna, una institucion conformadas por los propios profesionales de Trabajo Social, tal como lo hacen en la actualidad  los Colegios y/o Consejo de trabajo social de las 23  provincias de la Argentina.

Como tercer punto, el Sr. legislador propone en su proyecto la creación de un Nuevo Colegio Profesional, reduce la participación en cantidad de delegaciones como centro de referencia, por ejemplo actualmente, las delegaciones cuentan con 9 miembros en sus juntas directivas, el Sr. Mariano propone reducir a tres los representantes, disminuyendo la participación, siendo una actitud poco democrática. En el Art. 23 inc. 14, el Legislador estipula una reducción de la participación de los matriculados  y limita solo a delegados para las reuniones y asambleas, cuando la participación debería ser amplia porque cada matriculados tienen vos y voto.

Opuesto a lo antes expuesto, el Colegio Profesional va a modificar algunos artículos del actual estatuto (en asamblea gral. ordinaria) para que los profesionales tengas más participación, se reconocerá la figura de “referente zonal” para los lugares donde no hay delegación, además, se insta a que se formen nuevas delegaciones, donde se acredite la residencia de por lo menos veinte (20) colegiados, tal lo expuesto en el Art. 31 del estatuto.

Comisión Directiva.

Colegio de Profesionales de Trabajo Social

 

QUÉ TE GENERA ESTA NOTICIA