Editorial: tierras del estado

ocupacion


Inmensa tarea tendrá el Concejo Deliberante en tratar el tema de las tierras, comenzaron una reunión que se extendió por casi cuatro horas y aun no terminó de definir todos los temas propuestos. Deberán seguir reuniéndose asiduamente.

El año pasado, el anterior cuerpo colegiado, una semana antes de irse, aprobó casi 130 terrenos, lotes que aún no están conformados.

La secretaría de planificación, hasta el momento, no hizo las aperturas de calles y tampoco colocó los mojones, en realidad siquiera empezaron la agrimensura y recién observan lentamente los pasos burocráticos.

Estos loteos se entregaron luego de que hubo una movida importante por parte de ciudadanos que se congregaron frente al municipio, o bien ocuparon tierras.

Hay personas que ya reclaman su espacio para empezar a construir, lugares donde no hay servicios y la municipalidad, aún no tiene la factibilidad de llevarlos a cabo.  Algunos terrenos son de difícil acceso.

Por ejemplo, las tierras que concedieron en la zona detrás de la terminal de Las Grutas, esperaron dos años que le lleven el agua potable. Solo ocurrió cuando hicieron la ampliación del acueducto, mientras tanto esos vecinos, reclamaron de manera constante.

Ahora caerían en el mismo error. Apertura de calles, harán subdivisiones, pero nada de servicios.

Por otra parte, también desde el ejecutivo, propusieron que se deben dar de baja terrenos entregados. Esta semana vimos que hubo cesiones que caducaron “por derechos y acciones en incumplimiento de las obligaciones contractuales en los respectivos contratos de preadjudicación” rezaba el edicto.

En este sentido, también funcionarios quieren prescindir terrenos donde familias construyeron su hogar, como también excluir a los dueños de loteos donde apenas edificaron, la situación económica hizo mella en sus vidas y no pudieron continuar. Sería un grave error.

Si esos funcionarios pensaran de esa manera, el gobierno se pondrá en contra instituciones y vecinos que soñaban su lugar o bien residen en el mismo.

Pero por otro lado también sería una equivocación, entregarle terrenos a quienes siquiera cumplen con los requisitos establecidos por la ordenanza y a personas que ya han sido preadjudicadas en otro momento, algunos de ellos que se sumaron en las tomas estos últimos meses.

Cuantos sanantonienses históricamente, nacidos y criados esperan su lugar. Cuántas cooperativas cuyos integrantes cumplen vastamente con los años de residencia. Muchos de esos quedaron fuera del acceso a un sitio.

Es claro que no hay una política de tierras, sino que hasta el momento van revisando cada caso, incluso el mismo Concejo Deliberante le propuso que todos los expedientes primero pasen por la Dirección de Tierras y que no se diversifique en distintas áreas, como venía sucediendo.

Llama la atención que los concejales son los que deban establecer los parámetros de la política de tierras en base de lo que existe. Quienes deberían establecer esa política son los que están en sus funciones ejecutivas y aplicar las ordenanzas.

En definitiva, el tema tierras es engorroso, problemático y que llevará un largo tiempo solucionarlo. Mientras tanto lo que se tiene, son procedimientos que no contemplan el problema de fondo existente.

A medida que transcurre el tiempo, empezarán a vislumbrar tierras entregadas cuyos expedientes llamarán la atención de la forma en que fueron conferidos. Ahí estará en juego la transparencia del estado, si la política actual se animará a desentramar y denunciar.

QUÉ TE GENERA ESTA NOTICIA


Artículo anteriorUna sanantoniense primer título de postgrado otorgado en tiempos de cuarentena en la UNCO
Artículo siguienteHorarios de ingreso y egresos al ejido sanantoniense