Cuando la política es de baja altura (por Javier Iud*)

0

Si nos ponemos a revisar las acciones de algunos políticos locales, advertimos que la baja calidad de sus trabajos está directamente relacionada con la importancia de sus resultados.-

En una región fuertemente sacudida por episodios de inseguridad, falta de puestos de trabajo, la agudización de problemas de infraestructura y servicios básicos como ser agua potable o cloacas, así como sus consecuencias ambientales, creo necesario hacer algunas consideraciones para los que realmente queremos seguir contribuyendo a una mejor ciudad.

Hace 5 años que se viene anunciando la construcción del Hospital de Las Grutas y aun no pudo ser  concretado. Creo que nos han ganado otras localidades cuyo reclamo tuvo más peso que nuestro pueblo.  Mientras los políticos locales, algunos opositores acérrimos (no ya de lo que fue mi gobierno) sino de mi propia persona (habida cuenta que finalicé la gestión hace 9 meses) quienes a diario descargan todo su odio y rencor de una manera brutal, nada se les oye sobre estas demandas insatisfechas. Tengo mérito para hablar del tema, porque durante mi gobierno construimos con recursos municipales y donaciones, las únicas dependencias de Salud en Las Grutas de los últimos 20 años. Me refiero al Centro de Salud donde funciona el CAPS al ingreso de la ciudad. Además de haber remodelado “a nuevo” el Centro de Salud Yorio en SAO, y colaborado con muchos recursos en la reconstrucción del Centro de Salud del Puerto. Parece que ahora se busca a través de algún “asesor” información sobre si se rindió o invirtió lo enviado por la Provincia para reparaciones menores que justamente dejan en evidencia las malas condiciones del actual edificio del Hospital Las Grutas. Para que todos se queden tranquilos: lo que se gastó está certificado, y lo que NO está rendido. ¿Pero para cuando hacemos un “esfuercito” y aportamos un poco de “buena fe” para que se construya el NUEVO HOSPITAL? Piensen si yo en 8 años de gobierno municipal me quedaba gritando por todo lo que no logramos, o solo hablando de lo que no hacen los demás. Como es mi estilo de trabajo, seguiré gestionando. No tengo porque cambiar ahora, a pesar que “algunos cambian mucho” según sus intereses.-

En la ciudad prefieren andar pidiendo informes para ver si pueden cobrarme la reparación de una camioneta que justamente se rompió cuando venía de Buenos Aires, sin chofer, sin viáticos, sin gastos de hotel (paro en el depto. de mis padres) ni comidas (me las pago yo). Solo tuve la desgracia que se rompió la bomba de agua, el motor se recalentó y no tuve forma de advertirlo. Así es el nivel de la política de nuestro pueblo.-

En el año 2011 se inició la obra de nuevo acueducto y planta potabilizadora de aguas para San Antonio Oeste y Las Grutas. Sigue paralizada por varios años y van más de 5 años, y somos pocos que insistimos en la necesidad e importancia para la salud, la calidad de vida y el turismo tiene esta vital obra.  Hemos elegido el diálogo con el Gobierno Provincial para lograrlo. Los políticos locales, nunca los vimos interesarse por estos temas, solo difundir veneno y ponzoña para ver si me corren de la política, y ellos tengan su oportunidad.-

Podría citar los más de 640 baches existentes en las calles de Las Grutas producidos por haber construido asfalto sin cambiar las redes y conexiones de agua de la ciudad, así como el deficiente nivel de compactación de suelos que a diario permite que el asfalto literalmente se hunda como ocurre en la calle Roca o Cipolletti. Los que revisan números y hacen pedidos de informes, nada han dicho que se tomó un crédito en dólares, que religiosamente en mi gestión pagamos 94 de las 97 cuotas del total plan. Así es fácil hacer política hablando, criticando, denunciando, ensuciando como forma de destrucción, pero nunca aportando nada para el crecimiento.-

Podría escribir sobre la contaminación de la marea por la falta de saneamiento del “canal del indio”, al que nuestra gestión logró conectar al sistema de cloacas a más de 3000 familias en las 2 ciudades, pero la laguna de “caca seca” sigue ahí sin tratarse ni sanearse. Sí se pudo leer, escuchar y ver, que los políticos locales armaron un show mediático y teatral para mostrar el Holocausto producido por la limpieza de un basurero clandestino (lleno de mugre, fierros, vidrios y todo tipo de porquerías) a pocos metros, con el solo costo de extracción de una pequeña porción de suelo resultado de la nivelación del lugar. No vieron, ni olieron la “caca” que ocupa 20.000 mts cúbicos de la marea, algo así como 1000 camiones de materia orgánica en el mismo lugar donde la gente querría ir a bañarse en verano.-

A los políticos locales, los invitaría a recorrer el Cerro Banderita y de ahí hasta la ruta 3 (a 6 kilómetros de distancia) donde los líquidos cloacales sin tratar llegan hasta ese lugar produciendo un daño ambiental tremendo. O ver qué pasa con el caño de rebalse cerca del Muelle de Sao, o que estado tiene el agua que corre por el cañadón Pewans y que va directamente al mar.

Solo cito algunos ejemplos de lo que significa querer mirar para otro lado, o intentar desviar la atención de todos nosotros. Es un buen momento para rectificar rumbos y aunar esfuerzos. Por eso no me avergüenzo de gestionar y llevar estas demandas a la provincia y al Sr. Gobernador. Lo digo públicamente, últimamente desde mi asunción en la Legislatura lo he llamado o enviado misivas por  reclamos de la ciudad, y el 100% de las veces me ha respondido. El tiempo dirá si la vía de dialogo y cooperación son el camino correcto. Ya habrá tiempo donde podremos explayarnos sobre las diferencias o coincidencias, no es éste el tiempo. Ahora es momento de gobernar, para ello nos votaron.-

Sumar ideas y proyectos es mi trabajo en la Legislatura. Por ello en estos meses varias iniciativas están en curso. Reformas profundas a la ley de pesca para darle forma a la actual realidad regional. Nueva ley en materia de seguridad. Defensa de nuestro Puerto San Antonio con los reembolsos patagónicos. Modificación de la Ley de Guardavidas para obtener financiamiento en el sector turístico. Reforma a la ley de bomberos ya aprobada. Participación activa en todas las comisiones de trabajo donde se debata nuestro presente y futuro (como la Comisión Asesora de Pesca). Creación de escuela local de policía. Instalación de sistema de video cámaras (en nuestro caso dimos el primer paso) en las ciudades de la región buscando más seguridad. Apoyo y gestión a obras de infraestructura que necesita la localidad ante el Gobierno Nacional. Solo son algunos ejemplos de mi trabajo diario.  Todos saben que no hubo una sola semana en estos meses, haya o no sesión, que no me encuentre en mi lugar asiento de funciones. Solo se trabajar.-

*Legislador

QUÉ TE GENERA ESTA NOTICIA

SIN COMENTARIOS

Dejar una respuesta


*