Hoy en salón de UNTER en SAO, charla sobre Educación Alternativa organizado por Vuela el Pez



Información brindada por la Asociación Vuela el Pez, ¿Qué es la Educación Alternativa?

La idea
Hace unos años comenzamos a charlar sobre la educación de nuestres hijes, sobre cómo generar un espacio que les permita elegir que hacer, les respete en su individualidad, les provea autonomía, les permita encontrar su elemento y, fundamentalmente, les ayude a ser felices desde un ambiente afectuoso y hospitalario.
Este conversatorio sobre educar derivó en la necesidad concreta de generar un espacio donde esas condiciones se sucedan diariamente. Así nació Espacio de Educación Alternativa Vuela el Pez, donde nuestras concepciones pedagógicas acerca del niñe y su manera de aproximarse al conocimiento están relacionadas con el respeto por las individualidades.
Nos situamos en la línea de pensamiento de María Montessori , quien plantea que “los niños absorben como esponjas” toda la información que necesitan y requieren para su actuación y desarrollo en la vida diaria. El niñe aprende a hablar, escribir y leer de la misma manera que lo hace al gatear, caminar, correr, etc; en forma espontánea. “La meta de la educación debe ser cultivar el deseo natural por aprender” y, aunque no somos una espacio cien por ciento Montessori, el respeto por el camino del aprendizaje que realiza el niñe es nuestro norte.

Entendemos que un niñe tiene un cuerpo que crece y una mente que se desarrolla. Juntos su desarrollo psicológico y físico tiene un curso único. Nosotros no debemos sofocar o interrumpir sus potencialidades, más bien debemos esperar sus manifestaciones sucesivas. Les niñes no pueden sostener un trabajo puramente intelectual. La personalidad es unitaria y debe ser totalmente activa. Es preciso que el movimiento, el ejercicio muscular, sea simultáneo al trabajo mental. Si por el contrario la actividad es total, es decir, acompañada de movimientos, el aprender se convierte en un ejercicio y por ello aumenta la fuerza psíquica.
Somos seres singulares, con miradas singulares, formas de comunicarnos singulares, el desafío está en hacer bandera de esa singularidad y como docentes guiar a nuestres niñes en sus singularidades. Al decir de Fernando Bárcenas deberíamos “no negar la diferencia sino modificar la norma”.
Entendemos este Espacio de Educación Alternativa como un lugar cercano a la naturaleza, el arte y los sentidos donde se pueda construir un aprendizaje que siga el ritmo del desarrollo del ser humano, para que el conocimiento sea una parte del proceso, no el todo.

En Vuela el Pez el protagonista del aprendizaje es el propio niñe, sus intereses y sus necesidades de desarrollo. Este proceso activo, más rico y complejo, lleva a conocimientos más sólidos porque tienen sentido para él. Además, son conocimientos interconectados y no fragmentarios. Les niñes no aprenden datos aislados, sino que adquieren una cosmovisión.
Esta forma de aprender respeta la curiosidad y la creatividad naturales de les niñes y lleva al guía a tener una actitud u orientación de apertura a la presencia viva de nuestros niños y niñas y al mundo complejo y dinámico que nos rodea.
La aventura del aprendizaje es un viaje apasionante. Les niñes necesitan crear las herramientas el ritmo, el modo en que desean viajar y el destino a alcanzar.

Los principios
• Les niñes pueden educarse a sí mismos. El niñe aprende por el solo hecho de vivir.
• Cuando el niñe toma decisiones por si misme desarrolla habilidades que contribuirán a su autonomía y su autoestima.
• El ambiente preparado es un ambiente que se ha organizado cuidadosamente para el niñe, diseñado para fomentar su auto-aprendizaje y crecimiento. En él se desarrollan aspectos sociales, emocionales e intelectuales y responde a las necesidades de orden y seguridad.
• El rol del adulto es guiar al niñe y darle a conocer el ambiente en forma cariñosa y respetuosa. Ser un observador consciente y estar en continuo aprendizaje y desarrollo personal.

