Autoconvocadas entregaron una nota a la gobernadora Carreras por la no concreción del Consejo de la Mujer

sao



Este miércoles 11 de noviembre, mujeres autoconvocadas, vecinas y organizaciones de Las Grutas- San Antonio, hicieron entrega de una nota detallando la situación local a la Gobernadora Arabela Carreras, que se encontraba por la mañana en la inauguración de la ruta junto a otras autoridades comunales.

San Antonio Oeste, 11 de noviembre de 2020.- Estimada Gobernadora; Señora Arabela Carreras:

Nos dirigimos a usted desde la Multisectorial de Mujeres y Disidencias de San Antonio Oeste y Las Grutas, compuesta por representantes de diferentes organizaciones locales que, desde hace mucho tiempo, venimos desarrollando acciones en defensa de los derechos de las mujeres, la visibilización de las desigualdades sociales y el acompañamiento en situaciones de violencia por motivos de género.

Nos preocupa y ocupa, que esta temática no tenga un abordaje específico en nuestra localidad. Nos preocupa mucho también, que no se conozca si desde el gobierno provincial se ha trabajado conjuntamente con el municipal, en el apoyo, fortalecimiento e implementación de políticas públicas de género y diversidad.

En nuestro Municipio, no existe desde hace mucho tiempo, un accionar comprometido en la materia y a pesar de tener una Ordenanza para la creación de un nuevo Consejo de Mujeres, Géneros y Diversidades, no ha podido el gobierno actual concretar su formación.

Entendemos las dificultades ocasionadas en el presente año por la pandemia y el atraso institucional que ha significado en las diversas áreas de gobierno, entendemos las limitaciones presupuestarias que ha significado el aumento de la asistencia en este período, pero no entendemos que no se comprenda cómo la problemática de las violencias se ha incrementado y requiere políticas públicas específicas. La situación de pandemia y aislamiento ha agregado penurias y dificultades, no solamente económicas a los sectores vulnerabilizados, sino que ha confinado a mujeres, niñas, niños y adolescentes en sus hogares, conviviendo con todo tipo de violencias y abusos de los que tienen pocas posibilidades de escapar o salir dignamente. El trabajo constante y comprometido de nuestras organizaciones, acompañando estas situaciones, nos plantea la necesidad de comunicarnos con usted para conocer cómo se continuará trabajando para abordar esta “pandemia dentro de la pandemia” con recursos y políticas que garanticen las vidas sin violencias para todas y todes. Y cómo esas políticas provinciales se reflejarán a nivel municipal.

No entendemos por qué sigue acéfala la Secretaría de Igualdad de Géneros, cuya creación nos pareció auspiciosa al comienzo de su gestión. Conocemos que sigue funcionando una Subsecretaría de Atención Integral a la Violencia, cuya representante, Amanda Almirón, conoce las falencias locales en la atención, abordaje y asistencia a las personas en situación de violencia por razones de género. Hemos tenido hace una semana, el femicidio de Carolina Rivero, y éste podía haberse evitado, si las instituciones que debían intervenir lo hubieran hecho bajo un Protocolo y cumpliendo sus funciones según marcan las leyes. Si a nivel local el Servicio de Atención Territorial cumpliera con las funciones de acompañamiento, seguimiento, asistencia y gestión del abordaje, de ésta y otras situaciones gravísimas que existieron y existen, ese femicidio no hubiera ocurrido. Y otras situaciones violentas que hoy mismo están sucediendo, no dejarían (como dejan) a mujeres, disidencias e infancias, en estados de indefensión constante con el riesgo de tener el mismo final.

