Jorge Pil “vamos a luchar con lo que nos queda de fuerzas para tener justicia”

ilcen


El padre de Ilcen Aimé señaló a InformativoHoy “estoy destrozado, esto es la justicia de Río Negro, en este fallo del Superior Tribunal al menos esperábamos una condena, si no va a la cárcel, por lo menos en suspenso, pero no la absolución” mencionó que el fallo le pareció muy raro.

“La verdad que esto nos dio un cachetazo que no considerábamos posible, dos de los jueces lo condenaban a 3 años y 9 de inhabilitación, al menos eso podían hacerlo, pero que los otros tres digan que mi hija incluso tiene parte de culpabilidad es inadmisible”.

inn

Entre lágrimas Jorge mencionó que ya se puso en contacto con los referentes nacionales y las Madres del Dolo “vamos a apelar a la justicia federal, tenemos hasta el día 13 para pedir que se trate en una instancia superior, no vamos a bajar los brazos, que esto no quede impune, Dios pondrá las personas en el camino para que nos ayuden”

“No podemos entenderlo pero no vamos a dejar de luchar por mi hija hasta que no nos quede mas fuerzas, queremos justicia y es lo que perseguimos desde el primer momento” finalizó.

Por su parte el abogado de la causa Gustavo Arbués mencionó “es muy raro realmente, analizaremos exhaustivamente el fallo, pero las mismos jueces que fallaron por la absolución de Schmidt son los mismos que le negaron la probation y además en ese mismo lugar le negaron la posibilidad de un juicio a prueba porque estimaba que la pena sería superior a tres años”

“Hablé con el fiscal, vamos a ir a la isntacia superior que es la Corte Suprema de Justicia de Nación. Entendíamos que fuera al menos de tres años de prisión en suspenso e inhabilitación para conducir, nada de eso sucedió, lo dispensaron de todo” añadió que “hasta tal punto la rareza del perdón que el mismo abogado del imputado solicitó que su defendido sea condenado porque merecía estarlo, increíble”.

QUÉ TE GENERA ESTA NOTICIA


Artículo anteriorJornadas de castraciones masivas en SAO, SAE y Las Grutas
Artículo siguienteLos caminos de Saint Exupery, hace 90 años, en San Antonio Oeste