Editorial: Al rojo vivo

0

El peronismo sanantoniense sorprende cada semana. Decía Perón que “Un partido político sin unidad de acción es una fuerza inorgánica que no realiza grandes obras ni se consolida en el tiempo”. Si sigue este enfrentamiento feroz entre Esquivel y Ojeda, las frases “del general” serán reales en el tiempo.

Los justicialistas sanantonienses rivalizan. Entre ambas facciones buscaron firmas de apoyo, de un lado para echar, del otro para permanecer. Más afiliados o menos afiliados en las nóminas, no es la razón fundamental.

La situación es que si este peronismo sigue de esta manera, al gobierno municipal se le hace cuesta arriba. Justamente esta semana estuvieron más preocupados por quien estaba en la lista de firmas de la nota de Esquivel, que en concentrar sus fuerzas en gobernar.

Además, el filtrar a la prensa, los registros de acompañamiento al ex legislador, fue una forma de demostrar que desde el partido central, están con ellos, con el oficialismo gobernante. Algo que sabíamos, porque el mismo Martín Soria ya dio una frase inapelable en contra del presidente del Concejo Deliberante.

El peronismo gobernante de San Antonio, debe saber que se está ante un período electoral inmediato, pero solo discuten nimiedades. Por si no lo saben, desde la conducción central, están pensando que Luis Ojeda acompañe a María Emilia Soria en la boleta. En vez de apaciguar las aguas, pusieron a la interna al rojo vivo.

 Javier Iud se bajó, (a pesar que los pergaminos dentro del FPV le sobraban) pidió que sea un intendente e inmediatamente pensaron en el sanantoniense Ojeda, analizan esa posibilidad desde la conducción central, no por algo Martín Soria también arremetió contra Esquivel. El concejal le hace frente a su posible segundo candidato en las nacionales.

Pero si continúan saliendo en la prensa solo con disyuntivas, seguramente buscarán a otro posible consorte en la nómina a la cámara baja, es preferible un ignoto a alguien que lo ponen regularmente en el tapete por conflictos sociales.

Esta semana Ojeda fue noticia regional por la movilización de vecinos grutenses, por los desechos de langostinos, algo que tiene en vilo al gabinete municipal. Los autoconvocados decidieron tomar acciones.

Weretilneck apoyó enfáticamente al intendente, se pensó que con eso bastaba con frenar algo de la marea que se avecinaba. Hasta ahora poco y nada llegó de provincia. Incluso los guardas ambientales se inmiscuyeron en el accionar y la secretaría de Dina Migani va a tener que buscar hábilmente la forma de aprobar el estudio de impacto ambiental que hará la funcionaria Laura Viz, quien se encuentra molesta con los medios por la exposición a que llegó esta situación.

Precisamente los medios provinciales se hicieron eco de la protesta vecinal: el segundo destino turístico de la Patagonia inundada de olores, no solo por los desechos sino también por los derrames cloacales. Terrible.

Solo una parte de la prensa acompañó a los autoconvocados, con eso se sintieron apoyados. Lo lamentable es que las instituciones intermedias que bregan por ingresar desesperadamente al Ente de Turismo, para hacerse del dinero de la tasa de Componente B que pagarán todos, no aparecieron para defender al destino, ni darles el respaldo a los vecinos. Lapidarios los presidentes de las Juntas Vecinales de Las Grutas, en la asamblea de ayer nombraron a uno por uno los “supuestos” comprometidos por la villa balnearia que debían estar presentes y “se hicieron los sotas” dicho que quiere decir en la jerga común “desentenderse de algo, fingir que no se entiende”. Clarito.

Cada vez es más notorio que los grutenses trabajadores, los luchadores por el lugar donde eligieron vivir y desarrollarse son los que demuestran las mayores ambiciones en pos del bien común y del turismo que llega a estas costas.

Los otros están solo para ver cómo pueden sacar provecho, se abstraen de la situación, sin ver lo que sucede alrededor. Ellos también viven y recaudan de Las Grutas.

Carlos Aguilar @caa174

QUÉ TE GENERA ESTA NOTICIA