Conocemos también que, recientemente, se ha creado la Secretaría de Coordinación de Políticas Públicas de Género a cargo de Luz Val Heredia. Sabemos por esto, que su intención al crearla, es entender que las cuestiones de género son trasversales, y que, si existe escasez de recursos humanos en una localidad, y eso pone en riesgo la vida y seguridad de sus conciudadanas y conciudadanos, usted arbitrará los medios para que, a través de la coordinación interministerial puedan resolverse esas falencias.

inn

Conocemos su disposición al respecto ya que se ha reunido con autoridades nacionales del Ministerio de las Mujeres, Géneros y Diversidades, que ha firmado convenios de cooperación e inclusión en el Programa “Acompañar”, “Generar” y probablemente tenga acceso a aquellos fondos destinados por la Nación para fortalecer las políticas públicas de géneros en la Provincia y los Municipios. Conocemos que existe la participación de la Provincia en las capacitaciones de la Ley Micaela. Conocemos que existe un Plan Nacional para la Atención de las Violencias, y que la Provincia lo firmó. Conocemos que existe un Plan de Capacitación de Promotoras Territoriales para garantizar el acompañamiento “cuerpo a cuerpo” que hacen las mujeres en el territorio. Nos falta saber si todo eso sucederá en nuestro municipio.

Por todas estas razones, requerimos su intervención y colaboración con el gobierno local, para la creación de un Área de Género a nivel municipal, el reforzamiento del recurso humano profesional en el SAT. Siendo ésta una necesidad que se convierte en exigencia, porque una sola profesional, que no actúa en territorio y que no acompaña, no cumple las funciones para las cuales ha sido pensada esa institución. Solicitamos además la colaboración en la implementación urgente del Consejo de las Mujeres, Género y Diversidades en nuestra localidad.

La Ordenanza vigente establece la existencia de un Equipo Técnico Interdisciplinario con horario de trabajo y pago de honorarios. Algo que ha sido de difícil consenso con el Municipio. Por eso, pedimos que la existencia de un Equipo Técnico Interdisciplinario (psicóloga, trabajadora social y abogada) es de ineludible puesta en práctica para la Asistencia y Abordaje de las Violencias por Motivos de Género, en algún ámbito Municipal, aunque no se lo implemente en el Consejo Local. No podemos seguir viviendo sin peligros, sin acechanzas y sin seguridades, si no existe un ámbito específico para ese abordaje.

Pedimos que, tanto a nivel municipal como a nivel provincial se escuche y dé participación a las organizaciones de mujeres y disidencias, quienes somos y estamos, directamente involucradas, tenemos experiencia y capacitación. Conocemos las necesidades y contamos con propuestas y disposición para estar presentes y aportar en la implementación de todas las políticas de género.

Pedimos que se ayude al Municipio a disponer de partidas económicas destinadas a las políticas de género, o asuma gastos la Provincia, o se canalicen con agilidad las gestiones ante la Nación, pero es indispensable contar con profesionales con capacitación y formación en la temática, disponibilidad de recursos para la asistencia a las urgencias que se plantean y una mirada amplia para la inclusión y participación de las organizaciones territoriales en las políticas de género transversales a nivel local.

Es indispensable la presencia del Estado en estos abordajes, existen las leyes, existe la última modificatoria al funcionamiento de los SAT, existe la Secretaría de Igualdad de Géneros, existe la Coordinación Interministerial, existe el marco normativo internacional que es parte de nuestra constitución y el marco normativo nacional y provincial: ¿cómo no apoyar al Municipio de San Antonio Oeste a que legisle y gobierne con políticas públicas de género?

No esperamos de usted más que colaboración y comprensión, esperamos que nuestra palabra sea tenida en cuenta y seamos consideradas interlocutoras válidas para construir y resolver los problemas planteados en nuestra sociedad.

Nos despedimos de usted y dejamos algunos de nuestros nombres y números de contacto para que podamos seguir construyendo ciudadanía, esperamos sus respuestas, cordialmente.

QUÉ TE GENERA ESTA NOTICIA


Artículo anteriorProtesta y pedido en la ruta: la gobernadora dialogó con los trabajadores de Salud
Artículo siguienteAl sur de Las Grutas, El Sótano, una playa cuya extensión llena de asombro