Editorial: encrucijada y opción

sao



Cuando la política no tiene líderes fuertes, sucede lo que actualmente tiene convulsionado al peronismo rionegrino. Idas y vueltas para hacerse de la presidencia de un partido político en diáspora.

La interna se judicializó. Luego que el apoderado del PJ provincial solicitó sanciones a los dirigentes de “Nos Une Río Negro”, los tribunales federales le dieron la razón a los “doñatistas” y volvieron a recuperar la conducción del partido.

En el medio, la jueza de Viedma, Carolina Pandolfi, los mandó a una interna de congresales. El justicialismo en la provincia es una olla en estado de ebullición.

Los nuevos bloques que responden al senador Doñate se abroquelaron en un nuevo “interbloque” dentro de la legislatura rionegrina, algo que iba a decantar tarde o temprano, para mostrar fuerza al sorismo que quedó casi en minoría.

Además, estas últimas 48 horas lanzaron el rumor que algunos legisladores se corrían al reciente conformado “Unidad Ciudadana”. Luis Noale negó enfáticamente, a pesar de que recibe algunos mensajes extrapolares incluso desde JSRN.

Seguramente la presentación del parlamentario Berros contra el concejal viedmense Ruiz traerá otro round dentro de esta escalada de sucesos, mientras que en el medio los afiliados y simpatizantes miran azorados como los de la cúpula dilapidan la historia.

En San Antonio Oeste, la situación no es diferente. Hay quiebres y recelos.

Un dato de este indicio fue que, tras la votación de Noale a favor del cambio de la ley de hidrocarburos, integrantes del kirchnerismo, que rechazaron la reforma de la normativa, se mostraron molestos y distantes, hasta tal punto, que el día del repudio por el atentado a la vicepresidenta, realizaron eventos diferentes.

También estos referentes participaron de las asambleas de los ambientalistas, e incluso se sumaron a las convocatorias desde el PRO por la utilización de material de Alpat en La Mar Grande.

Tampoco hay que descartar la labor que está hace Ayelén Spósito dialogando y trabajando con varios sectores locales. La ex diputada Nacional aparece siempre en las reuniones provinciales de los aliados del Frente de Todos.

La división provincial, más la situación planteada por la derogación parcial de la Ley 3308, el justicialismo en esta parte de la zona atlántica, también las desconfianzas afloran y se verá en breve que no todo quedó bien tras interna del pasado mes de marzo.

Del otro lado, la UCR ya tiene su candidato, es Pablo Fernández, quien seguirá los lineamientos que emanan de la Convención. De igual forma, se empieza a vislumbrar una fractura en San Antonio, porque el actual presidente y concejal Matías Rodríguez, está caminando de a poco hacia el lado de Juntos por el Cambio.

Un dato interesante, es que en la Convención del valle medio se pidió que se nombre interventor en Las Grutas y que pierda el rango de Comité y pase a ser subcomité, algo que quizás se resuelva dentro de unos meses.

JSRN divide las aguas en los grandes partidos que, poco a poco, se van transformando en columnas del oficialismo provincial y quienes no concuerdan, se quedan en sus bases que son cada vez más pequeñas.

Son los tiempos del adiós al viejo bipartidismo que históricamente se confrontó. Ahora son alianzas: opción para algunos, encrucijada para otros.

El escenario político de Río Negro cambió totalmente.

QUÉ TE GENERA ESTA NOTICIA



Artículo anteriorAnalía Alarcón lleva un mes en Primera División, ya fue figura y anotó un doblete
Artículo siguienteHistoria de la casa y del Ingeniero Guido Jacobacci a cien años de su muerte