Editorial: ignominia


La funcionaria nacional, responsable del GEAMIN Carolina del Valle era parte integrante de URS Corporation, la consultora internacional que cometió el aberrante error de cálculo sobre los volúmenes de contaminación en las pilas al ingreso de SAO y domicilios en la zona de la ex fundición. Ella sigue indemne al frente de su cartera sin hacerse cargo de la equivocación, es más, siempre recibió a la prensa señalando que todo marchaba según lo planificado y que la conclusión en los tiempos legales se iba a cumplir, además expresando que lo establecido era acorde a lo que se hacía. Quien suscribe esta columna estuvo presente en la entrevista en la zona denominada “La Estanciera” con el colega Julio Alcalde hace pocos meses atrás. Nos mintieron en la cara.

Mintieron al pueblo sanantoniense. El gobierno nacional no tiene como prioridad la finalización de la remediación, envió a un viejo conocido en el arte de diluir los cuestionamientos como es Horacio Joulia un ex funcionario de Pablo Verani cuando era gobernador, un hábil y escurridizo sujeto que siempre estuvo presente en el estado provincial o nacional utilizando su pericia política.

Las palabras esta semana por medios radiales de Claudio Gutiérrez, un periodista que hizo sus primeros pasos en San Antonio Oeste y hoy es jefe de prensa de AOMA dio la definición justa “esto es como cuando están operando a una persona a corazón abierto y en medio de la intervención el cirujano con el anestesista se van a su casa”. El mismo Gutiérrez había advertido desde sus columnas escritas que esto iba a suceder y así fue.

“Se terminó la plata” fue el resumen de los representantes de Minería de Nación y no hay ninguna forma que hayan tratado de buscar fondos para continuarla. El dinero del BID, más el 20% que establecía el contrato se gastó, es más, dejaron entrever que el mismo municipio sanantoniense pueda hacer gestiones por ahí para buscar financiamiento con provincia, algo inaudito, propio de quienes no les importa en los más mínimo la salud de los pobladores, porque sencillamente indicaron que el proceso queda allí y el resto estará por tiempo indeterminado expuesto como derrame contaminante, incluso en la zona donde se encuentran las viviendas.

La lucha de la multisectorial y el pueblo sanantoniense comienza de nuevo, lo que se pensó era un problema que se estaba resolviendo, terminó en una dificultad mayor.

En manos de todos: políticos, instituciones intermedias, medios de comunicación, ciudadanos está la llave de la presión para que la remediación concluya, incluso aquellos que hoy son representantes del gobierno nacional en nuestra zona, sería importante que ellos también se sumen a este reclamo.

Por otra parte esperamos que la justicia siga interviniendo a favor de los intereses de los vecinos, allí también está la clave de toda esta ignominia a la que estamos ahora sometidos, porque esta situación nos involucra a todos sin distinción.

No baja el gasto

El problema económico que tendrá el ejecutivo municipal en pocos meses se vislumbrará en el momento que el dinero del recupero que se dio en estos meses finalice. Ojeda y su gabinete no bajan el gasto.

Nuevamente se pone en el tapete la cantidad de horas extras, que volvieron a ser un problema en las arcas municipales y además nuevos ingresos de personal, este mes ya subió a casi 10 millones el pago de salarios y contratados.

Conjuntamente a esto la municipalidad inició el pago del endeudamiento que tiene con la AFIP y Rentas, generaron un desfasaje de 8 millones de pesos y se suman al viejo endeudamiento de 7 millones, ambos suman poco más de 15 millones que será una erogación constante en la caja  mensual.

Si bien Young llegará al ordenamiento que se comprometió para el mes de abril con metas que pensaba alcanzarlas, no podrá sostener tantas deudas y erogaciones, porque también saltó la información en este medio que se debía al sindicato de guardavidas 500 mil pesos de los años anteriores, dinero de la obra social que se pagaron por tramos.

Además en el presupuesto está el leasing de las adquisiciones de materiales de iluminación y rodantes, eso también es deuda que se paga en años venideros.

¿Cuándo se puede dar la mayor coyuntura en la economía municipal?, los meses de baja temporada, momentos en que el dinero que emana de Las Grutas no va a ser como el que llegó en verano y la sangría de efectivo se va a sumar a los incrementos en servicios, telefonía y combustible se hagan sentir.

Desde la secretaría de hacienda le recomiendan a Ojeda un ajuste en el gasto. Provincia lo está haciendo, Nación lo inició. Otros municipios se agiornan a los tiempos complejos que tiene actualmente la economía ya que los CEOS nacionales no le encuentran la vuelta a la inflación y a la fuga de dólares.

Son situaciones dificultosas que veremos en pocos meses: el gasto público que llevará a una trama compleja en las cuentas del gobierno municipal.

Carlos Aguilar @caa174

QUÉ TE GENERA ESTA NOTICIA


COMPARTIR
Artículo anterior¿REUMATÓLOGO O TRAUMATÓLOGO? ¿A QUIÉN DEBO VER?
Artículo siguienteFirmaron convenio UNCo y PAMI: Programa “Universidad para Adultos Mayores Integrados”