Soria contra todos

El intendente de General Roca, Martín Soria, se refirió a las elecciones de Catriel y sostuvo que el partido del gobernador “juntos por un sueldo” salió a “gritar un gol que no es tal”. Calificó al gobernador de “irresponsable” por la forma en que administra la provincia y al legislador Alejandro Palmieri como “aloe vera” porque cada día se le descubren propiedades nuevas. Cuestionó el plan Castello y criticó que el gobernador tomó un rumbo totalmente diferente al de su papá.

El intendente de General Roca se refirió a las elecciones en Catriel para elegir convencionales y reformar la Constitución Municipal, que fue considerado el primer test electoral del año. Consideró llamativo el festejo del partido del gobernador, al que hizo referencia como “juntos por un sueldo”, dado que “sacaron muchos menos votos que en la elección anterior” y la oposición obtuvo 9 convencionales y JSB, 6.

Denunció que se instalaron toda la semana en la localidad y “repartieron viviendas”. Sostuvo que “estaban tan preocupados que gastaron fortunas” y agregó que sacaron muchos menos votos que en la elección anterior.

Soria afirmó que el resultado de la elección “me deja muy contento” y criticó que “salen a gritar un gol, que me parece que no es tal”.

Respecto a las elecciones provinciales, dijo que le encantaría que su opositor fuera Weretilneck, aunque enfatizó que “no puede” aunque se reforme la Constitución. También hizo referencia a Odarda y dijo “viste que hay gente que da para todo”.  

Recordó los fondos petroleros que ingresaron a la provincia hace unos años y las obras que se iban a hacer con ellos. “Tres años más tarde, la plata desapareció y las obras no están”, sostuvo y mencionó a modo de ejemplo el hospital de Catriel, Las Grutas o Allen. Además, hizo referencia a la nueva ciudad administrativa en Viedma; tres gimnasios, nueva cárcel y polo tecnológico, en Bariloche; entre otras.

El intendente de General Roca sostuvo que hay denuncias penales por los fondos desaparecidos y las obras inconclusas.

Se refirió también al plan Castello y criticó que “es más de lo mismo”. Hizo un paralelismo con el “cuento chino que hizo Saiz al finalizar su gestión”. Lo calificó como la posibilidad de que el gobernador “nos siga endeudando a todos los rionegrinos, esta vez por 580 millones de dólares, con la pantalla de que van a hacer un montón de obras”.  

Dijo que “no decimos no porque no, planteamos que tenemos una provincia muy mal administrada por una persona que no puede cumplir con ninguna de las obras que le promete a la gente”. Calificó al gobernador como “irresponsable” y remarcó que desde el Frente para la Victoria no quieren que desaparezcan los fondos y se dejen las obras sin hacer, por lo que tienen que cumplirse tres condiciones: que por ley cada dólar vaya a la obra publica, “porque es un gobernador que no puede pagar sueldos”; también piden que los fondos vayan a un fideicomiso para que no puedan sacarse sin certificado de avance de obra y finalmente que la mitad de esos recursos sean distribuidos para todos los municipios. 

Criticó que no saben quién les va a prestar ni a que tasa de interés, y que el proyecto presentado deja abierta la puerta para que esos fondos no se destinen a la obra pública. 

Respecto al legislador Alejandro Palmieri dijo que “ese personaje era alguien que aprendió de mi viejo” y sin embargo hizo todo lo contrario a lo que hubiera hecho su padre. 

“Se fue en un Siena blanco destartalado a la jura del gobernador Soria y hoy le dicen aloe vera, todos los días le descubren una propiedad nueva, al punto tal que hoy se compró una casona con costa de río en La Pampa”, sostuvo y agregó que sin embargo, “a los rionegrinos nos va mal”.  

Insistió en que “quedaron a merced de una persona que hizo todo al revés de lo que iba a hacer el gringo Soria, esas personas quedaron contaminadas con alguien que tomó un rumbo totalmente diferente”. (Bariloche 2000)

QUÉ TE GENERA ESTA NOTICIA