“El cierre de exportaciones también golpea al campo rionegrino”




“Una de las medidas que golpea y que más se siente en el campo es la restricción a las exportaciones”, dijo el Vicegobernador Alejandro Palmieri, en su discurso de apertura de la 41° edición de la Expo Rural de Choele Choel.

El presidente de la Legislatura participó de diversos homenajes, uno de ellos al personal del hospital local, por su labor durante la pandemia, luego del minuto de silencio solicitado en conmemoración por las víctimas del Covid-19.

Antes de la habitual recorrida por los corrales, el Vicegobernador aseguró que “sería un alivio grande en estos momentos permitir la venta a China de esas categorías como la vaca de refugo, lo que permitiría aliviar los campos de animales que ya cumplieron su ciclo en estos tiempos de falta de lluvias, y además brindaría un aporte financiero importante para nuestra producción”.

“Creo que, desde el interior del país, desde esta zona, al sur de la barrera sanitaria, debemos entre todos sostener la necesidad de que, la comercialización, la exportación y el comercio local de nuestros productos se mantengan dentro de un marco de previsibilidad”, señaló Palmieri.

También les habló a los ganaderos presentes, y comentó: “ustedes son quienes mejor saben consensuar los objetivos, ponerse de acuerdo en lo que necesitan, y el rol del Estado debe ser el de facilitador, de acompañar, de brindar el financiamiento necesario para que sus objetivos puedan concretarse”.

Ante el pedido de las autoridades de la rural local, para que se mejore la conectividad en los campos y se mejore la competitividad, Palmieri aclaró que “las preocupaciones de ustedes son las mismas que las nuestras, pero me parece que esta manera de trabajar en conjunto, de escucharnos, de poder aportar soluciones, es la manera de llegar a un buen término, y hacer crecer la ganadería de nuestra provincia”.

QUÉ TE GENERA ESTA NOTICIA



Artículo anteriorMatzen «Ningún hombre me va a mandar a la casa»
Artículo siguienteSin barbijo al aire libre: Nación levanta el uso obligatorio