Editorial: 2021, año electoral




La obra pública es elemental en los gobiernos, porque es una de las políticas electoralistas más efectivas.

Si uno observaba el presupuesto votado en la legislatura, para el 2021, propuesto por la provincia, dejó sabor a poco en el ejido sanantoniense. Las Palabras de Casadei, al cortar la cinta en la Ruta Provincial 2 “esta es quizás la obra más importante que inauguraré en los próximos años como intendente” probablemente sonaron a reproche, lo que el mandatario negará si algún periodista le preguntase.

Quizás se refirió a la magnitud de la obra, aún queda el hospital y las cloacas en Las Grutas. Para el análisis especulativo, probablemente un mensaje político. Obviamente, el presupuesto rionegrino siempre apunta a los sitios electoralmente con más población y a dónde mejor le fue a JSRN, como Bariloche y Cipolletti.

Ante esta exigua cantidad de nuevas obras (solo se finalizarán las iniciadas), la cual Casadei prácticamente conocía como sobrevenía en el presupuesto, salió a gestionar ante Nación, la terminal de ómnibus que será realidad en un par de años. A mediados de enero también anunciarán otra obra.

Párrafo aparte, la secretaria de turismo, Marisol Martínez, también gestionó fondos de Nación y les serán otorgados para su cartera, hasta ahora, la única funcionaria que se conoce que se movilizó en este aspecto. En este contexto, Mario Dalmasso, es quién insiste por las obras públicas en las carteras nacionales y también se sabe de las reuniones que inició el gerente de ambiente Oscar Echeverría.

Como todo alcalde de una ciudad, al llegar al fin del mandato, el repaso de obras públicas es el capital político que se muestra frente a la oposición, para ganar una reelección o dejar a un delfín en la palestra.

Justamente la oposición se la hace cuesta arriba solventar capital político, por ahora, los más activos son Carmona y Noale, en menor medida Masch. El resto aún navega en la parquedad.

El peronismo sanantoniense sufre la falta de definición de liderazgo que igualmente transita en la provincia.

“Los Soria” siguen participando “sin meterse en el juego”, en el que entró Ayelén Spósito, logrando un apoyo de palabra de María Emilia, la sanantoniense desea su reelección. Hoy el generador de diálogos y gestionador en Río Negro es Martín Doñate, quien probablemente impulse a Ana Marks como candidata a diputada nacional “camporismo puro”.

Spósito puede ver frustrada su elección, porque la decisión la toma Nación, aunque ella estipula en que Silvia Horne y la fuerza del Movimiento Evita cumpla una tarea de reforzar su candidatura.

Aún está vivo el recuerdo de lo que aconteció con Javier Iud, el ex intendente (hoy con un pie adentro de JSRN), fue hasta Buenos Aires a mostrar laureles, más el apoyo de Miguel Pichetto (en ese entonces senador del PJ), el elegido fue Doñate, porque Cristina Kirchner bendijo “a su aliado rionegrino”.

La vicepresidente de la Nación, continúa siendo “la jefa”, es quién determinará finalmente el o la candidata del FDT en Río Negro.

Nivel de imagen de la dirigencia provincial (PAR Consultores de Gral. Roca)

La figura de mejor rendimiento es el Senador, Alberto Weretilneck, con una imagen cercana al 60% y un diferencial positivo de 19 puntos.

Otra figura con un rendimiento positivo es el vicegobernador, Alejandro Palmieri con un 35% de imagen positiva y 10 puntos de diferencial positivo. El punto negativo es el desconocimiento que llega casi a un 30%.

La gobernadora, Arabela Carreras, tiene una imagen positiva del 37% aunque con un diferencial negativo de 18 puntos. Con el mismo nivel de aceptación, pero con un diferencial negativo menor en el orden de los 10 puntos esta la Intendenta, María Emilia Soria.

Los senadores del Frente de Todos, Martín Doñate y Silvina García Larraburu tiene una imagen positiva de 31%. Pero hay diferencias en el nivel negativo: Doñate con un 28% y G. Larraburu con un 36%. Ambos tienen un alto nivel de desconocimiento, un 25% el oriundo de Luis Beltrán y un 19% para la barilochense.

Los representantes de Juntos por el Cambio: la diputada nacional, Lorena Matzen y el legislador provincial, Juan Martín. El roquense tiene los niveles positivo y negativo más bajo de toda la serie: +22-/26, y es el que presenta el mayor nivel de desconocimiento con 35%. La allense tiene un 26% de imagen positiva, pero con 11% de diferencial negativo.

Teniendo en cuenta las elecciones del año que viene donde en Rio Negro se elegirán dos bancas de Diputados Nacionales las principales fuerzas políticas miden actualmente: JSRN es el partido con la principal intención de voto con 27%. En segundo lugar, están en un empate las dos coaliciones nacionales: JXC y el FDT con 17%. Nivel de indecisos es del 37%.

QUÉ TE GENERA ESTA NOTICIA



Artículo anteriorViedma: a pesar del temporal, se realizó la convocatoria Salvemos Las Dos Vidas
Artículo siguienteSuma rechazo al cobro de peaje en la Ruta Provincial 2 entre SAO y El Solito