Editorial: ansiedad

elegir


La presión de los tiempos políticos hizo que el gobierno municipal “afloje” con el tema de las tierras a favor de la mayoría de los ocupantes.

Luis Ojeda, cuando inició su gobierno, no contempló esto que sucedió. La realidad marca, de lo que realizaron, lo fueron efectuando sobre la marcha. De lo prometido en discursos iniciales, casi nada se hizo.

La entrega de tierras para vecinos nacidos y criados, o habitantes de largos años, nunca fue prioridad, ni para el ejecutivo, ni el legislativo comunal.

La entrega de terrenos el año pasado, unos 70 lotes, ocurrió cursado dos años de gobierno, fue solo un paliativo momentáneo para sanantonienses, está a la vista. Pero para grutenses actualmente no hay posibilidad. Este oficialismo, como sus opositores, eliminaron la ordenanza de cooperativas de terrenos, donde habitantes de la villa balnearia podían conseguir con esa iniciativa, su pedazo de tierra.

Tampoco se cobró todo lo que deben de tierras quienes adquirieron tanto para obras turísticas, como obras particulares, hay al menos 14 millones de deuda a cobrar, dinero que se puede utilizar para nuevos loteos.

Pero, más allá de que no haya sido una política municipal el ceder terrenos (hay y muchos), esto desnuda la falta de proyectos para el ejido que tienen los dirigentes. Nunca se pensó en un plan a 20 o 30 años.

Por ejemplo, ante la necesidad de tener una terminal de ómnibus, recién este año se presentó una ordenanza y fue el concejal Fabrio Mirano quien requirió audiencia en Buenos Aires para introducirlo en el Ministerio de Transporte de Nación para obtener fondos. Difícil tarea, pero buena intención, algo que debieron hacer hace tiempo.

Lo de Mirano no es electoral, sino que lo determinó la circunstancia actual.

Ahora “taparán con tierras” el fuego surgido desde los vecinos, quienes ocuparon terrenos, simplemente por el acuciante contexto económico y la emergencia habitacional existente. La gran mayoría de ellos no tienen a donde ir o como pagar alquiler.

Actualmente es trabajo de los concejales establecer las pautas en una ordenanza que estipule contemplar el pago y el redito que se pueda sacar para colocar los servicios, la habilidad de negociar con las prestadoras de los mismos.

En esta misma eventualidad, las circunstancias hicieron que el gobierno provincial acelerara la preadjudicación de las 102 viviendas. El IPPV, si no fuera por los incidentes acontecidos, seguía en el letargo de no apresurar los plazos.

Posicionamiento

Ojeda aún niega la posibilidad de que se materialicen las elecciones fuera del 27 de octubre. El peronismo gobernante teme bajar el piso de los 35 puntos. Sabe que se aleja la posibilidad de la boleta larga y que no podrá participar en conjunto con el binomio kirchnerista, igualmente deberá apuntalar la contingencia de conseguir que puedan utilizar la misma urna, el mismo padrón, para achicar los costos.

El no ir en la misma boleta, hace temer a quienes deben tomar la decisión. No así sucede con Ayelén Spósito, la edil no recela ir en una contienda separada de las nacionales. La concejal espera su posibilidad de ser candidata a intendente, aunque el oficialismo empiece a posicionar a Marcela Dodero como contraparte.

Elaboran una lista, pero a la representante del Movimiento Evita no la tienen en la nómina. ¿Será la hora de las internas?.

Asimismo, esa nómina busca llevar a vecinalistas de San Antonio y Las Grutas, como a jóvenes, y extrapartidarios. Aún suena encabezando Jorge López como postulante a la intendencia.

Sierra Grande, Viedma, Beltrán, van por fuera de la fecha de las nacionales. Casi todas las que quedan tendrán asistencia de la provincia y harán el llamado tras la contienda del 23 de junio.

El peronismo sanantoniense deberá decidir en los próximos días si mantiene la fecha de octubre o adelanta a septiembre. Están a la espera los otros partidos que ya tienen casi definidos sus candidatos.

En el caso de JSRN, si las elecciones son en octubre, Adrián Casadei tampoco podrá ir en la boleta con Alberto Weretilneck, el gobernador participará de las PASO, pero su boleta estará sola sin candidato a presidente, el mandatario provincial apuesta a obtener uno de los tres lugares y señaló a los íntimos que no compite con el peronismo, sino contra Cambiemos.

Luis Esquivel también esperaba contar con la posibilidad de la colectora, pero tras ser eliminadas no tendrá esa viabilidad.

Nicolás Carassale, como los otros, irá por fuera de la lista nacional, el representante del PRO estuvo hace pocas semanas en Buenos Aires presentándose como candidato a intendente de la alianza.

La ansiedad gana espacios. Se van perfilando los contendientes. Resta solo saber si la mezcla con las nacionales le va a favorecer al justicialismo, un análisis que aún no terminaron de elaborar.

QUÉ TE GENERA ESTA NOTICIA


Artículo anteriorSemana del Ambiente “Doril Delgado” en el IFDC: construyendo buenas prácticas ambientales
Artículo siguienteSan Antonio: pelea con dos apuñalados