HIPOCRESIA



CARTA DE LECTORES. Vemos adolescentes de apenas 11 a 14 o los de 15 o más, a la madrugada en la calle, en los boliches, en las afueras sin mayores, solos con sus pares, cuando en realidad deberían estar al calor de su hogar protegidos, cobijados, supervisados, y lo vemos como algo natural.

Esos mismos chicos pueden estar alcoholizados haciendo cosas que solo el alcohol les da el coraje de hacer cuando no deberían pasar de una bebida gaseosa o jugo y lo tomamos como algo natural.

Hasta hemos sido permisivos con una pequeña fumata de yerba o marihuana lo que también envolvimos en el aura de lo natural.

Llegaron las drogas sintéticas, no ahora ya hace rato, que se utilizan en las fiestas electrónicas donde para evitar reacciones adversas a la droga solo se consume agua, no alcohol, ni estimulantes.

Los jóvenes lo saben, conocen las drogas, las probaron en algunos casos, están seguros que son buenas, que lo tienen controlado, no producen adicción, las dominan.

Los padres lo saben, ponen el dinero para que las adquieran (no son económicas) y dejan a sus hijos con los que están complotados que hagan lo que deseen. Eso es ser padre hoy día. NO LÍMITES en pos del llamado amistad, no paternidad (y son padres lo que los chicos necesitan no un compinche, para eso están sus pares).

Los dueños del boliche lo saben, saben de las drogas que circulan (quizás hasta en algunos casos ellos las proveen, como el agua natural a valores astronómicos).

Y en el Gobierno lo saben, dicen estar atados de pies y manos ya que para poner a los proveedores bajo rejas, cambiando un radical a la formula, ya no es esa droga más y hay que volver a empezar todo el proceso legal por el que se los inculpo. Pero hace rato de esto, y no se cambia la legislación vigente para evitarlo.

Y todo es normal. Habitual. Nos hemos acostumbrado a lo erróneo o lo que no nos hace bien, hemos abandonado las buenas costumbres.

Cada 15 días sale una nueva droga para probar en esas fiestas.

Ahora claro, fallecieron varios chicos y otros están graves, es noticia. Ya no es Tan normal, se hizo público y notorio.

La sociedad los van a condenar, los medios los van a condenar.

Son las mismas drogas que antes eran buenas, seguras, no adictivas, dominables. Ahora ya no lo son, y todos asombrados mirando a uno y otro lado buscando responsables a quién endilgar la culpa de lo que por larga data ignoraron, permitieron.

HIPOCRESIA

SOCIEDAD HIPOCRITA

Así vivimos hoy en día. .

Hay que volver a los valores, a la ética, a la moral, a la cultura, a la educación, al respeto.

VALORES NO HIPOCRESIA.

Eso nos hace falta,. Eso nos hará crecer

ASI MARCAREMOS LA DIFERENCIA.

Julio Fontenla DNI 11463008

————————————————————————-

Cada nota, opinión o carta de nuestros lectores, se plasman sin cortar o corregir. Todas son exclusivamente responsabilidad de quienes las firman. Ninguna de ellas expresan la línea editorial de InformativoHoy y sus productos en línea.

QUÉ TE GENERA ESTA NOTICIA


COMPARTIR
Artículo anteriorProtesta de la Pesca en SAO
Artículo siguienteInmensamente agradecida