Juntarán firmas para presentar amparo ambiental por obra sobre acantilado grutense

0

Un grupo de vecinos se reunió el pasado lunes por la noche en la villa balnearia y decidieron iniciar una campaña para juntar firmas y presentar un amparo ambiental por la obra que realizan en la manzana donde se encontraba la ex delegación de Las Grutas, a pocos metros del acantilado.

También solicitarán la intervención de la Defensora del Pueblo Nadina Díaz.

Los vecinos además se interiorizaron sobre la situación de los acantilados y revisaron un estudio de la Universidad de la Plata del año 2005, como también se enteraron la cantidad de proyectos que se iniciarán sobre la zona costera.

FUNDACION INALAFQUEN ADVIERTE SOBRE EL PELIGRO DE UNA CONSTRUCCION

Diferentes estudios técnicos dan cuenta de la inestabilidad y la vulnerabilidad de los acantilados del frente costero de Las Grutas, y en particular de los que corresponden al sector comprendido entre las Bajadas 0 y 1, donde se formaron las cuevas que dieron nombre al Balneario.

En “Los acantilados del Balneario Las Grutas” (2005), Renzo Bonuccelli describe los procesos que intervienen sobre el litoral provocando la destrucción de los acantilados, e identifica las medidas a adoptar para que se transformen en estructuras estables. El trabajo fue incluido en “Las mesetas patagónicas que caen al mar: La costa rionegrina”, editado por R. Freddy Masera y otros, y publicado por el Gobierno de Río Negro (pags. 221-234). Se sugieren como medidas preventivas: restringir estrictamente el tránsito y estacionamiento de vehículos de gran porte entre la Delegación Municipal y la Bajada 1, y prohibir el estacionamiento en ambas aceras y restringir la circulación de vehículo de gran porte entre la Delegación Municipal y la Bajada La Rueda.

En “Acantilados que retroceden: El caso del Balneario Las Grutas (Río Negro)”, Sibila Genchi y otros, (Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas. Centro Científico Tecnológico Bahía Blanca), los autores afirman: “Los factores antrópicos que intervienen alteran en forma notable la estabilidad del acantilado acelerando los procesos erosivos. Entre los factores más significativos se encuentran las edificaciones próximas y en reiteradas ocasiones, incrustadas en la cima del acantilado” y “En el caso de Las Grutas, se manifiestan múltiples causas que aceleran el proceso erosivo de los acantilados, destacándose la urbanización muy próxima a la cima del acantilado”.

En un estudio de la tendencia evolutiva de la posición de la línea de costa de Las Grutas entre 1969 y 2008 se constató un retroceso de 1 a más de 3 metros, siendo el sector céntrico comprendido entre la Bajada 1 y la Bajada 0 el más seriamente afectado por la erosión. El frente de retroceso no fue homogéneo siendo mayor en relación a las zonas con presencia de piletas sobre la plataforma litoral y en sectores de la zona céntrica donde retrocedió más de 8 metros a un promedio de 20 cm/año. Los autores recomiendan desalentar la ocupación del sector céntrico para disminuir el alto grado de vulnerabilidad presente. (Kokot, R. R. y F. Chomnalez 2012. Retroceso de la línea de costa en Las Grutas, Provincia de Río Negro, Rev. de la Asoc. Geológica Argentina 69 (1): 88-96.

Finalmente, en el estudio “EVALUACIÓN DE ALTERNATIVAS PARA LA CONSERVACIÓN Y MANEJO DEL FRENTE COSTERO EN LAS GRUTAS – INFORME FINAL – Junio 2009”, desarrollado por el Consejo Federal de Inversiones bajo la coordinación del Oceanógrafo M. Sc. Armando Scalise, se describieron, caracterizaron y explicaron las razones de la inestabilidad de los acantilados del sector. Puede leerse en el Resumen del documento:

“Los acantilados de la franja costera del Balneario Las Grutas se encuentran en situación de marcada inestabilidad.

