En SAO se lleva adelante el sistema de acuaponía: producción conjunta de plantas y peces



Los estudiantes Rodrigo Mena, Rocio Stucchi, Sebastián Oyanguren (Lic. en Ciencias Marinas) y Leonardo Herrera (Tec. En producción pesquera) acompañados por el biólogo e investigador Víctor Fernández comenzaron un proyecto prometedor con un módulo de acuaponía o acuiponía.

La acuaponía consta de dos componentes principales: la acuicultura, correspondiente a la crianza de animales acuáticos peces, y la hidroponía, mediante el cual se lleva a cabo el cultivo de plantas sin suelo.

En este caso es un cultivo integrado multitrófico con varios niveles de recirculación de agua que abarca los peces, las plantas y las bacterias. Particularmente se trata de la trucha arcoíris (Oncorhynchus mykiss).

  • ¿Por qué y cómo nace este proyecto?

Hace casi tres años se trajo la trucha arcoíris, como un complemento para las materias que cursan los estudiantes del ESCiMar. Se consiguieron huevos de truchas para identificar el desarrollo embrionario, siguiendo con el crecimiento de juveniles, los individuos siguieron creciendo y alimentándose. Algunos de los ejemplares más grandes llegaron a pesar 250 grs., en una de las primeras etapas.

Es una iniciativa que nace de la interrogativa de los estudiantes y de la formación de profesionales, esperando que conozcan todo lo referido al trabado de la Lic. en ciencias marinas y la tec. en producción pesquera.

  • Sobre el sistema de acuaponía que llevan adelante, se puede mencionar:

Con poca cantidad de agua almacenada, se renueva el 1% del agua con este sistema. Con la posibilidad de generar módulos en las zonas áridas con poco recursos como lo es la línea sur. Y la escala de producción puede variar dependiendo de los recursos y materiales que se disponga.

Cómo funciona el sistema: El sistema de recirculación del agua, la misma agua circula no se tira, no se pierde.

  1. La bomba se encarga de levantar el agua y ponerla en el contenedor donde están las truchas.
  2. Por rebalse, sale el agua pasando por el filtro mecánico, un filtro de flujo radial.
  3. En el diseño y por la forma de circular el agua, las partículas pierden energía, precipitan y pasan partículas finas al segundo filtro que son bolsas (de algodón)
  4. El agua con pocos elementos particulados cae al biofiltro, donde el material filtrante son pequeños elementos plásticos con superficie y poco volumen, donde se aferran las bacterias. En este proceso el Amonio-amoniaco es tóxico, bacterias lo transforman a Nitritos que también son tóxicos y otras colonias de bacterias lo transforman a nitrato que tiene una toxicidad baja, y que se controla con cambios parciales de agua. Este paso (gasto) se evita con las plantas que lo extraen  del agua como nutriente.
  5. Del biofiltro ingresa el agua a las bandejas donde está el cultivo hidropónico (los vegetales), donde las plantan toman los últimos nutrientes no filtrados para que no vuelvan al contendor. Las plantas no permiten las bacterias anaeróbicas. (El paso hidropónico para que se filtren los desechos y lo aprovechen las plantas, recrean un sistema natural a escala.)
  6. Del cultivo hidropónico el agua se decanta hacia el contendor donde están las truchas.
  7. Una de las personas que tiene un invernadero grande en esta localidad está interesado en probar, el desecho de los peces como abono.

El acompañamiento del CIMAS es importante, con el espacio y permitir el trabajo con los estudiantes, este proyecto se realiza con los recursos disponibles, proyectándolo como una acuicultura de desarrollo, con reciclaje y sus prioridades.

  • Algunas de las característica de la trucha arcoíris (Oncorhynchus mykiss) de este proyecto:

La trucha arcoíris es fácil de cultivar, es una especie resistente, soporta variaciones de temperaturas y nunca le debe faltar el oxígeno. Es versátil para su producción a diferentes escalas.

Actualmente en el Cimas se tiene más de 200 truchas arcoíris en el contenedor, son juveniles con menos de un año.

En un principio se tuvo problemas con el alimento, son peces que incorporan proteína animal. Pero con una mirada comercial un alimento caro da un producto caro. Al ser totalmente orgánico es otro valor agregado.

Los contenedores de recirculación del agua, es uno de los ejes importantes, porque las bombas que utiliza por los costos no son alto, el costo más alto es del alimento el cual es caro.

Con la experiencia que se tiene en el cultivo de truchas arcoíris las dificultades que se tienen se han ido superando y está asumido cuales son los mayores cuidados que se debe tener, esto es una ventaja para su producción.

El cultivo de peces se debería hacer con los salmónidos que se tienen evitando la introducción de especies y enfermedades, se tiene mercado para las trucha.

Si bien este proyecto de acuaponía debería estar en el Criar (criadero del instituto de biología marina y pesquera “Almirante Storni” y sede del área maricultura), se espera que unos meses se traslade a esté lugar que tiene los elementos para poder continuarlo.

Esta es una iniciativa que surgió lentamente y se fue dando de esta manera. El compromiso de los estudiantes es muy importante incluso han llegado a financiar algunos de los implementos utilizados.

  • El cultivo con el sistema de acuaponía, que se está llevando adelante:

Es una tendencia a nivel mundial por el reciclado, la economía circular, no se desperdicia nada.

Esta es una iniciativa  llevada adelante con recursos propios y con la colaboración de diferentes personas que se acercan y que les interesa conocer el resultado final de éste proyecto.

Cuando se imaginó este tipo de cultivo, se pensó en lo útil que sería en la Patagonia y en las condiciones áridas, con pocos recursos. La variedad de especies que se pueden cultivar es alta, además de motorizar el mercado interno, da trabajo, fuentes de ingreso, fuente de alimento diferenciado y de buena calidad pescado y hortalizas. Con un producto totalmente orgánico.

Se puede llegar hacer una producción en zonas desfavorables, de características áridas, las condiciones de poca agua y una alimentación deficiente en la comunidad. Los cambios en el tiempo se pueden dar e integrar de esta manera truchas y hortalizas.

Este tipo de actividades con desarrollo, son técnicas que resultaron en otros lados o que las describen, acá se tienen otras condiciones y otros elementos, con una realidad diferente donde se proyecta una escala sencilla se llega hasta donde se pude con la producción, este tipo de sistema se parece a una escala de cultivo familiar o pequeños productores. El espacio que ocupa no es grande.

En esto se utilizó lo que se tenía como recurso, lo que estaba a la mano. Es una versatilidad que tiene desde que inicio hasta ahora, dependió del crecimiento de las truchas. Como es precario necesita cuidado diario, con una presencia activa de todas las personas que integran este proyecto.

QUÉ TE GENERA ESTA NOTICIA


Artículo anteriorSiguen apostando por el desarrollo de la maricultura en la Bahía San Antonio
Artículo siguienteDetienen a tres hombres tras robar en la estación Full GNC de San Antonio