Editorial: la corrupción llega de muchas maneras

0

Así es, la corrupción llega de muchas maneras, una de ellas fue la licitación, para entregar a una empresa, cuyos dueños, no tenían ni idea de lo que era la remediación ambiental.

EWS es la sigla de una persona: Ezequiel Walter Silva, una oficina en la localidad de Avellaneda, una empresa cuyo trabajo era quitar basurales clandestinos del conurbano bonaerense y trasladarlos al CEAMSE, en la localidad de José León Suárez.

EWS, su única meta en la vida, era remover basura hasta que apareció Luis Ferpozzi como “su salvador”, el titular del Programa de Gestión Ambiental Minera –GEAMIN- que llegó de la mano de Jorge Mayoral, un sanjuanino muy ligado, al cordobés Julio Devido, en definitiva, el jefe de todos.

Para que la comunidad sepa, tanto Mayoral, como Devido, ambos están imputados y procesados judicialmente por distintas causas.

Con el antecedente de “mover basura”, EWS ganó la licitación de remediar la escoria contaminante en una vasta zona al ingreso de San Antonio Oeste, contra las empresas Ivica y Dumandzic SA y Milicic SA (lea bien esto: las otras dos empresas que se presentaron están adheridas a Pacto Mundial de Naciones Unidas para remediar tierras).

Entonces, ganó EWS, simplemente porque les convenía al proceso de corrupción que tenían pergeñado. Es más, cuando Mayoral llegó a presentar la firma de la remediación, solo hizo un discurso de campaña, lejos de lo que se esperaba en un acto trascendental para este pueblo.

Entonces supimos que primó el dinero, antes que la salud de la población. Aquí hay muchos actores que dejaron pasar esta situación y fue una sucesión de ineptitudes, pero el principal culpable era la Secretaría de Minería de Nación con el GEAMIN del gobierno de Cristina Kirchner.

Desoyeron todas las advertencias emitidas: desde la procuradora y la defensora provincial, hasta los vocales del STJ. Se llegó a Corte Suprema. Ni Ferpozzi, ni Silva, ni Mayoral les importó como estaba el proceso, a pesar de las exhortaciones legales.

Además la empresa se amplió, incluso se presentó en varias licitaciones, colocando en las carpetas, como antecedente, el proyecto de “megaremediación” de San Antonio Oeste y eso le daba un plus especial. Ganó algunas, perdió otras, pero siguen su marcha.

Ezequiel Walter Silva se presentó a la justicia, inició una demanda al GEAMIN por incumplimientos de pago de certificaciones, lo hizo el pasado martes en el Juzgado Civil, Comercial, Minería  y Sucesiones con representación del estudio Bedoya y Smith de Buenos Aires y un abogado de la capital provincial.

Entonces nos preguntamos: ¿habrá algún concejal, un legislador, alguien que se presente a la justicia y denuncie penalmente esta cadena de irresponsabilidades, o que pida informes al menos por la falta en los pliegos licitatorios?.

Teníamos razón

Cuando este medio siempre mencionó que se entregó la remediación a una empresa sin antecedentes, ni capacidades estructurales, desde el señor Ferpozzi hasta autoridades municipales y provinciales, señalaron que era invento, ningunearon a los integrantes de la multisectorial. También hubo un descrédito desde la política y desde otros medios.

En algún momento “estaba al caer” la situación, porque desde el momento que no querían inspecciones, controles y auditorías. No atendían los teléfonos, no querían concertar entrevistas, porque sabíamos la deficiencia espantosa de EWS y sus integrantes como la escisión a otra empresa AE Ponce Ingeniería, era más que lógico, le quitasen el proceso de remediación no solo por incumplir, sino también por impresentables (incluso entre los socios separaron la empresa “por las dudas”).

Ahora Nación (el nuevo gobierno) retomó la posta, varios creen que será “en serio”: firmaron Municipio, Provincia y Nación en conjunto. El BID no va “a largar” un peso más y el gobierno nacional se hará cargo del resto. Esperemos, así sea.

De campaña

El presidente del Concejo Deliberante arremete, utiliza las redes sociales y después la repercusión de sus menciones, llegan a los medios de comunicación atacando a funcionarios de Luis Ojeda. Se “tiran de todo” entre funcionarios y el presidente del Concejo en el Facebook.

Cual fue la situación con del delegado de Las Grutas: la comisión de tierras, que debe guiarse por la ordenanza establecida y con ello tratan temas de particulares, vota o rechaza los expedientes. Justamente apareció un expediente, el del señor Marcelo Masch,  hermano del delegado grutense, Guillermo Masch. Esta solicitud particular, terminó siendo una batalla dialéctica, con cruce de acusaciones, con expresiones acertadas y desacertadas.

Esquivel le apuntó a Mash, este le respondió, pero el flanco del ataque va dirigido a Ojeda y también a Iud.

Esta cruzada para diferenciarse netamente el gobierno municipal, que lleva adelante Esquivel, tuvo otros bemoles en la semana. Se conoció la denuncia de Carassale, titular del Anses, por que desapareció una PC, que en realidad, la misma, nunca habría llegado a SAO, pero que estaba en un remito, documento que nunca fue refrendado por ninguna de las dos gestiones. De todos modos la denuncia se hizo y tuvo repercusión.

Justamente por estas denuncia, en las redes sociales, aparecieron mensajes de que Ojeda podría renunciar y, en un discurso totalmente político, en el aniversario del fallecimiento de Evita, el intendente les señaló a sus rivales políticos, que está muy fuerte en su puesto, incluso el peronismo que lo acompaña, salió a defenderlo.

“Quieren diezmarle la gobernabilidad” indicaron desde distintos sectores. “Algunos ya están en campaña” comentaron desde el peronismo”. Así es, aunque falte mucho, varios ya están de campaña, de cara al 2019.

Carlos Aguilar @caa174

QUÉ TE GENERA ESTA NOTICIA

SIN COMENTARIOS

Dejar una respuesta


*