El reclamo de la familia Ullua no se detiene: habrá nueva audiencia judicial

La zona del lote pastoril identificado en el expediente 133.241 en Tierras y Colonias de la Nación en el año 1940 a favor del fallecido Genaro Ullua en calidad de criancero es la zona que se conoció y se conoce como “Saco viejo”, hermosas tierras frente al mar.

Según data el reclamo, mencionado en el programa de SAOTV “Va a dar que hablar…” quien lleva adelante la causa judicial es Esmir Ocampo, nieto y descendiente directo, tomando la posta de Américo, Melba, Armando y Delia, hijos de Don Gernaro Ullua que inició el proceso de la ocupación entre los años 1914 y 1918.

En el año 1988 el mismo ocupante entrado ya en años, solicitó la mensura de las tierras con plano y número de expediente de mil quinientas hectáreas “no hemos recibido ninguna respuesta, hasta hace unos días que la justicia dio lugar para que la provincia también tenga intervención, pero además dispuso un recurso de no innovar para ese sector” señaló Ocampo.

Según relató Ocampo y consta en la copia del grueso expediente que cedió a InformativoHoy, el 13 de enero de 1992, gobernación de Horacio Massaccesi, realizó reconocimiento a Genaro Ullúa de solo 183 hectáreas (nomenclatura catastral 17/1/305583) en la Escribanía General de Gobierno de Viedma a cargo de María Peralta Urquiaga (con certificado de dominio N°.00289). El 9 de abril de 1992 se le extendió el Título de Propiedad.

De forma incidental en el acto notarial siguiente, aparece la venta de esas hectáreas al loteo “Saco Viejo” según dijo Ocampo “a mi abuelo le acomodaron las cosas en ese lugar, sin que sepa”. Hoy existe una treintena de viviendas que solo abonan permiso de terreno baldío, sin que se lo incorpore a las tasas municipales ni permisos correspondientes. En cuyo caso los intendentes Casadei, como Iud y actualmente Ojeda fueron dando permiso de construcción en ese lugar (figura extrañamente como mensura  sección IA1-parcela 305584).

“Se perdió gran parte del expediente, todo fue muy raro, fíjese que el expediente finaliza en el año 93 y se discontinúa, por suerte fuimos recuperando parte de las documentaciones desaparecidas” señaló Ocampo. Esencialmente faltaba el papel  de la las mil quinietas hectáreas N°13-U-00985 del lote 24 fracción B, en la cual menciona a don Ullua como tenedor de esas tierras y por esto continúa el reclamo judicial.

QUÉ TE GENERA ESTA NOTICIA