Este año sin el tradicional “Homenaje al Gauchito Gil” en San Antonio Oeste

sao



En el Km 1140, de la Ruta Nacional 3, en San Antonio Oeste, cada 8 de enero se realiza el festejo chamamecero “Homenaje al Gauchito Gil”. La familia Segre, lamenta no poder organizar el tradicional evento, por la realidad del COVID-19 y al igual que todas las fiestas populares del país que han quedado suspendidas.

Con Esther García, este medio de comunicación realizó un repaso de la fiesta popular que homenajea al Gauchito Gil “al ‘Bochi’ Segre siempre le gusto el chamamé del litoral, siempre viajaba para esos lugares, recorría sus escenarios, es muy devoto del ‘Gauchito Gil’, en una de las charlas que tuvimos, decidimos colocar una capillita a la vera del Km 1140 RN3 por el año 2007. Sobre esta ermita entre el 2010 y 2011 se hicieron las primera dos fiestas”.

“Al notar la cantidad de fieles al gauchito y que les gustaba el chamamé, nos contactamos con el dueño del campo, para que nos de permiso para utilizar una pequeña parcela y montar un escenario, como solo trabajamos los días domingos, nos llevó entre 6 o 7 meses terminarlo. En el 2013, se bautizó al escenario “Natalio Mirensky”, homenaje a uno de los vecinos que siempre nos acompañó en su segmento radial. Todo lo realizado, desde el primer momento, fue una iniciativa familiar”.

“Desde el 2009 nos acompañaron los conjuntos chamameceros que eran contratados por nosotros, como ‘Bochi’ recorrió muchos escenarios, conocía a renombrados músicos que estuvieron aquí. Llegaron a pasar entre 12 o 14 conjuntos por año y en un solo día, en estos últimos 11 años de la ‘Fiesta Tradicional del Chamamé’, algunos de las zonas de nuestra provincia y otros de Entre Ríos, Corrientes y Santa Fe. En más, de una oportunidad se repitieron los conjuntos, pero siempre se busca que la gente conozca otros, que vienen por primera vez al predio del Gauchito Gil”.

inn

“Es la mayor bailanta chamamecera de la provincia y de la Patagonia, no conocemos alguna fiesta popular de igual características más que la nuestra, tampoco tenemos conocimiento de réplicas de la escultura gigante del Gauchito que se encuentra al lado del escenario. Esto ha dado lugar a ser parte de proyectos de investigación y de tesis de diferentes estudiantes, algunos dentro del turismo y el patrimonio popular”.

“En estos años, solo los últimos cuatro nos hicimos cargo del buffet, pero siempre lo costeó la familia, a veces recibimos un pequeño aporte de vecinos, es una fiesta que arranca a las 21 horas y se extiende hasta el amanecer, se baila hasta la salida del sol, hay personas que llegan más temprano para hacerse de un lugar para el asado y otras personas acampan al lado ‘del gauchito’, también algunos hacen un largo recorrido para venir exclusivamente a este evento”.

“El año pasado recibimos en febrero la personería jurídica “Bailanta Popular del Chamamé”, y este 2021 será la primera vez que se suspende, al igual que las grandes fiestas populares del país” agregó “esperamos que el 2022 podamos seguir, siempre y cuando las condiciones estén dadas, hay muchos fieles que la están esperando”.

QUÉ TE GENERA ESTA NOTICIA



Artículo anteriorRestricción nocturna: prestadores temen por el resto de la temporada
Artículo siguienteSAE: el puerto trabaja para el inicio de la zafra y espera mejorar la anterior temporada