Fuerte inversión de salud para equipar hospitales de toda la provincia



Desde mayo se adquirió equipamiento de última generación para los hospitales con el fin de mejorar la atención de los pacientes del servicio público de salud.

Una de las incorporaciones más importantes tiene que ver con la provisión del software que permite ampliar las prestaciones de los cuatro tomógrados instalados en los hospitales de mayor complejidad de la provincia (Bariloche, Viedma, General Roca y Cipolletti).

En el caso de Allen, que cuenta desde este año con un nuevo y moderno edificio, el Ministerio de Salud adquirió en su segunda compra un grupo electrógeno cabinado insonorizado, 12 bombas de infusión, dos blender mezcladores oxigeno/aire, un sillón de extracción de sangre, una cama UTPR para partos, un analizador de gases en sangre, elementos como muebles, entre otros tantos elementos.

inn

El hospital de General Roca recibió un Arco en C ($3.392.690,00), una unidad radiología móvil, un contador hematológico, una camilla de shockroom mecánica y un generador de vapor para autoclave, que incluyó la provisión e instalación.

En el caso del Ramón Carrillo de San Carlos de Bariloche, sumó importante equipamiento, como es el caso de un ecógrafo multipropósito, eco doppler para estudios generales, cardiológicos y otras prestaciones, una máquina de embalar y codificar para utilizar dosis de medicamentos en blíster cortados, comprimidos, ampollas, dos lámparas scialítica y 13 camas.

El hospital Zatti de la capital provincial, sumó un ecógrafo multipropósito, doppler para estudios generales o, cardiológicos y una mesa de anestesia. Villa Regina, una cama eléctrica para UTI.

En tanto, el hospital de Choele Choel, cabecera del Valle Medio, sumó un ecógrafo multipropósito, eco doppler, una camas eléctricas para parto y una Lámpara scialítica.

Por su parte, el hospital de Ingeniero Jacobacci, cabecera de la Región Sur, recibió una torre para cirugía videolaparoscópica, un impedanciómetro clínico avanzado digital (analizador de oído) y un audiómetro para uso clínico digital de tecnología hibrida.

Por último, Valcheta sumó un ecógrafo multipropósito; Cervantes, un desfibrilador monitor y una camilla Shockroom mecánica; Luis Beltrán un analizador clínico. Los hospitales de Coronel Belisle, Ñorquinco y Chimpay un contador hematológico cada uno.

QUÉ TE GENERA ESTA NOTICIA


Artículo anteriorRío Negro cuenta con un innovador programa contra el delito y la violencia
Artículo siguientePara Casadei “el actual gobierno municipal no cumplió la palabra empeñada”