ESI: PRESENTACIÓN DE TALLERISTA E INTRODUCCIÓN DE LA CHARLA-TALLER



Mariana Arregui Feminista. Casi Trabajadora Social. Concejala. Defensora de la Esi.
En el año 2013 fui convocada por el Ministerio de Educación de Rio Negro para ser parte del equipo que llevaría adelante las capacitaciones masivas en la provincia, sobre Educación Sexual Integral. Realicé mi primera formación en Buenos Aires, de la mano del equipo del Programa Nacional de ESI. Fui tallerista en las cuatro instancias que se llevaron a cabo en nuestra provincia (Bariloche, Cipolletti, Roca y Viedma). Conocer la ley y sus implicancias me hizo entender que ese era el camino, que la ESI venía a modificar las formas de transitar nuestras infancias y adolescencias.
Desde ese día milito en cada espacio que proponga pensarnos como seres sexuales desde una mirada integral, que busque construir sujetos, sujetas, más libres y con más derechos.
En todos estos años, junto a otras compañeras, hemos armado espacios de formación, acompañamiento, difusión, etc, en distintas instituciones y organizaciones de Viedma.
Durante el año 2017 y 2018 realizamos dos columnas radiales, una vez por semana, una en una radio comunitaria, la otra en una radio escolar de la escuela agraria de la ciudad. Desde espacio, difundimos los diferentes aspectos de la ESI e invitamos a que quienes nos escuchan se sumen a defenderla.
Actualmente soy concejala de la ciudad de Viedma, y desde la banca que ocupo he puesto a disposición todas las herramientas con las que cuento para defender la ESI y denunciar el vaciamiento del Programa.
En el año 2017, junto con dos compañeras, conformamos el Frente Popular en Defensa de la Educación Sexual Integral, en la ciudad de Viedma. La tercera ciudad del país en generar este espacio. Nos movió a conformarlo el contexto de crisis de la ESI, el desfinanciamiento del Programa, el estado actual de implementación de la ley.
Desde el Frente por la ESI hemos generado diferentes acciones tendientes a visibilizar la importancia de la ley, la necesidad de su real implementación, el riesgo que implica que no se le asigne presupuesto, etc. Todo bajo el lema “no se defiende lo que no se conoce”. Sabemos que si las familias conocieran lo que implica el abordaje de las sexualidades de manera integral, atendiendo todas sus dimensiones, exigirían que se implemente en todas las escuelas.
Amanda Mª López Cobo Feminista. Educadora Menstrual.
Me gradué en la Universidad de Almería como Maestra de Educación Infantil y Licenciada en Psicopedagogía. Me declaro Educadora en constante aprendizaje, mucho más que los títulos universitarios, que sirven pero que son la base y no toda la profundidad. Mi cosmovisión con respecto a la educación la continué construyendo a través de voluntariados en diferentes partes del mundo y en organizaciones sociales.
Hace unos años empecé a descubrir y forjar mi identidad como Educadora Menstrual. Tras años investigando, realizando un proceso personal pero también colectivo sobre la sexualidad femenina, visibilizando cómo el cuerpo de las mujeres y los procesos que vivimos son estigmatizados, ridiculizados e incluso satanizados por parte de la sociedad, me llevó a militar alternativas de gestión menstrual, hablar de sangre menstrual en cada lugar y tratar de incluir esta temática en el movimiento feminista, buscando recuperar la soberanía sobre nuestros cuerpos.
Durante este proceso, conocí la Ley 26.150 de Educación Sexual Integral, la cual es imprescindible para la transformación en una sociedad más justa, solidaria, que respete y valore la diversidad que somos la humanidad.
Junto a Mariana Arregui y Cecilia Peña nos empezamos a encontrar hace un año con la preocupación del desmantelamiento del Programa Nacional de ESI, por lo que convocamos a una asamblea a la comunidad para conformar el Frente en Defensa de la Educación Sexual Integral. El trabajo junto a este frente nos hizo ver la importancia no sólo de destinar los fondos necesarios para que el Programa sea una realidad en cada uno de los niveles y escuelas del país, sino de revisar los contenidos para ampliarlos y profundizados.
Hablar de lo que no se habla, encontrarnos con el tabú para liberarnos, para informar e informarnos, para que la vergüenza, el miedo o el desconocimiento no manejen nuestras vidas y los procesos de crecimiento. Garantizar la ESI para garantizar infancias acompañadas, sin represión, con herramientas para prevenir el abuso por parte de otras personas, poder detectarlo en caso de que ocurra, pero también comprender la sexualidad como una dimensión humana que nos atraviesa a todxs y que jamás podemos separar, que es fuente de creatividad y placer y también nos da información de nuestra propia salud.
Mi vocación es la educación, esa que nos encuentra y nos ve como seres integrales cuerpo-alma-espiritu en armonía con la madre Tierra que nos abraza, con el propósito de hacer de los espacios educativos un lugar lleno de vida, creatividad y encuentro.
Educación Menstrual en el marco de la ESI
En el camino recorrido juntas, fuimos problematizando y entendiendo que no se puede hablar de Educación Menstrual si no es en el marco de una política pública educativa como lo es la Eduacación Sexual Integral, porque entendemos que es la única manera de garantizar el acceso de manera universal e igualitaria a las herramientas para conocernos, empoderarnos, ser más libres, que la educación menstrual garantiza. La construcción de ésta charla-taller y nuestra voluntad de transmitirla en cada espacio al que se nos convoque es un acto de militancia, amor y compromiso por infancias libres y soberanas.
En el marco de la charla abordaremos los aspectos principales de la ley 26.150, las dificultades en la implementación, la importancia de los materiales, la necesidad de actualizar contenidos, recursos y presupuesto, en qué consiste la educación menstrual, porqué la enmarcamos en la ESI.

QUÉ TE GENERA ESTA NOTICIA


COMPARTIR
Artículo anteriorUTA SAO “No desconocemos la situación de los pasajeros, pero las empresas sabían del paro e igual salieron”
Artículo siguienteDocente de Las Grutas será parte de las Olimpiadas de la Juventud Buenos Aires 2018