Cada vez con mayor frecuencia se producen desprendimientos de grandes bloques de la pared del acantilado en sectores de playa habilitados como balnearios públicos, aumentando el riesgo de daño físico a las personas en la temporada turística. Ocasionalmente los desmoronamientos también arrastran en su caída piezas de equipamiento urbano del espacio público (muro costanero y vereda).

Esta situación motivó la realización del presente estudio por pedido de la Municipalidad de San Antonio Oeste, con el objeto de entender las razones del proceso erosivo, proponer medidas para reducir los daños y eliminar los riesgos actuales de accidentes fatales y de daños a la propiedad. (..)”

El documento plantea una serie de medidas a adoptar, recomendando específicamente (punto 5.3.2 Regulación edilicia, pág. 77) “Considerar la zona entre la bajada 0 y la 1 como zona de no innovar desde el punto de vista edilicio”.

Sin embargo, el Código de Ordenamiento Territorial municipal aprobado por el Concejo Deliberante en diciembre de 2014 (Ordenanza 4683), ignoró las alertas técnicas planteadas y los recaudos sugeridos, y lejos de plantear un “no innovar”, duplicó la superficie cubierta que puede construirse en parcelas del área en cuestión.

Una de esas parcelas es la manzana en la que funcionaba la antigua Delegación Municipal, que se ubica precisamente sobre la Avda Costanera de Las Grutas, en el sector comprendido entre las Bajadas 0 y 1, a unos 10 metros del borde del acantilado. Se desconocen los detalles de la obra que se está ejecutando en el lugar y, en particular, el peso que la construcción adicionará bajo la forma de carga estática sobre el acantilado, pero la excavación realizada es ya una agresión relevante. Tomando en cuenta la información consignada en los estudios referidos, es razonable suponer que la obra, contrapuesta a todas las recomendaciones técnicas, impactará tarde o temprano sobre la integridad de los acantilados.

Además de la carga estática que presuponen los edificios, debe considerarse como un efecto nocivo la carga dinámica del tránsito inducido por las construcciones habilitadas por el nuevo Código de Ordenamiento Territorial, y por esta obra en particular. La excavación realizada parece estar hablando de un futuro garaje para un número importante de vehículos.

Con un marco del mar en ascenso, y olas cada vez más frecuentes y de mayor intensidad (ver Reguero, B.G., Losada, I.J., Méndez, F.J. (2015) A global wave power resource and its seasonal, interannual and long-term variability. Applied Energy, 2015) y con la costa ya maltratada al eliminarse la protección de las dunas frontales, se siguen sumando agresiones en lugar de reforzarse su protección.

La Vulnerabilidad de toda la costa rionegrina ha sido estudiada y zonificada en KOKOT, R.R.; CODIGNOTTO, J.O. y ELISSONDO, M., “Vulnerabilidad al ascenso del nivel del mar en la costa de la provincia de Río Negro”. Los resultados asignaron un valor de vulnerabilidad MUY ALTO para SAO Y SAE, y MEDIO para Las Grutas. Continuar construyendo sobre el borde costero acelera el retroceso de la línea costera y es además una decisión muy poco inteligente desde el punto de vista económico por el peligro para las construcciones existentes, calles, servicios y bañistas.

Por otro lado, una consecuencia que podría plantearse como menor comparada con los riesgos que supone atentar contra la integridad de los acantilados, pero importante para el destino turístico, es la sombra que un edificio en altura, construido sobre el borde del acantilado, arrojaría sobre la playa durante los atardeceres. Siendo el turismo, bajo la modalidad sol y playa, la principal actividad económica de Las Grutas, anteponer la calidad de las playas a los intereses particulares debería ser una condición sin excepciones.

La ocasión es propicia para reiterar la necesidad de constituir un nuevo órgano asesor para el Municipio sobre temas de planeamiento y ambiente. Ese espacio participativo de construcción de consensos y análisis de las problemáticas desapareció con la última modificación de la Carta Orgánica Municipal. (Fundación Inalafquen. Octubre 2016)

 

QUÉ TE GENERA ESTA NOTICIA

SIN COMENTARIOS

Dejar una respuesta


*