Ingresos Brutos: el objetivo es beneficiar a buenos contribuyentes con adecuación de las alícuotas


Del total de contribuyentes encuadrados en actividades de comercio y servicio el 94.5% son consideradas Micro y Pequeñas Empresas que acceden a bonificaciones del 30% por buen cumplimiento.

En tanto, el 4.5% corresponden a medianas empresas las cuales acceden al incentivo del 15% y sólo el 1% no accede a la bonificación por estar dentro de las grandes empresas.

En el marco del Pacto Fiscal firmado con Nación la provincia de Río Negro fijó las nuevas alícuotas para los distintos sectores en el Impuesto sobre los Ingresos Brutos, las provincias fijaron topes para cada una de ellas durante los próximos 5 años, la única excepción para el año 2018, para la cual no existe tope fue para dos actividades, comercio y servicios.

El espíritu del consenso fiscal fue desgravar las primeras etapas de la actividad económica y establecer una alícuota fija y estable para los próximos 5 años del 5% para comercio y servicios (Excepto para los servicios relacionados con las actividades primarias y turísticas).

La provincia de Río Negro tenía una alícuota para el comercio y servicio que iba del 3% al 4% dependiendo la facturación de la empresa, a diferencia de otras provincias que llegaban a gravar estos sectores con el 6%, por ello el consenso fiscal no fijó un tope para este año a los fines de que estas provincias no pierdan recursos.

Por esta razón para el 2018 se fijó la alícuota que regirá los próximos 4 años con una fuerte política de bonificaciones para los contribuyentes cumplidores. Estas bonificaciones abarcan al 99% de los contribuyentes, que suman en total 59.729, del sector comercio y servicio sumado a la estabilidad fiscal dada a las Mipymes que hayan hecho inversiones productivas que conservan la misma alícuota que tributaban el año 2017 y las correspondientes bonificaciones de aquel periodo fiscal.

Las contribuyentes considerados Micro y Pequeñas Empresas, acceden a una bonificación del 30% por buen cumplimiento, lo cual representa el 94.5% del los contribuyentes, quedando una tasa efectiva del 3,5% comparada la del 3% y 3,5% que abonaban el año pasado según su facturación, es decir que el aumento de alícuota para algunos es del 0,5% y para otros no existe aumento. El 4.5% de los contribuyentes se encuadra en el segmento Mediana empresa y acceden a una bonificación del 15% por el pago en término, es decir que su alícuota efectiva es del 4,25% y la suba en este caso es del 0,75; sólo el 1% no accede a la bonificación por estar dentro de las grandes empresas.

Además por la adhesión de a la ley MiPyme, la Provincia asegura la estabilidad fiscal a las empresas que hayan hecho inversiones productivas durante el periodo fiscal 2016 y 2017, para acceder a estos beneficios deberán presentar una nota en la Agencia de Recaudación Tributaria y cumplir con los requisitos que establece la Resolución 4010/2017 de AFIP y el decreto reglamentario nacional 1101/2016.

En otros puntos que se consensuaron, Río Negro ya los había cumplido, por ejemplo la eliminación de aduanas interiores que afectaba a los contribuyentes que se domiciliaban fuera de la provincia, receptando los fallos judiciales que habían condenado a otras provincias a eliminar estas normas discriminatorias, por ello Río Negro no tuvo que cambiar su legislación.

En este sentido la Provincia de Río Negro apuntó a que los cambios sobre las alícuotas sigan la línea del proceso productivo, conforme el espíritu del consenso, bajando el costo impositivo a la línea de producción y el transporte para que impacte la disminución en el precio del producto final.

Esta reforma impositiva no hubiese tenido efecto si Río Negro tomaba estas medidas aisladamente, sino que sólo se ven los beneficios en el caso que todas las provincias desgraven al mismo tiempo las primeras etapas productivas y establezcan una alícuota común en la última etapa. Evitando la puja continúa de las diferentes jurisdicciones del país por las bases imponibles que existían hasta el consenso fiscal que además propiciaba la creación de paraísos fiscales y sanciones a los contribuyentes de otras provincias.

La reducción de alícuotas hasta su desgravación en actividades claves para la economía hacen que los productos bajan sus costos, es innegable que una reducción de impuestos en el transporte, que en 3 años queda desgravado, pase del 4% al 3% o en la industria que se redujo del 4% al 1,5% tendiendo a su eliminación, no impacten el precio del producto.

Si tenemos en cuenta la reducción del 2,5% en la alícuota en industria y del 1% en el transporte para los grandes productores de bienes, no solo en la venta final del producto sino de todos sus insumos que lo componen y si a este encuadre se suma que en el comercio de esos bienes las pequeñas empresas no tuvieron aumento al igual que las micro pymes que tienen estabilidad fiscal y en los casos que si lo hubo fue del 0,5 al 1%, se puede concluir que la carga tributaria total es menor que antes de la reforma tributaria.

Al respeto, el gobernador Alberto Weretilneck explicó que “sólo las grandes empresas comerciales y de servicios tendrán una alícuota efectiva del 5%, el resto, si están al día, verán una variación de menos de 1 punto en su alícuota. Apuntamos que los buenos contribuyentes, los que se preocupan por mantener sus impuestos al día no se vean afectados por la actualización de alícuotas por eso es que aumentamos las bonificaciones del 10 al 30%”, concluyó.

Agregó que “hemos considerado cada uno de los puntos establecidos en el Pacto Fiscal para adecuarnos a la Nación y que en Río Negro beneficie, durante el proceso, a las todas las actividades productivas. Por eso se priorizó la desgravación en las actividades primarias y trasversales de la economía considerando que dentro de la cadena son las que afectan al precio del producto final”.

Por su parte, el titular de la Agencia de Recaudación Tributaria, Leandro Sferco manifestó que “hay que considerar que la Ley Impositiva muestra el tratamiento a las actividades económicas hasta el 2022, dándole estabilidad y previsibilidad a corto plazo. Los cambios están dentro de un proceso en donde cada una de las partes que intervienen en la cadena económica tendrán un efecto positivo”.

QUÉ TE GENERA ESTA NOTICIA


COMPARTIR
Artículo anteriorInvestigan denuncia por intento de secuestro en San Antonio Oeste
Artículo siguienteLA GRIETA DE LOS BILLETES (carta de lectores)