SAO: presentaron el libro “Caciques y Colonos en las márgenes del Rio Negro (1850 – 1950)”



Este viernes 17 de agosto, en la Biblioteca Cincuentenario de San Antonio Oeste, se realizó la presentación del libro “Caciques y Colonos en las márgenes del Rio Negro (1850 – 1950)”, este fue un proyecto de investigación de las docentes de historia, las escritoras Mariela Dall´ Armellina y Cecilia Palma.
Sobre este libro las docentes Mariela Dall´ Armellina y Cecilia Palma mencionaron a este medio, “somos dos profesoras de historia y escribimos juntas el libro “Caciques y Colonos en las márgenes del Rio Negro (1850 – 1950)” agregaron “como somos profesoras de historia y docentes vivimos y transitamos todo el tiempo en un territorio que es del Valle Inferior, como se llama ahora y hace tiempo, vivimos y estamos con nuestros alumnos ya que trabajamos en la E.S.F.A. (escuela secundaria de formación agraria), nuestros alumnos son de la zona rural. Este trabajo empezó pensando en ese territorio en el que vivimos y fuimos pensando a partir del territorio la cuestión de la identidad, que significa vivir en ese lugar y fuimos armando y reconstruyendo con ellos la historia de ese lugar. Nosotras elegimos un periodo para trabajar que es 1850 – 1950, que tiene que ver cómo se va delineando ese territorio y como se va apropiando de ese territorio el Argentino, el estado nación que se ira consolidando en esa época y como se va armando y se va diseñando un proyecto económico y un modelo de país, que es la idea del colono. Pero lo que fuimos reconstruyendo fue como se vivía antes en ese territorio, quienes eran los que vivían, por eso los libros se llama Caciques y Colonos en ese mismo territorio. Las estrategias de resistencia de unos, el avance de otros sobre ese territorio y la conformación más tarde de ese Valle Inferior y la aparición del Idevi en donde está enclavada nuestra escuela agropecuaria”.
“Por un lado fue reconstruir las historias de las familias que viven todavía en el territorio, presentes en la vida de nuestros alumnos y en nuestras vidas como familias propias, tratando de cruzar las huellas que plantean los papeles, las huellas que marcan la tierra y las palabras que recuerdan las personas y en eso tratar de reconstruir como se fue vaciando un territorio de agua y de gente para fijar la figura del colono con una chacra bajo riego. Para que pase eso tuvo que pasar la campaña de desierto y mucho más, entonces ante esto decidimos recortar desde el principio de todo ese conflicto hasta el principio de las ultimas expropiaciones que hace el Idevi, 1850 – 1950”
“Sobre la edición del libro, nosotros no sabíamos mucho de esto, nos enteramos que hay una manera de registrar el libro para que sea de distribución gratuita, tuvimos la suerte que la legislatura de Rio Negro a través de la escuela, nos imprimiera unas ciento y pico de copias que estamos repartiendo en las bibliotecas. En lo pronto vamos a ver si lo podemos colgar en la red, avisaremos cuando eso suceda, hasta ese momento los invitamos a la vieja usanza de venir a la biblioteca a retirar el libro”.

“Nosotras como docentes, siempre pensamos en realidad que las historias que no se cuentan y las historias que no se leen se pierden, por eso más que nada es la intención de este libro en realidad, es rescatar esas historias que si no se cuentan se mueren y los invitamos que las lean, los invitamos a que se acerquen y que nos cuenten además historias, que las dejen acá en la biblioteca. Que es así como construimos en libro en realidad a partir de la memoria de las personas, que se animan y nos pueden contar historias, el objetivo es que nosotras se las contemos a nuestros alumnos además, por eso la propuesta surgió dentro de la escuela para que los docentes tengamos herramientas para poder trabajar este tipo de historias”.
“A nosotras nos gustaría compartirles una cosa que cosechamos a lo largo de todo este camino, que es muy importante que cuentes tu historia, si vos no la contás no la va a contar nadie. Y esa historia no está escrita en los papeles, los libros que se han editado no cuentan muchas de las historias que en nuestras familias si han guardado. Es muy importante que entre todos las podamos sacar, somos unas convencidas que la historia la construimos entre todos y todas, es fundamental que cada uno agarre un lapicito y empiece a escribir las historias que la familia cuenta y calla”.

QUÉ TE GENERA ESTA NOTICIA


COMPARTIR
Artículo anteriorCondenan a narcos que fueron atrapados en SAO
Artículo siguienteUna obra ciclópea que venció al desierto: a 46 años de la llegada del agua a San Antonio Oeste