Editorial: esperable reacción

0

Lo advertimos. Desde esta columna y desde otros medios donde expresamos opinión. El sector pesquero iba a reaccionar de la peor manera… y lo hizo.

Mencionamos siempre que no se pueden tapar agujeros, destapando otros. La política en este aspecto viene fracasando. Desde la subsecretaría y la dirección de pesca, quienes deben llevar adelante los distintos programas y convocar a todos los actores, de una de los principales motores de la economía sanantoniense, para solucionar los paradigmas que hoy impone la pesca rionegrina, no tienen ningún proyecto. Nunca lo tuvieron y carecen de impronta para actuar en la medida que corresponde.

Bridi conoce de esto desde hace 30 años, ronda por el mismo ministerio desde el gobierno del radicalismo y actualmente fue puesto allí por el propio Weretilneck.

A pesar que todo el arco pesquero solicite la renuncia de Jorge Bridi, el mandatario provincial lo sostendrá.

El gobernador no hecha funcionarios por pedidos o solicitudes. El mismo viernes, después de la reunión ampliada con el sector pesquero, el Weretilneck se lo dijo a Casadei vía telefónica “no entrego soldados”.

El legislador de JSRN se pondrá al frente de esto “hasta que las aguas se calmen”. Por eso pidió al concejal Clemant que “lo saque” a Bridi de la reunión el viernes, cuando los cuestionamientos elevaban el tono. El concejal lo acompañó hasta afuera para evitar lo peor.

El próximo lunes Casadei deberá llevar adelante una nueva convocatoria para escuchar a los representantes. Este fin de semana, la pesca se reunirá y posiblemente, conformen en una sola mesa coordinadora para hacer un frente común.

Los pescadores locales quieren una ley, quieren sentirse protegidos en cada uno de su sector.  No quieren más “parches” desde la política.

La fractura en el PJ sanantoniense con ribetes de comedia

La semana pasada el presidente del Concejo Deliberante Luis Esquivel hizo campaña política sobre la recuperación del peronismo y mencionó “mientras otros armamos el peronismo otros son puro amor”. Colocaba la foto de Ojeda recibiendo al Gobernador.

Sería entendible si esto es a casi un mes de las elecciones de octubre del 2019, pero tres años antes, por una visita de un gobernador, inaugurando elementos hospitalarios y devolviendo la coparticipación que fue negada a la provincia y al municipio por el gobierno justicialista de Cristina Kirchner, realmente no tiene sentido.

Pero la fractura del PJ lleva a estos ribetes de comedia, el caso del legislador Iud hablando de “horus y traiciones” (en referencia a la novela Moises… Ramses es calvo).

Lamentablemente a las alturas de las épocas que viven los acontecimientos, tanto del lado de Esquivel, que busca oportunidades para desgastar al gobierno de Ojeda, porque realmente eso denota en cada escrito, o bien del lado del oficialismo que salen a contestarle con otras sandeces.

Todo esto pasa por las redes sociales, que solo el 30% de la población activa sanantoniense la tiene. De ese 30% el 12% son perfiles apócrifos.

El problema de hacer un debate por las redes sociales, se tergiversa después con el sinumero de comentarios que derivan en cualquier cosa. Pero aparentemente es lo que se está instalando.

Además, desde ambas partes del justicialismo sanantoniense, se tiran frases de Perón como si no existiera la doctrina de otros pensadores peronistas como John William Cook; Arturo Jauretche; Scalabrini Ortiz o Enrique Pavón Pereyra. Que quiero decir: hace falta mayor excelencia y menos habladuría corriente.

Ante el corto debate del peronismo local en las redes sociales, donde las suspicacias y las contrapartes solo son mensajes laxos de acusaciones banales y de muy poca altura, utilizando incluso personas allegadas que insuflan a través de esas redes sociales, como satélites lacónicos de cada uno de los dirigentes, que solo logran efímeras respuestas y luego atacan sin el conocimiento base de la realidad.

Todos deben respetar el mandato que supieron obtener.  Macri, Weretilneck, Ojeda, los legisladores o concejales, todos deben finalizar su mandato como la institucionalidad lo establece.

La población se merece mejores diálogos y debates maduros con altura y compromiso. Que el próximo 2019 se decida el rumbo, mientras tanto hay que ponerse a trabajar.

Sabias palabras de don Arturo Jauretche “Lo actual es un complejo amasado con el barro de lo que fue y el fluido de lo que será”.

A Roca… divididos

Todo el peronismo fue al alto valle. Envalentonados por la caída en las encuestas del gobernador. Se mostrarán unidos. También estuvieron los sanantonienses.

El oficialismo local se reunió el pasado lunes en la Unidad Básica y encolumnados tras Ojeda notificaron las acciones contrarias de Esquivel al Consejo Directivo. En definitiva, una queja partidaria.

Estará allí también el presidente del concejo deliberante. El peronismo oficialista concurrió con un colectivo. El peronismo “puchista” en sus vehículos. Van divididos, como están actualmente y como llegarán hasta el 2019. Los dijo Iud “otros eligieron un camino distinto y allí se quedarán, no tienen retorno”.

Decía John William Cook, “Un clima de rebeldías individuales puede durar indefinidamente, pero jamás volver a la masa, si tienen éxito, el fracaso es del resto”.

¿Rotas cadenas?

Aparentemente los municipalizadores de a poco van rompiendo los lazos con el gobernador Weretilneck.

Envían cartas de lectores mencionando promesas incumplidas y “sensación de abandono”. Van exteriorizando por otros medios de comunicación locales y provinciales que el gobierno es el culpable de la falta de decisión de la justicia.

La justicia tiene sus tiempos, sus lapsos, a veces más de lo normal y esto lleva a muchos a la impaciencia, que a su vez causa agobio.

Según la psicología ambos elementos conducen a la ansiedad, que en estos casos, pueden producir eventos inesperados.

Estamos siendo testigos del primero de ellos: cuestionan al único gobierno que les brindó todo el apoyo.

Carlos Aguilar @caa174

QUÉ TE GENERA ESTA NOTICIA

SIN COMENTARIOS

Dejar una respuesta


*