Editorial: la dualidad del gobierno rionegrino

sae



El año para JSRN arrancó con doble agenda, una pensando en las elecciones nacionales y la otra en tratar de gobernar sin traspiés, previo a las elecciones de octubre.

Arabela Carreras hizo pie en la zona andina y en el alto valle, allí se queda la mayoría del tiempo, incluso tras la reunión con el presidente del bloque Facundo López, este dejó claro que muy pocas veces estará en Viedma “aprovechamos que Arabela está en la ciudad para profundizar más en algunos temas”.

JSRN tiene capital electoral fundamentales en Bariloche y Cipolletti, dónde no hay casi oposición fuerte, no quiere descuidar.

Esto no es algo improvisado, JSRN tiene un conductor, el senador Alberto Weretilneck, quien ya les anunció a los suyos que se reactivará la política partidaria desde febrero y piensa salir con todo porque, pragmático siempre el ex gobernador, sabe que la figura del presidente cayó y esto puede favorecer las chances del candidato/a del “juntismo”.

La agenda de la mandataria, que hace base en su zona, está anotada la segunda ola del Covid y el movimiento migrante por la temporada de la fruta, lo que puede dejar el turismo de verano y el problema de los números de la economía, incluidas las paritarias.

JSRN no cambiará el horizonte, si bien Facundo López dejó entrever en sus declaraciones que hay una dualidad en “Juntos” entre “albertistas” y “carreristas”, se nota al declararlo “siempre tenemos un diálogo muy franco con la Gobernadora… cada uno desde el rol que ocupa” una aclaración que estaría demás, si fuese homogéneo.

A Weretilneck se lo verá más activo a fines de febrero, cuando el hervor por la votación favorable en pos de la legalización del aborto se enfríe, retomará el diálogo con las iglesias evangélicas, estas emitieron un durísimo documento, quitándole el apoyo de años. Incluso deberá acercar las posiciones con sus partidarios antiabortistas, porque conoce la grieta que se formó internamente.

La conducción central de JSRN comunicará que las mesas partidarias deberán iniciar su labor, en San Antonio Oeste, la preside Alejandro Railefe, desplazado por Casadei de la secretaría de gobierno, para colocar un extrapartidario como Joaquín Landivar, ex secretario de hacienda de la última parte de la gestión de Luis Ojeda.

Este año, por carta orgánica debería renovarse las autoridades de la asamblea partidaria, es indudable que Weretilneck continuará liderando el partido provincial, también está claro que habrá un cambio para conducir la mesa local.

Adrián Casadei, logró en su municipio, algo que Alberto Weretilneck desea hacer en el radicalismo y en el PRO pero a escala provincial, una posible alianza con ambos partidos, para que puedan acompañar en las urnas. El ex mandatario rionegrino apuntala a Yamil Direne a conducir la UCR, mientras mantiene el diálogo con gente del macrismo, no es un dato menor que el cipoleño Tortorielo se haya lanzado recientemente a una precandidatura a diputado nacional.

Casadei hizo una alianza donde absorbió parte de ambos partidos, esos integrantes hoy políticamente están totalmente desdibujados, por ello el PRO de la zona atlántica emitió un comunicado, entre líneas, es para avisar que ellos están en “otra vereda” y un sector de la UCR sanantoniense ya no coincide con sus representantes en el Concejo Deliberante o con los correligionarios que están en puestos provinciales en el ejido sanantoniense.

JSRN por ser un partido provincial, siempre se va alinear a las políticas de quien gobierna a nivel nacional, es una obviedad, hoy gobierna el justicialismo y eso enoja a los opositores.

Quieran o no, los que pertenecen al espacio macrista y al radicalismo dentro de la alianza local, obedecen a directivas que emanan desde JSRN. No se pueden hacer los distraídos.

QUÉ TE GENERA ESTA NOTICIA



Artículo anteriorHoy se presenta “Crudo, Humor en Bruto” en la plaza Luis Piedrabuena de Las Grutas
Artículo siguienteHay quejas por el aumento en el precio de lotes fiscales en el ejido sanantoniense