Captura de langostinos: provincia dice que en quince meses se pescó 11 mil toneladas

0

La pesca de langostinos en el Golfo de San Matías se quintuplicó en el año 2016, alcanzado las 5.000 toneladas. Mientras que, en los primeros tres meses del 2017, ya se pescaron 6.000, según la estadística elaborada por el departamento de Policía de Pesca del Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca (MAGyP).

“Desde el año 2012 estamos evaluando esta nueva pesquería. Ese año, sólo se capturaron 100 toneladas. Para el 2013 y 2014, ya se pescaban 2.000 por año. En el 2015 bajó a 1.000 toneladas pero, lo que no pudimos prever, es en el 2016 se quintuplicara esta cifra alcanzando las 5.000”, señaló Jorge Bridi, subsecretario de Pesca del MAGyP, quien además añadió que en los “primeros tres meses de este año ya se pescaron 6.000 toneladas, es decir 1.000 más de lo que se pescó en todo el año pasado”.

Según el funcionario, “hay dos factores que influye en este incremento. Primero una abundancia excepcional de la especie que se adaptó a nuestro Golfo, constituyendo poblaciones locales. Y segundo, el aumento de la flota pesquera dedicada a la captura del langostino”.

“También es clave analizar el rendimiento por viaje de la flota. Es decir, además de incrementarse la cantidad de buques, aumentó la cantidad capturada de un determinado buque para el mismo esfuerzo. Eso habla de una abundancia del recurso muy importante”, agregó.

El langostino se distribuye desde el sur del Golfo San Jorge hasta el frente al Golfo San Matías, pero desde hace algunos años se comprobó que existen poblaciones estables dentro de aguas rionegrinas.

La temporada de pesca se desarrolla entre octubre y mayo y, a pesar de no existir veda, se cuida el recurso evitando su captura durante su época de reproducción.

“No hay veda pero por algún motivo el langostino deja de estar accesible al arte de pesca en el invierno, aunque todavía no tenemos suficientes estudios para saber donde se concentra en esos momentos dentro del Golfo. O, si ingresa de afuera, no lo hace durante el invierno”, agregó Bridi.

Hoy la totalidad de las empresas radicadas en San Antonio Oeste están pescando y procesando langostinos, incluso en detrimento de la pesca de merluza, que en este momento se esta subexplotando.

“Esto es un problema porque actualmente el recurso está en su mejor momento. Por ello, estamos trabajando en darle una denominación de origen para certificar la pesquería con un sello sustentable y que tenga un valor diferencial en los mercados, intentando de esta forma favorecer su pesca”.

La mano de obra directa que maneja esta economía es de 1.100 personas en temporada, incluyendo la tareas de pesca y el proceso del langostino rionegrino, el cual en su mayoría va a exportación para reproceso (pelado, envasado al vacío o en bloque). Hoy solo el 10% se consume en forma directa.

“Como Provincia vemos al recurso y su pesca como algo positivo pero muy lejos de su potencial, porque necesitamos mejorar el manejo de toda la cadena productiva. Ya llevamos 5 años con un recurso estable, por lo que ahora debemos comenzar a pensar en cómo hacerlo mejor. Es una pesquería nueva que debe comenzar a evolucionar”, detalló el funcionario.

En este sentido, el MAGyP contratará a la Universidad Tecnológica Nacional (UTN) para diseñar un plan de trabajo con el objetivo de proponer un cambio en el manejo del recurso. La idea es mejorar la calidad final del producto rionegrino.

El langostino está batiendo récord tras récord a nivel nacional también. En este año en plataforma, ya se pescó un 35 por ciento más que en el mismo período el año pasado. Los incrementos no se dan sólo en Río Negro, “hoy la industria pesquera nacional esta viviendo del langostino”, finalizó Bridi.

QUÉ TE GENERA ESTA NOTICIA