Comité Interportuario Norpatagónico: necesidad del corredor ferroviario para incluir a San Antonio Oeste.

comite


El encuentro se realizó con el objetivo de continuar avanzando con las gestiones tendientes a concretar el Corredor ferroviario Bariloche – San Antonio Oeste – Viedma – Bahía Blanca – Gral Pico – Villa Mercedes e incorporar a actores de la provincia de Neuquén.

“Convocamos nosotros y a través del Comité Ejecutivo Interportuario Norpatagónico (CEIN) y de la a Asociación Intermodal de América del Sur (AIMAS). Se presentaron a los distintos grupos integrantes y se pusieron frente a frente a las empresas que fabrican vagones con las que los requieren. Los resultados fueron muy positivos”, sostuvo Guillermo Burgos, delegado de Puerto Rosales.

Burgos dijo que del encuentro tomaron parte el presidente del Consorcio de Gestión del Puerto de Bahía Blanca, Miguel Donadío, miembros de Logística San Luis, corredor bioceánico de Río Negro, representantes de la Cámara de Comercio de Viedma, investigadores y docentes de la UNS, UTN y Universidad Salesiana, entre otros asistentes.

Inicialmente tuvo lugar una presentación de proveedores de vagones y participación de empresas de logística ante la necesidad de inducir a la conformación de empresas propietarias de vagones nuevos, ya que la flota actual no permite ningún desarrollo de cargas, siendo un problema más grave que el de las vías.

También se ofreció un informe sobre el post Ronda de Negocios Intermodales del 6/2/19 (especialmente el tema de la bodega del tren a Añelo y el quiebre que se necesita en materia de vagones) y el caso del corredor La Plata – Luján de Cuyo y la tracción de los industriales. Además se analizó la propuesta de incorporación de la Zona Franca Zapala y otros actores de Neuquén y se  debatió la instrumentación de un plan de acción para la puesta en marcha de los corredores, en particular el tren experimental de Villa Mercedes a San Carlos de Bariloche pasando por San Antonio Oeste.

El CEIN, Comité Ejecutivo Interportuario Norpatagónico, es una mesa de trabajo interjurisdiccional conformada en julio de 2017 a iniciativa de organismos públicos y autónomos de las provincias de Río Negro y Buenos Aires en vista del interés de recuperar y desarrollar el corredor ferroviario Norte – Sur desde Bariloche a Tucumán por trocha ancha a partir de un modelo de integración económica intermodal a propuesta de la Asociación Intermodal de América del Sur (AIMAS), que recientemente se había formado, y del Ente del Corredor Bioceánico Norpatagónico de Río Negro.

Parte de los organismos promotores participaron de la Mesa MOFA, Modelo Operativo Ferro Automotor que reunió la DNTAC, Dirección Nacional de Transporte Automotor de Cargas entre 2017 y 2018.

Luego, se sumaron orgánicamente de San Luis (San Luis Logística) y La Pampa (Ente de Vigilancia ZF Gral Pico). Si bien el acuerdo se fundó en el estudio técnico económico previo (2015) que afirmó sobre la factibilidad económica de reconstrucción de la troncal de 2.800 Km a partir del modelo de la intermodalidad, el progresivo acercamiento de dadores de cargas, operadores logísticos y ferrocarriles a la Mesa del CEIN, indicó la necesidad de profundizar ese estudio, por lo que el Consorcio del Puerto de Bahía Blanca financió dos trabajos, uno sobre la viabilidad técnica, comercial y operativa para el tramo Bahía Blanca – San Antonio Oeste, y otro para el tramo Puerto Bahía Blanca – Zapala, donde este último se basó en el MOFA y en el objetivo de desarrollo evolutivo del ferrocarril hacia el Comahue, con alta integración camión – tren – puerto.

El modelo último, es también aplicable al corredor Norte – Sur y a cualquier otro ramal o parte de la red ferroviaria Argentina y se pensó para asegurar el soporte ferroviario al desarrollo de Vaca Muerta.

Ese modelo evolutivo, desde el primer momento, se basa en maximizar la seguridad sobre lo existente, a partir de compromisos de mediano a largo plazo de operadores logísticos y ferroviarios, con una fuerte expansión de la flota de vagones y de centros de transferencia a partir de inversiones privadas, especialmente, desde el ámbito logístico y portuario. Los corredores mencionados están en servicio y disponen de concesionarios en actividad (FEPSA, Tren Patagónico y FerroSur Roca), con sistemas portuarios y suficientes actores logísticos como para conformar un modelo de contratos confiables, totalmente basados en ley, normas y compromisos vigentes, impulsen la cultura de la integración camión – tren -barco que propone AIMAS y que se funda en éxitos logísticos comprobados (La Nueva)

QUÉ TE GENERA ESTA NOTICIA


Artículo anteriorAudiencia por aumento de la luz “los usuarios no pueden soportar los continuos incrementos desproporcionados” dijo Sequeira
Artículo siguienteElon Musk quiere conectar tu cerebro con tu computadora