Editorial: un empate técnico




Los concejales deberán evaluar el presupuesto estos próximos días. Un monto inédito. Poco más de dos mil millones de pesos, para un municipio que desde hace mucho tiempo no tenía un alto porcentual en obra pública.

Mil millones de pesos en obras es justamente lo que pretende el gobierno municipal llevar adelante, infraestructura financiada por provincia, nación y el estado local.

Observando la cantidad de obras de construcción y servicios que se van a llevar adelante, esperando se cumplan, será importante, porque se revalorizan varias de las esperadas por los habitantes del ejido sanantoniense.

Lógicamente faltarán muchas que son de saneamiento, esas que son estructurales para la comunidad.

La municipalidad prevé este año en ingresos tributarios unos 915 millones de pesos más 177 millones de no tributarios, los cuales deberá afrontar erogaciones por 1070 millones, de esto deducen al menos 760 millones de gastos en salarios para el personal.

Quiere decir que recauda 1092 millones de pesos y solo le queda de margen 18 millones.

Asimismo, son optimistas desde el ejecutivo con plantear que tendrán al menos 1010 millones de pesos de bienes de capital, por ejemplo, solo con la venta de tierras, obtendrán 580 millones.

A medida que desagregamos el presupuesto, damos cuenta que la secretaría de hacienda saldrá redondita este año, según lo planteado, no habrá déficit, pero tampoco le queda superávit. Un empate técnico.

El presupuesto es la “ordenanza madre” la cual tiene en su mismo, todos los aspectos económicos y de funcionamiento del estado comunal, el mismo artículo 8 de la que sería votada así lo expresa.

Lógicamente, cabe destacar un presupuesto es el cálculo, planificación y formulación anticipada de los gastos e ingresos de una actividad económica y que debe cumplirse en un determinado tiempo, en este caso la municipalidad.

Pero en este contexto, revisando los puntos sustanciales, hay varios agradecimientos que deben hacer los que hoy les toca políticamente estar en el manejo de la cosa pública. Deben gratificar a las multas de tránsito, a los cánones de la temporada en Las Grutas, a las regalías hidrocarburíferas, a la coparticipación, entre otras.

Respecto a la coparticipación, San Antonio aún recibe el porcentual respecto al último censo, hoy son más los votantes que lo que arrojó la medición poblacional. Pero económicamente lo que el estado coparticipa, sigue siendo menor al gasto de salarios, lo que implica que se sigue conteniendo el pago de sueldos con otros ítems.

Respecto a ese censo, los porcentajes de reparto correspondientes a cada centro urbano: San Antonio Oeste 76,03%, Las Grutas 22,21% y Puerto San Antonio Este 1,76%.

Ahora bien, tras la presentación del Secretario de Hacienda esta semana, cada bloque, que aún son dos, deberán analizarlo. ¿Tendrá los votos el ejecutivo?, se supone que no habrá problemas en aprobarlo.

Respecto a los bloques, la propia presidente del cuerpo colegiado, Alicia Puegest, solicitó nuevamente a Matías Rodríguez revea la situación, algo que el edil de la UCR se niega, reafirmó que no quiere seguir dentro de JSRN.

Desde el lado de Frente de Todos, Luis Noale se reunió con sus concejales para analizar cómo será encarar el presupuesto. Noale comenzará a trabajar más con los ediles del peronismo. Frente a frente disiparon dudas y rumores. El parlamentario podría arbitrar como nexo con el oficialismo.

¿Se podría modificar el presupuesto?, si esto último, el inicio del diálogo se contempla, políticamente les puede convenir a los dos, tanto al justicialismo como al partido provincial.

Es solo empezar a prepararse para lo que está en la vereda de enfrente, en un año que ya comienza a ser político.

QUÉ TE GENERA ESTA NOTICIA



Artículo anteriorLos inmorales (carta de lectores)
Artículo siguienteEl ejido sanantoniense alcanzó el centenar de fallecidos por causa del Covid19