Crisis en las pescaderías sanantonienses: no tienen productos para la venta

0

Un nuevo problema se suma a la situación de la pesca, en este caso el último eslabón de la cadena. Ante la “fiebre por el langostino” los empresarios que apuestan a la zona, para la venta de pescado fresco, están carente del producto, ya que los barcos solo se dedican a la extracción de los crustáceos “nosotros entendemos el negocio, sabemos que lo que genera el langostino es mucho dinero, una época excepcional para las industrias y los barcos” indicaron los comerciantes que se reunieron ayer en las oficinas de la empresa Harinas SAO.

“Queremos que se entienda nuestra situación, esperamos que haya pesca de merluza, que es lo que la gente quiere comprar, estamos estancados en nuestras labores, hay pequeñas empresas que fabrican hamburguesas u otros derivados que no se puede seguir porque no tenemos” además aseguraron que “no es lo mismo que la gente venga y te pida pescado fresco que busque congelado, porque llegan a estas zonas los turistas y quieren comprar la merluza fresca, el producto del golfo” indicaron los dueños de las pescaderías.

“Salen a pescar langostinos todos, no hay ningún barco local que pesque merluza, esperemos que la subsecretaría a cargo de Bridi de permiso a alguno para que traiga solo merluza” manifestaron.

Un cupo de pesca

La fábrica de harina de pescado, también ahora es una industria pesquera y solicita que se le de permiso para la obtención de merluza “con lo que sucedió en octubre, nos generó un inconveniente grave, nosotros no podemos procesar langostino para hacer harina, en cambio si necesitamos de la merluza, por eso se pidió que un barco traiga al menos 800 cajones, que se entregue a las pescaderías y que los desechos nos envíen a nosotros ya que las pesqueras no lo hacen” señaló Aleua además que “nosotros podemos pagar el barco, que nos otorguen el cupo que será compartido entre la empresa de harina y las pescaderías, que podamos obtener le producto así todos podemos trabajar, pero de esta manera estamos en un panorama muy complejo” señaló el empresario.

100 familias

Entre las pescaderías y sus trabajadores más la cantidad de personal de la fábrica de harina existe al menos 100 familias que dependen de la actividad “no entienden que nosotros también tenemos las mismas necesidades de los otros, porque somos el último orejón nos dejan de lado, pero apostamos al diálogo para mantener la fuente de trabajo, aquí pareciera que algunos sanantonienses no les importa la otra parte de su pueblo, solo piensan en ellos y no en los demás” indicaron.

QUÉ TE GENERA ESTA NOTICIA

SIN COMENTARIOS

Dejar una respuesta

*