¿Frío o calor para tratar una lesión?



¿Calor o frio?
La mayoría de los deportistas que sufren algún tipo de lesión se preguntan qué temperatura se debe aplicar sobre la misma. Y ésta resulta una pregunta muy acertada ya que si se aplica lo correcto se puede evolucionar hacia la mejoría de la lesión, pero si el método no es el adecuado puede colaborar con el agravamiento de esta. Los agentes físicos que podemos utilizar para ayudar a la recuperación de las lesiones son el frío y el calor.

Fundamentos.
Las lesiones deportivas tienen diferentes características y estadios. Por un lado, están las más traumáticas: desgarros musculares, tendinitis, esguinces, contusiones, luxaciones o fracturas. Y por otro, las menos complejas que son las contracturas, espasmos o retracciones musculares.
Dentro de las agudas y traumáticas la característica inicial es un proceso inflamatorio que se caracteriza por una serie de reacciones que se dan en forma sucesiva. Este proceso inflamatorio es necesario para lograr la reparación del tejido dañado. Es por estos procesos que la zona dañada se verá hinchada, enrojecida y con aumento de la temperatura local. El frío es curativo para toda lesión o traumatismo agudo como los desgarros, esguinces, contusiones y tendinitis, entre otros. Es decir, toda lesión que se acompañe de un proceso inflamatorio y es el primer agente que debe aplicarse ante un traumatismo. El tiempo indicado para la aplicación es de 10 a 15 minutos varias veces al día.

El calor está indicado para las afecciones crónicas o menos complejas como las contracturas o los espasmos musculares, rigideces de las articulaciones o cuando se necesite aumentar la elasticidad de algún tejido. El calor está totalmente contraindicado en la fase aguda de una lesión.
Es muy importante tratar las lesiones correctamente ya que por más pequeñas que sean, un “mal tratamiento” puede llevarlas a un estado de mayor gravedad o a su cronicidad.

Dr. Edgar Torres, traumatólogo. Hospital A. Serra.

QUÉ TE GENERA ESTA NOTICIA

COMPARTIR
Artículo anteriorSAO: Abierta la inscripción para el Curso de “Iniciación a la Aviación”.
Artículo siguienteEditorial: movilizados