El espacio
Vuela el Pez es un Espacio con ambientes preparados, entendiendo éstos como espacios abiertos, con luz natural y materiales concretos organizados para estar al alcance de les niñes. Está estructurado etariamente por trieños para favorecer el compañerismo y la solidaridad. Actualmente atiende niñes de 3 a 6, nivel inicial, y la proyección indica que el año próximo se podrá abrir primaria.
Habitamos una casa en alquiler, que posee cinco espacio de uso diario; una galería donde se encuentran los libros, materiales para trabajar la motricidad fina y gruesa, bloques constructores y nuestro espacio de asamblea; un comedor donde hay circuito de lavado y secado, elementos para hacer infusiones y frutas y cereales durante toda la jornada; un ambiente de materiales específicamente donde están casi todos los materiales concretos de lectura y escritura, matemática, botánica, geografía; un ambiente de artística donde hay atriles y temperas a disposición como así también fibras, lápices, para hacer collage, para cortar, masa y una mesa de observación de la naturaleza con lupas, libros de flora y fauna y una bandeja con cosas encontradas por ahí (caracoles, hojas, cangrejos, algún que otro insecto) y un ambiente de movimiento con música constante, instrumentos musicales, colchonetas, aros, cintas, telas y una carpa.
Les niñes deambulan por esos espacios toda la jornada eligiendo con que materiales desean trabajar. Las guías, en este caso somos dos, estamos atentas a cualquier dificultad que se presente y, de vez en cuando, sugerimos materiales para trabajar, juegos colectivos, yoga o asambleas para compartir algo o debatir.

La educación pública y gratuita
Las dos docentes que actualmente formamos parte del espacio trabajamos ad-honoren porque el Espacio es público y gratuito sin ninguna restricción en el ingreso convencidas de que la educación es un derecho y como tal cualquiera y cada uno debe tener la posibilidad de acceder a ella. Para poder solventar algunos gastos, como el alquiler, la compra de material e insumos el proyecto de este Espacio Educativo está enmarcado en una Asociación Civil que lleva el mismo nombre.
La Asociación, sin fines de lucro, cuenta con socios que colaboran con una cuota de 200 pesos mensuales. Las familias de les niñes que se pueden asociar lo hacen y los que no, buscan asociar gente que esté dispuesta a ser solidaria con el proyecto entendiéndolo como de gran importancia en el entramado social y por tener un rol primordial en el tratamiento de la vulnerabilidad en la niñez educando en el respeto por la singularidad, la libertad, la autonomía y el afecto.

El afecto
“Amar educa. Si creamos un espacio que acoge, que escucha, en el cual decimos la verdad y contestamos las preguntas y nos damos tiempo para estar allí con el niño o niña, ese niño se transformará en una persona reflexiva, seria, responsable que va a escoger desde sí. El poder escoger lo que se hace, el poder escoger si uno quiere lo que escogió o no, ¿quiero hacer lo que digo que quiero hacer?, ¿me gusta estar dónde estoy?”, son algunas de las preguntas que aparecen.
Para que el amar eduque hay que amar y tener ternura. El amar es dejar aparecer. Darle espacio al otro para que tengan presencia nuestros niños, amigos y nuestros mayores”.
Luego de dos años de estar inmersas en este proyecto, consideramos que otra educación es posible. Una educación diversa, inclusiva por no haber excluido, una educación no masificada, sin evaluaciones, sin comparaciones, donde les niñes sean protagonistas de su andar.
Un Espacio Educativo que les permita construir su subjetividad desde la diferencia y el respeto por ella, desde la no violencia y el afecto, desde la individualidad surgida de lo colectivo, desde la curiosidad y el ansia por saciarla y, fundamentalmente, desde la felicidad de saber que están haciendo lo que les gusta.

QUÉ TE GENERA ESTA NOTICIA

COMPARTIR
Artículo anterior“El peronismo es capaz de recuperarse, no somos como los que le quitan derechos y dignidad a la gente”
Artículo siguienteJoaquin Landivar “es cierto, evalúo la posibilidad de aceptar hacienda municipal”