El Jahuel, refugio de vida, un espacio imperdible en Las Grutas


Antes de ingresar a Las Grutas, se encuentra el El Jahuel, un lugar obligado para visitar. Hermoso sitio frente a la bahía donde las aves migratorias reposan para recobrar peso y fuerzas, antes de seguir su viaje al norte. Es un refugio donde se puede hacer un recorrido histórico, pintoresco y recreativo.

El lugar se emplaza donde residía un pionero del lugar, que con el esfuerzo logró prevalecer allí, a pesar de las duras inclemencias del viento y el frío. Don Otero hizo su vida en ese sector y dejó rastros de sus testimonios, que hoy son parte de un recorrido histórico, donde la gente descubre al final del sendero, como se vivía hace 80 años en esta zona.

Justamente este sendero se funde la naturaleza con la historia, inicia con el relato del año 2007, reciente, pero que nos traslada a casi dos mil años atrás, hallaron en el médano contiguo, los restos de una joven aborigen que fue sepultada en un “enterratorio individual”, según comprobaron luego arqueólogos del Conicet y la Universidad de La Plata.

También se pueden apreciar sitios de observaciones y del casco viejo de la casa del primer asentamiento del lugar, además los jahueles que utilizaban para obtener agua dulce.

En el sendero finaliza con la recorrida con un flamante museo, se podrán apreciar las huellas de los pobladores originarios, sus formas de vida, como también era la forma de vida de los lugareños.

En el mismo lugar encontrarán espacios recreativos con una granja para los niños. Durante el verano, se puede iniciar la jornada con un exquisito desayuno previo y finalizar llevándose recuerdos de la visita.

Por la noche, lo mágico se torna en alegría y alrededor de un cordero patagónico nacen los diálogos con música y buen pasar.

Realmente un sitio imperdible.

QUÉ TE GENERA ESTA NOTICIA


COMPARTIR
Artículo anteriorEditorial: desprolijidades
Artículo siguienteAprueban liquidación de tasas municipales por macizos de terrenos