Provincia aplica recortes en los hospitales

0

El gobierno espera un ahorro de 200 millones en el año, a partir de la primera etapa de revisión de los adicionales. El promedio de ajuste será del 19%, con picos del 27% en los centros de mayor complejidad. Las restricciones fueron consensuadas con los directores.

Salud Pública instrumentó en marzo el recorte de guardias médicas y horas extras, inicialmente en 14 hospitales.

Estas erogaciones totalizan unos 80 millones de pesos mensuales y las restricciones arrojarían bajas de 16 millones por mes, proyectando cerca de 200 millones anuales.

El volumen de desembolsos de guardias en los profesionales y de horas extras en los trabajadores de la ley 1.844 se constituyó en un debate constante en la administración de Alberto Weretilneck, con innumerables discusiones internas y requerimientos de Economía en la fijación de límites.

En febrero, el gobernador estableció “restricciones” en las erogaciones del Estado, formalizadas por el Decreto N° 58 y, entre ellas, incluyó la disminución en esos pagos hospitalarios.

Esta primera reformulación se originó en relevamientos efectuados por funcionarios del ministerio en cada hospital y fueron “consensuados con los directores y los jefes de servicios”, según afirmó ayer el ministro Fabián Zgaib.

El titular de la cartera sanitaria provincial estimó que no habría inconvenientes de funcionamiento y, tampoco, con los gremios.

El repaso -aseguró- se completará en abril con los restantes hospitales, luego de las auditorías y visitas de los delegados ministeriales.

La secretaria de Relaciones Institucionales, Mercedes Ibero -quien hasta el año pasado fue directora del hospital de Bariloche- resaltó el relevamiento efectuado con las autoridades, reiterando que no se resentirán los servicios y aceptando entonces que existían “excesos”.

La funcionaria -que lideró un grupo de auditores- explicó esa situación por la sucesión de asignaciones de guardias y horas extras que se fueron acumulando y que nunca se rectificaron por la carencia de controles.

También aceptó la dificultad que las restricciones partieran de los directores hacia sus pares y, por eso, valoró la participación directa de los funcionarios del ministerio. Cada nosocomio tiene su particularidad. (fuente rionegro.com.ar)

QUÉ TE GENERA ESTA NOTICIA