Impulsan que el municipio plante árboles frutales en espacios públicos

vanesa



El 30 por ciento de los árboles que se planten en el ejido sanantoniense por parte del Estado Municipal deberá conformarse por frutales autóctonos de la Patagonia, si avanza un proyecto de ordenanza que impulsa la concejala del Frente de Todos, Vanesa Carmona.

Los mismos serán colocados en espacios públicos, plazas, parques, plazoletas, caminos y escuelas.

La Secretaría de Servicios Públicos, a través del Vivero Municipal, será el órgano de aplicación de la norma mientras que las Secretarías de Medio Ambiente y Desarrollo Social actuarán como complementarias.

En este sentido, se espera la creación del mencionado Vivero, tal como establece la Ordenanza 2840 de 2008, autoría del concejal mandato cumplido Gabriel Bottari.

Será esa área la que controlará la implantación de las especies, confeccionará un mapa de la ubicación de las mismos y lo mantendrá actualizado para facilitar su mantenimiento y seguimiento.

Por otro lado, deberá coordinar con Juntas Vecinales y asociaciones la ejecución de programas que implementen lo establecido en la ordenanza. Se permitirá la recolección de frutos de manera responsable y gratuita, se fiscalizará que la extracción de frutas no altere las funciones del árbol y el consumo podrá ser al paso o una mínima colecta para consumo familiar.

inn

Además, se diseñarán y ejecutarán políticas de concientización a los vecinos en la optimización del recurso a través de la difusión y organización de exposiciones, conferencias, cursos y publicaciones.

Los vecinos que cuiden y planten frutales recibirán premios estímulo, al tiempo que se prohíbe la comercialización, el acopio indebido o la destrucción y daño a las plantas.

Para la aplicación de la norma se dispondrán recursos provenientes de partidas del presupuesto, asignadas al órgano de aplicación y a las que provengan del Estado Nacional o provincial, previa firma de los convenios correspondientes firmados por el Poder Ejecutivo Municipal.

“Si se incorpora al ejido municipal la implantación de árboles frutales de la zona, podría la población beneficiarse con sus frutos sanos, frescos y orgánicos. Un frutal puede producir hasta quinientas frutas anuales, además favorecen el desarrollo de las abejas y absorben toneladas de monóxido de carbono del aire”, afirmó la concejala.

Además, aseguró que “existen ejemplos en el mundo de huertas públicas en las cuales los vecinos trabajan y toman lo brindado por las mismas. En diferentes municipios de Argentina existen normativas que legislan sobre árboles frutales, como en San Carlos de Bariloche”.

QUÉ TE GENERA ESTA NOTICIA



Artículo anteriorDeclaran de interés municipal al Consejo de Pastores Evangélicos de San Antonio
Artículo siguientePiden incorporar personal técnico al Servicio de Atención Territorial