En poco más de un año la deuda del IPROSS se multiplicó a más del doble y ya llegó a los 4.500 millones

salud



Los legisladores María Eugenia Martini y Pablo Barreno, pidieron la convocatoria urgente a la Comisión de Seguimiento del Instituto Provincial de Salud luego de conocerse que el global de facturación adeudada a proveedores y prestadores alcanzó este mes los 4.500 millones de pesos.


Legisladores del Frente de Todos volvieron a exigir que se convoque a la comisión especial y se informe sobre el estado financiero del Instituto provincial, a partir del presupuesto y su grado de ejecución, del mismo modo, las deudas que el IPROSS mantiene con el Fondo de Obras Sociales (FOS), reintegros a sus afiliados y prestadores.

La deuda del Instituto Provincial de Salud -que trascendió públicamente este jueves– se estima en 4.500 millones de pesos, un pasivo acumulado de 2.500 millones de pesos respecto de diciembre de 2020 cuando la deuda ascendía a 2.000 millones.

Desde entonces el bloque político reclamó por distintas vías al Gobierno provincial que informe sobre la situación del Instituto, esto es, el monto de las deudas que mantiene con sus afiliados en concepto de reintegros, detallando ciudad y tiempo de retraso, al igual que con los, hospitales, farmacias y demás prestadores discriminando empresas y montos.

A comienzos de este año la deuda del IPROSS solo con los hospitales de la provincia rondaba los 400 millones de pesos en términos nominales (es decir, sin tomar en cuenta la inflación), un pasivo que provoca un severo desfinanciamiento en el sistema público de Salud.

La deuda acumulada al día de hoy equivale aproximadamente al 30% del presupuesto del IPROSS, condicionando gravemente su funcionamiento, en tanto no se conoce aún ningún plan de normalización de parte del Gobierno.

“No puede ser que la única manifestación de las autoridades del IPROSS sea que ´serán meses muy complicados´ y que ´habrá que administrar conflictos´. Son responsables de la administración y parece que estuvieran en la tribuna relatando un partido de fútbol”, señalaron desde el bloque del Frente de Todos.

El aporte de los afiliados es de 15 mil millones de pesos, lo que constituye casi a la totalidad del presupuesto del Instituto, previsto en 18 mil millones para este año. Sobre esto, Provincia aporta otros 3 mil millones, pero además, la deuda del IPROSS aumentó desde diciembre de 2020 a razón de 150 a 160 millones de pesos por mes.

“Resulta alarmante”, consignaron los legisladores, “que en aquel momento el presidente del IPROSS, Alejandro Marenco, asegurara que la deuda se encontraba ´estable´, y luego, se disparó en miles de millones de pesos”.

“Y más alarmante todavía”, coincidieron, “es la progresión de esa deuda, que 4 años y medio antes, en octubre de 2017, era de 153 millones de pesos”.

Los reclamos de la oposición han pasado desde entonces por los pedidos de informes, el reclamo por la falta de convocatoria a la comisión de seguimiento y análisis de la obra social de los estatales rionegrinos, las comunicaciones para que el IPROSS formalice un vademécum de medicamentos esenciales que garantice el tratamiento de patologías frecuentes y crónicas, y hasta un recurso de amparo. En todos los casos, sin respuestas concretas del Gobierno ni del Instituto ni de la Justicia.

“En este contexto el presidente del IPROSS aseguró días atrás, a una radio de El Valle, que aumentó más de un 20% la demanda de medicamentos oncológicos en la provincia, lo cual, según dijo, afectó la estructura de gastos del instituto; llamativamente no hay más precisiones sobre una situación de salud mucho más grave que un problema contable”, apuntaron.

En la nota elevada este jueves, pidiendo una vez más la convocatoria a la Comisión Especial de Seguimiento del IPROSS, los legisladores recordaron al menos 4 solicitudes similares durante los últimos dos años y medio, que la mayoría del oficialismo en la Legislatura nunca atendió.

“Las restricciones y la suspensión de prestaciones sumados a la exigencia de copagos o ´plus´ que cobran los profesionales forman parte de las penurias que sufren los afiliados al IPROSS, y ahora sin más se les avisa que vendrán meses muy complicados. Son los mismos rionegrinos y rionegrinas que ven con indignación que el Gobierno provincial compra un avión con un sobreprecio presunto de millones de dólares”, recordaron los parlamentarios.

QUÉ TE GENERA ESTA NOTICIA



Artículo anteriorLRF: el Tribunal de Disciplina le dio la razón a Mallín Nehuén y jugará la final
Artículo siguienteLas Grutas: robaron en el parador de la 5ta bajada