Tras el aporte, Provincia resalta el mejoramiento de las empresas Calme Pesquera y Río Salado

0

El Gobierno de Río Negro cumplió con el pago de la prometida asistencia financiera a las empresas Calme Pesquera S.A. y Río Salado S.A., destinada a evitar el cierre de las mismas y mantener la estabilidad laboral de unos 160 trabajadores. El monto otorgado, $2.500.000 en total, fue transferido directamente a la cuenta particular de cada empleado y forma parte de un crédito adjudicado a esas firmas.

Anteriormente, el Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca (MAGyP) había depositado $300.000, bajo la misma modalidad, a fin de cubrir los salarios adeudados del mes de julio. Con este último aporte, los obreros pudieron cobrar la totalidad de los sueldos atrasados.

“En base a las promesas que hemos hecho a los trabajadores, quienes con mucha paciencia han seguido prestando servicios a pesar de no haber cobrado sus salarios durante los meses de julio y agosto, y en el marco de un proceso que incluyó un cambio de gerenciamiento y el acomodamiento de permisos de pesca de las empresas, la Provincia cumplió con el otorgamiento de un crédito, tal como lo había comprometido”, informó el subsecretario de Pesca, Jorge Bridi.

Agregó que, si bien la resolución que otorga esa asistencia financiera fue firmada por el Ministro del MAGyP, Marcelo Martin, hace diez días aproximadamente, la efectivización de la misma se concretó recién ayer, cuando la empresa pudo presentar las garantías requeridas del 130% del monto otorgado, completando así los trámites necesarios.

“Finalmente ayer, desde Río Negro Fiduciaria S.A., que es el agente financiero que se utilizó para esta operatoria, se pudo transferir el dinero a los trabajadores. Así, las empresas pusieron los salarios de sus empleados al día”, explicó el funcionario.

Recordó, además, que las firmas cuentan con un nuevo gerenciamiento, a través de la incorporación de un socio comercial. De este modo, se logró que la empresa esté trabajando en la misma medida en que los barcos van trayendo recursos al puerto.

Consideró que “esto mejoró la situación y también el volumen de mercadería que está entrando a la planta, ya que el cambio en el gerenciamiento logró inspirar la confianza necesaria para que otros barcos estén dispuestos a vender y/o procesar sus captura allí”.

“Hoy tenemos garantías y esperanzas de que esto no se corte por muchos años”, dijo y agregó que, “si bien no estamos seguros de que la empresa no vaya a transferirse en el futuro, hoy no es esa la situación que se vive. Nosotros estamos trabajando como siempre con dos empresas inscriptas en el registro de pesca y que tiene a todos sus trabajadores anotados en los registros de ANSES, como corresponde. Eso no ha cambiado”.

El subsecretario especificó, en este sentido, que han aparecido actores nuevos que son socios comerciales de Calme S.A. y Río Salado S.A. Añadió que se trata de alguien que compra la mercadería y consecuentemente pone dinero, recurso con el que las pesqueras pagan los sueldos a sus trabajadores.

“Es sólo eso. No hubo una transferencia de trabajadores y tampoco de activos; mucho menos de proyecto pesquero. Si la hubiera en un futuro, la Provincia deberá aprobar esta transferencia; no es que la empresa la puede hacer libremente”, concluyó.

 

QUÉ TE GENERA ESTA NOTICIA

SIN COMENTARIOS

Dejar una respuesta


*