Dirigentes donan sus sueldos por la emergencia sanitaria. Propuesta legislativa de Matzen.

lorena


El llamado que hizo el gobierno nacional para apelar a la solidaridad en tiempos de pandemia atrajo una serie de iniciativas para que el Estado también ajuste sus cuentas.

En Río Negro el caso del Intendente de General Fernández Oro, quien donó su sueldo a un banco de alimentos, derivó en que un sindicalista aplicara una medida similar y también se dio a conocer una propuesta de una diputada para lograr un “aporte obligatorio” para todos los cargos políticos.

El primer caso surgió días atrás en el valle rionegrino donde el intendente Mariano Lavin (UCR) anunció junto a su planta política que no percibirían sus salarios correspondientes a marzo. De esta manera el municipio logró un ahorro cercano a los 400.000 pesos, en una ciudad de aproximadamente 10.000 habitantes, que será volcado al banco de alimentos que ayudará a paliar el duro escenario que atraviesan las familias más vulnerables.

inn

La propuesta fue llevada a la Cámara de Diputados por Lorena Matzen quien, en forma conjunta con los bloques que integran a Juntos por el Cambio, presentó una iniciativa para lograr un Fondo de Emergencia que se nutrirá de un aporte obligatorio de la planta política de los tres poderes del Estado Nacional.

Este fondo, sobre el que aún no existe un cálculo oficial, será utilizado para los aspectos “más urgentes” de la gestión de la crisis que dejará la pandemia no solo en materia de salud. La medida tendría una vigencia de 90 días como plazo inicial y se solicitó que se invite a los gobiernos provinciales y municipales a tomar la misma medida.

Para Matzen, se trataría de una “señal de acercamiento”  con aquellos sectores que se verán fuertemente golpeados tras el cese a la actividad en varios sectores de la economía formal e informal.

Sin embargo la propuesta excedió al ámbito político y también incluyó a la actividad sindical. Es que el secretario adjunto de ATE Nacional, Rodolfo Aguiar, dio a conocer que donó su sueldo al hospital Francisco López Lima de General Roca.

El sindicalista explicó que pudo tomar esa determinación porque su situación familiar se lo permite, aclaró que su pareja es docente, y que el período de aislamiento le permitió acortar gastos. Aguiar reveló que depositó 90.628,35 pesos al centro de salud: “no es mucho el monto si se piensa en el costo de un respirador, pero pretende ser un gesto simbólico de solidaridad que creo es el que está reclamando hoy toda la comunidad”.

La Senadora Silvina García Larraburu dispuso donar la mitad de su sueldo al Hospital Ramón Carrillo de San Carlos de Bariloche. También el senador Alberto Weretilneck anunció que todos los funcionarios con cargos electivos de Juntos Somos Río Negro donan el 30 por ciento de sus salarios.

Por su parte, el legislador provincial Juan Martin (Juntos por el Cambio) decidió donar parte de su dieta parlamentaria al hospital Francisco López Lima de la ciudad de General Roca. De esta manera adhirió a la propuesta hecha a nivel nacional por su espacio político, que pidió que se reduzcan los sueldos políticos y se destinen los fondos a la lucha contra el coronavirus.

QUÉ TE GENERA ESTA NOTICIA


Artículo anteriorCOVID-19: Rol del estado y la economía mundial (*)
Artículo siguienteEl municipio se prepara afrontar un panorama complejo en lo económico