CARTA ABIERTA A LOS VECINOS Y VECINAS



Mediante la presente nota y en relación a lo ocurrido en la ultima sesión del Concejo Deliberante, creo que el pueblo necesita respuestas y yo estoy dispuesta a dárselas. Cabe aclarar que no es común en mí responder en redes sociales, siempre prefiero el diálogo, pero se vuelve necesario aclarar ciertas situaciones que no son reales, ya que si hay algo que me caracteriza es por no ser una persona mentirosa, oportunista, ni mucho menos que juego con la gente.
En consecuencia, quiero aclarar que dos días antes de la sesión me encontraba en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires participando de reuniones y averiguando por programas que sean factibles para realizar en nuestro ejido. Por cuanto, llegue a la localidad el mismo jueves antes de la sesión. }
En este sentido, lo que respecta al tratamiento del expediente 203/18 creado por Luis Esquivel (FPV) , Alejandro Railefe y Elizabet Mereles (JSRN) y Diego Colantonio (UCR), fue presentado en comisión de economía ese mismo día, como suele ocurrir con varios expedientes. Sin embargo, éste no fue tratado, ni presentado como otros, digo esto porque por ejemplo yo tengo dos proyectos presentados como corresponde (los cuales no han sido leídos, ni tratados) y que tienen como finalidad generar más trabajo.
Luego, al pedir copia del mismo, se observa que hay firmas, las cuales no estaban aclaradas. Además, no presentaban ningún presupuesto para evaluar el proyecto, viendo si con ese dinero es factible realizar esas obras que por supuesto, yo también las quiero para mi pueblo. Asimismo, con poco debate y a las apuradas se firman dictámenes que se elevan a labor parlamentaria, lugar donde se decide qué proyectos pasan a sesión y cuáles no. 
Retomando lo dicho anteriormente, yo no estaba y con la autorización mía me cubre otro concejal compañero de bloque, los cuales decidimos no pasar este proyecto a sesión. Esta decisión es fundamentada no porque no estemos de acuerdo, sino porque le falta debate, ya que no podemos tomar decisiones irresponsables. Tampoco hacer promesas, ya que somos conscientes que no se pueden hacer debido a que esas obras son muy grandes y cuestan mucho más que el dinero que vendría del plan Castello, destacando que no es por falta de interés o porque no sabemos cuáles son las obras que se necesitan en el ejido, como se dijo varias veces. 
En relación a las cloacas para los barrios Cruz del Sur y San Cayetano, cabe destacar que previo a la colocación de cañerías, hay que realizar una planta impulsora para luego poder conectarse y que funcione. En este sentido, estamos hablando de una obra de más de 4 millones de pesos y que además, correspondería ser realizada por el gobierno provincial (quien tiene a cargo la empresa prestadora de servicios ARSA y DPA), recordando que dicha obra fue prometida en un aniversario de SAO y el dinero nunca llego a las arcas municipales. 
Entonces esos números presentados en ese proyecto ¿Son reales? Yo creo que no, porque previo a presentar el proyecto del césped sintético todas estas averiguaciones se realizaron.
Otra cosa, con respecto a las cloacas recordemos que en San Antonio oeste no había cloacas y con el gobierno anterior llegamos a que el 60 % de la población hoy tenga este servicio, donde todas las obras fueron realizadas por el gobierno municipal, claro que en otra situación del país donde existían programas que ayudaban a los municipios y no como ahora que las obras son para unos pocos.
Mientras, que en relación al gas hay 2100 familias que no cuentan con este servicio, cada obra sale al frentista algunos más y otros menos, pero en promedio $24.000 pesos,  entonces estamos hablando de $50.400.000 de pesos para todas las familias. Pero sólo se ponen en discusión dos manzanas, luego un millón para SAO y otro millón para Las Grutas, por eso digo e insisto que le falta discusión al proyecto.
