Jefe de la Policía explicó por qué no difunde estadísticas sobre delitos

niñes



El jefe de la Policía de Río Negro, Osvaldo Tellería, reconoció que no es «amigo» de hacer públicas las estadísticas sobre los hechos delictivos que ocurren en cualquier punto de la provincia, y tiene un argumento.

“Yo puedo decir que estamos mejor, y estamos mejor. Pero si decimos que bajaron los delitos, con porcentajes, creo que es faltarle el respeto a la persona que fue víctima de un hecho, por eso elijo no brindar cifras”, aseguró el funcionario.

No obstante, admitió que la institución utiliza esos datos de manera interna para establecer una política de prevención acorde a lo que esté pasando. “Esos datos nos sirven para conocer los lugares donde se están cometiendo los hechos, los horarios y cuál es la tendencia, de esa manera actuamos en consecuencia, implementamos operativos y reforzamos la seguridad”, indicó.

En relación a la situación actual, Tellería contextualizó los hechos delictivos de hoy con los ocurridos durante los meses de restricciones para poder circular. “Comparar el presente con 2020 sería subjetivo, por eso trabajamos sobre lo que ocurrió durante 2019, donde sin duda estamos mejor”, enfatizó.

Admitió que a partir del levantamiento de las restricciones, se incrementaron las incidencias delictivas y por consiguiente “aumentó la preocupación de la población”.

Opinó que la situación sanitaria “fue una bisagra entre lo que ocurría antes y lo que pasó una vez que se liberó la circulación”, pero también aseguró que “todos los temas son atendidos, no solo en una localidad específica, sino en toda la provincia”.

Aseguró también que existió un cambio en la tipología de los hechos delictivos. “Hubo un incremento de casos puntuales como amenazas, hubo más peleas y discusiones o lesiones entre grupos”, sostuvo y reconoció que esos delitos “son más difíciles de prevenir”.

En ese sentido, detalló que “los hechos contra la propiedad privada se pueden morigerar con más controles, patrullajes y presencia de efectivos en sectores vulnerables, pero en los casos particulares como discusiones en ámbitos privados, la prevención policial es compleja o imposible”. (El Cordillerano)

QUÉ TE GENERA ESTA NOTICIA



Artículo anteriorRevés judicial para ALPAT: la Corte Suprema revocó la sentencia por cortes del servicio de gas
Artículo siguienteServicios de internación y consultorios para afiliados: acuerdo directo entre Empleados de Comercio y el Policlínico Privado de SAO