¿Que es el lumbago?

0

El lumbago significa “dolor en la cintura lumbar”, un término inespecífico pues, desde el punto de vista médico, reúne a un conjunto de signos y síntomas, por eso es preferible denominarlo como “síndrome lumbar”. No tiene predilección por edad ni sexo. Se presenta de cuatro formas:

* Lumbago puro, que se caracteriza por un dolor localizado en la cintura lumbar y no se irradia. Habitualmente es secundario a un episodio traumático o a un esfuerzo físico mayor de la columna en posición inclinada hacia delante.

* Lumbago articular, donde el dolor de cintura se irradia hasta la zona glútea o en faja y tiende a aumentar significativamente cuando extendemos la espalda.

* Lumbago neurológico, radicular es también conocido como lumbociática. Aquí el dolor se irradia por una o ambas extremidades inferiores siguiendo el trayecto del nervio comprometido. Puede llegar a incluir toda la extremidad, hasta el pie inclusive y frecuentemente se asocia a síntomas como adormecimiento y pérdida de fuerza de la extremidad afectada.

* Lumbago atípico, no tiene un patrón lógico de síntomas y signos. El dolor suele ser una somatización y hay estigmas de trastornos psicológicos de variados grados en el paciente.

¿Cuándo hay que consultar?

Normalmente el lumbago es un cuadro autolimitado y cede espontáneamente con o sin tratamiento al cabo de unos días. Sin embargo, hay signos de alerta que deben motivar al paciente a consultar a un especialista como: dolor lumbar que persiste más allá de 7 a 10 días; dolor lumbar de reposo; dolor lumbar que se irradia a una o las dos extremidades; dolor lumbar nocturno (que despierta al paciente); dolor lumbar y pérdida de fuerza de las extremidades inferiores; dolor lumbar o lumbopélvico en la embarazada. Las consecuencias del lumbago pueden ser mayores. Con la variedad de medicamentos analgésicos y antiinflamatorios, no es difícil tratar el síntoma del dolor. Sin embargo, el pilar en el tratamiento del lumbago es hacer un diagnóstico certero para tratar la causa correctamente, pues un error de diagnóstico podría tener consecuencias insospechadas al optar por tratamientos errados.

¿Cómo saber si se trata de algo más serio?

Los signos de alerta ya orientan al especialista de la gravedad de la enfermedad. La confirmación dependerá del resultado de los estudios diagnósticos solicitados, y en

ese aspecto los estudios de imágenes son fundamentales. En un centro de imágenes con especialistas de primer nivel. Los equipos radiológicos como el escáner tridimensional y los resonadores magnéticos proporcionan imágenes de alta resolución y calidad con lo que se facilita el diagnóstico definitivo y certero. En la actualidad, se dispone de un arsenal farmacológico con drogas efectivas para el dolor y la inflamación. Además, el Centro de Columna dispone de un espacio de rehabilitación fisiokinésico asociado, con profesionales preparados y equipos de rehabilitación modernos y de última generación. “Los traumatólogos especialistas en columna vertebral en conjunto con la unidad de rehabilitación y participan activamente en el tratamiento y recuperación de nuestros pacientes. En cuanto al tratamiento quirúrgico del lumbago, cuando éste está indicado, existen pabellones de punta, además de nuevas técnicas quirúrgicas menos invasivas y que permiten un alta precoz de los pacientes”

Prevención

* La clave está en la educación de la población, especialmente los niños. Los profesores de educación física tienen un rol en las técnicas de posturas adecuadas y viciosas.

* En segundo lugar, se debería considerar el sedentarismo y la obesidad como factores desencadenantes de patologías degenerativas en la columna lumbar causantes de lumbago. De ahí, la importancia de la práctica regular de algún deporte o actividad física controlada.

* Finalmente, cabe mencionar el cigarrillo como factor asociado a la incidencia del dolor lumbar.

Ante cualquier duda consulte con su médico

Dra. Mónica Fernández de Fontenla

Hospital Las Grutas.

 

QUÉ TE GENERA ESTA NOTICIA

SIN COMENTARIOS

Dejar una respuesta


*