Mejoró la actividad del Puerto de SAE, pero solo trabaja al 30% de su capacidad

0

La actividad en el puerto de San Antonio Este tendrá esta temporada una mejora de entre el 7 y el 10 por ciento en el volumen de mercancías que salieron a ultramar, lo que a pesar de mostrar una mejoría “son mejoras por debajo de nuestras expectativas”, señaló el gerente de la terminal Patagonia Norte, Cristian López, quien reconoció que el puerto funciona al 30 por ciento de su capacidad. Dispuestos a detectar nuevos clientes, lograron sacar cargamentos de pollo congelado a China, práctica que ha tenido una continuidad en los últimos dos meses.

Ocurre que el crecimiento interanual, es tomando como referencia la temporada 2014/2016, una de las peores en toda la historia de la fruticultura, al quedar cerca de 300.000 toneladas de fruta sin cosechar.

Ante este panorama, la empresa salió con un plan agresivo al mercado para romper la estacionalidad y para ese fin contaron con una herramienta clave, como fue el decreto que a fines del año pasado reestableció los reembolsos a las exportaciones por puertos patagónicos.

Como una de las terminales de Bahía Blanca es de la misma empresa, la competencia más directa es con el puerto de Buenos Aires, por donde se canalizaban decenas de contenedores de diversos productos nacionales.

López considera que el puerto de SAE “en los últimos años, ha sobrevivido”, y agregó que “tenemos un cuadro tarifario atado a un incremento anual (regulado por el Estado), y la inflación y los reclamos salariales ha hecho que los costos hayan crecido de manera despareja respecto de los ingresos, y eso hizo que en los últimos dos años la situación se puso difícil”.

En declaraciones al programa “Desafío Empresario”, que se emite por Canal 10, comentó que la empresa en temporada alta tiene 350 empleados y en temporada baja (que va de junio a diciembre), “nos queda una planta de 200 empleados”.

Sobre la posibilidad de diversificarse, aseguró López que “Impedimento no tenemos ninguno y este año a atraves de los reintegros han salido un montón de clientes que estaban usando otros puertos, como el de Buenos Aires.
Capacidad operativa hay de sobra, si se tiene en cuenta que la terminal funciona al 30%. López, recordó, que llegaron a despachar 650.000 toneladas al año, y hoy apenas llegan a las 180.000.

Carne de pollo
“Cuando se conoció el decreto de los reembolsos, salimos con una política comercial muy fuerte. Hoy no tenemos un barco todos los meses en temporada baja, por eso primero se buscan potenciales clientes, luego se buscan eventuales armadores y cuando terminamos de compaginar todas estas patas, avanzamos”.

La avícola Pollolín de Cipolletti tiene la capacidad de sacar entre 8 y 10 contenedores por mes. Entre la última semana de abril y la primera de mayo salieron 7 contenedores, volumen que de todos modos dista mucho de ser muy atractivo para las navieras. Pero al pollo pretenden sumarle vinos, sobre todo del polo neuquino enclavado en San Patricio del Chañar.

Otros productos para robustecer la diversificación, son el jugo en pequeños lotes (contenedores que salen de Buenos Aires) y carnes del frigorífico de Viedma. (ADN)

 

QUÉ TE GENERA ESTA NOTICIA

SIN COMENTARIOS

Dejar una respuesta


*