Especial librerías: cómo organizar los libros de forma práctica y con estilo (propio)

Con motivo del día del Libro, seguro que te hiciste con dos o tres títulos más que incrementaron tu colección. O eso al menos es lo que reflejan las cifras: se estima que las ventas en Sant Jordi superaron los 22 millones de euros, con ‘Patria’ de Fernando Aramburu como el título más vendido. ¡Puro vértigo!

‘Mi tesoro’

Quienes amamos los libros no solo nos conformamos con leerlos y disfrutarlos sino que los guardamos – o atesoramos– con orden (o sin él), incluso los mostramos y los hacemos formar parte de nuestro hogar. En el suelo, apilados en torres infinitas, perfectamente situados, en una librería digna de una biblioteca, en estanterías, muebles o baldas. Cada uno tiene que encontrar la solución que mejor se adapte al número de ejemplares, a su casa y a su forma de entender la relación con ellos. Y, por supuesto, no pongas límites dentro de tu hogar y sitúala en el salón, pero también en el dormitorio, el pasillo, el recibidor e, incluso, la cocina.

Parte del espacio

A la hora de planificar las estancias, una librería puede dar mucho juego, ya que puede actuar como tabique o servir como elemento para dividir ambientes de un mismo espacio, logrando una separación visual entre ambos. Como suelen ser piezas muy voluminosas deben formar parte de la habitación, no ser un ‘pegote’ enorme, que triunfa en solitario, pero que en tu casa desentona, como una nota fuera de la escala. Combínala con otras piezas ‘deco’ para crear armonía en el conjunto. No te olvides de aprovechar el suelo y el techo, aunque si supera los 250 cm de altura, deberás colocar una escalera, y todo el espacio que te ofrecen huecos como la parte baja de las ventanas, la caída de los espacios abuhardillados o la bajada de la escalera.

Personalidad propia

Hay diseños escultóricos, sencillos, minimalistas, inspirados en formas orgánicas o en figuras geométricas, ‘boisseries’ con puertas y vitrinas… En su elección los metros, el estilo de la habitación, el color y la iluminación son aspectos que debes tener en cuenta, para no equivocarte. Las librerías te permiten dar un toque de locura y entusiasmo a tus estancias, permitiendo que algo tan tranquilo como la lectura, cobre vida. Por este motivo, suéltate la melena y no tengas miedo de jugar con el color o los diseños llamativos.

‘Con orden y concierto’

¿Cómo pongo orden? La forma de ordenarla varía en función de tus propósitos y de tu forma de ser. Así, puedes hacerlo por colores y por tamaño de los libros –una manera decorativa y llena de expresión–, por género, en orden alfabético… Elige aquella con la que te sientas más cómoda y te permita disfrutar más de tus libros y de la lectura en general. Eso sí, una vez hayas creado la organización ideal, debes mantenerla y dejarla siempre en perfecto estado.

Pero como no solo de libros vive el hombre. Tus librerías y estanterías deben tener una pincelada decorativa, en forma de adornos, plantas, fotografías, esculturas… Un toque que les dé ‘vida’, otorgándoles movimiento. (Hola decoración)

QUÉ TE GENERA ESTA NOTICIA