Por otro lado, en lo que respecta al pavimento, con un monto total disponible de $2.500.000, no podríamos solucionar el problema existente, ya que se calcula actualmente por cuadra de pavimento urbano un total de $1.000.000 aproximadamente, lo cual implicaría la pavimentación completa únicamente de dos cuadras de la ciudad. Esto también sería un inconveniente, ya que las empresas viales no procederían a la logística de sus equipos por este costo.  
Volviendo al día de la sesión, el jueves pasado se presentan los proyectos sobre tabla, los cuales pueden ser justificados brindando el porqué de su presentación sobre tablas, pero no dar lectura del mismo porque todavía no está en tratamiento y abrir el debate, que por el reglamento interno todos los concejales podemos justificar nuestro voto sea a favor o en contra, cosa que no ocurrió ese día. En este sentido, el presidente del Concejo Deliberante no cumplió con su rol y no supo como manejar la sesión haciendo abuso de poder, siendo el recinto un lugar de debate democrático. 
Sin embargo, no permitió que ningún concejal pudiera expresarse, no conforme con eso solicita y afirma cuarto intermedio sin poner a votación como corresponde (incurriendo en otra falta grave) para dar la palabra a los vecinos que se encontraban presentes. Cabe destacar que una vez votado, se permitiría posteriormente a ese momento dar la palabra a los vecinos o utilizando como corresponde también la banca abierta, permitiendo la participación de ellos, pero creo y estoy segura de que si las cosas hubieran sido como corresponde, los vecinos que se encontraban ahí seguramente entenderían el porqué de nuestra decisión.
Por cuanto, es importante destacar que no está rechazado el proyecto, el cual continua en discusión y que como dije anteriormente, una vez justificado nuestros argumentos (los cuales no pudimos expresar) se hubiese evitado un momento de tanto enojo y malestar para los que estábamos ahí. 
Para finalizar, siempre soy una persona abierta a las críticas, a los debates, soy autocritica y estoy convencida que el crecimiento se hace junto al pueblo. Pero si me duele algunas actitudes, que sin dejar que uno pueda explicar, se dieron el gusto de destilar odio hacia mi persona y mis compañeros de bloque. 
La mentira lo único que hace es generar odio y los que ocupamos cargos públicos estamos para llevar tranquilidad al pueblo, dejar nuestros intereses personales de lado. Sin embargo, cualquiera que me conozca sabe que yo no estoy para cobrar un sueldo, ni para ocupar un cargo en las próximas elecciones o para pisar a alguien con el fin de crecer yo.
Lo único que deseo es ver crecer a mi pueblo y que mis vecinos vivan como nos merecemos todos, no me olvido nunca de dónde vengo. Muchos de ustedes nos conocen, una familia de trabajadores, honesta, que sabemos lo que es no tener para comer o quedarse sin laburo, de compartir con tus hermanos zapatillas y útiles para ir a la escuela. Tampoco me olvido que me fui a estudiar con apenas 17 años y volví para trabajar en salud pública, creo que si de algo estoy segura es que soy una mujer honesta y fiel a mis convicciones.
Por último, saben que muchas veces no se ve el trabajo silencioso que realizo porque justamente no soy una persona ambiciosa y lo que hago, lo hago de corazón y de manera apasionada. También sé que no es la respuesta que muchos quieran escuchar, pero es lo que puedo decir ahora y claro que se evaluara nuevamente el proyecto del césped sintético. También hay otras obras de nuestro pueblo que con anterioridad fueron cuestionadas y hoy en día son utilizadas por toda la comunidad. Mi función siempre fue y será trabajar para este pueblo al que pertenezco, que me vio crecer y que tanto amo. 
Dra. Ayelen Sposito – Concejal del FPV

 


Todas las cartas de lectores, artículos y nota de opinión de terceros se plasman sin cortar, ni corregir. Las mismas son responsabilidad de quienes las firman y no reflejan la línea editorial de este medio digital.

QUÉ TE GENERA ESTA NOTICIA


Artículo anteriorRealizaron la peregrinación anual en honor al Santo Patrono San Antonio de Padua
Artículo siguienteSe realizó en San Antonio Oeste el primer encuentro técnico informativo de Seguridad e Higiene