EL CRÉDITO COMO INSTRUMENTO DE LA DOMINACIÓN (Carta de lectores)



En la Biblia el Dios del Antiguo Testamento le dice al pueblo de Israel: “Prestarás a muchos pueblos y no tendrás que tomar prestado de nadie; dominarás a muchas naciones y ellas no te dominarán a ti”.
“El sistema económico internacional -expresó Rodolfo Terragno- imita la estrategia de Dios: dado que el prestamista domina al prestatario, se trata de poner dinero en el pueblo elegido y necesidad en el condenado”.

El endeudamiento de la periferia es el objetivo de las grandes corporaciones transnacionales, aprovechando de éstos una estructura productiva débil, inarmónica, retrasada, y mercados internos con escasa para asimilar aquellos hábitos de consumo, propio de los países desarrollados.
Como lo advirtió Gunar Myrdal -uno de los Premios Nobel con mayores rasgos de originalidad “un un país subdesarrollado, lograr una mayor igualdad social, combinada con el sistema económico internacional, realimenta la pobreza”.

El modelo de desarrollo preconizado por los mercados internacionales para las economías de los países periféricos solamente provoca más desequilibrios forzando las importaciones de tecnologías y maquinarias mientras que sus productos de exportación son depreciados en el mercado mundial.
Mientras tanto son los pueblos los que sufren estas contingencias con ajustes impiadosos que los arrojan en la pobreza.
Y los argentinos, al decir sobre el Cid Campeador, “que buenos vasallos serían si tuvieses un gran señor”. O tal vez habrá que esperar al decir de Martín Fierro “Hasta que venga un criollo a mandar”.
Jorge Castañeda
DNI 8.569.045
Valcheta

Todas las cartas de lectores, artículos y nota de opinión de terceros se plasman sin cortar, ni corregir. Las mismas son responsabilidad de quienes las firman y no reflejan la línea editorial de este medio digital.

QUÉ TE GENERA ESTA NOTICIA


COMPARTIR
Artículo anteriorCamino a los 100 años: Escuela 6 invita a ex alumnos para seguir organizando los festejos
Artículo siguienteSeguridad e Higiene constató las condiciones de la Escuela 184 de Las Grutas