Kickboxing: ¿positivo o negativo?


El kickboxing combina los golpes del boxeo con las técnicas de patadas de artes marciales orientales como el karate. Dependiendo de si se practica el kickboxing en un gimnasio o un estudio de artes marciales, puede variar en intensidad de un entrenamiento aeróbico vigoroso a un duro deporte de contacto competitivo. Ya sea que se realice por el acondicionamiento físico o para luchar, el entrenamiento con un instructor calificado con experiencia puede ayudar a evitar lesiones.

Historia.

Es una disciplina milenaria de origen tailandés, que combina patadas y golpes de puño, además, promueve el desarrollo integral de quien lo practica. Ha entrado en el conocimiento popular como un método de entrenamiento aeróbico en la década de 1990. Como un deporte competitivo, el kickboxing es fiel a sus orígenes y pueden ser relativamente peligroso, pero ofrece una excelente preparación física.

Lo positivo.

Practicar Kickboxing ayuda a perder peso rápidamente incluso para aquellas personas que sienten haberse estancado y ya no ven resultados cuando van al gimnasio, con ayuda del Kickboxing y una alimentación adecuada pueden retomar el ritmo y seguir quemando calorías.

Por el trabajo aeróbico que se realiza Kickboxing es uno de los mejores deportes para tonificar y moldear la figura.

La preparación física del Kickboxing es muy demandante  debido a ello aumenta rápidamente la fuerza y resistencia cardiopulmonar. Además aporta beneficios psicológicos: aumenta la autoestima, da mayor seguridad y confianza, ayuda a estar alerta, es desestresante y en determinado momento, puede servir como defensa personal.

Lo negativo.

En cuanto a las desventajas, la posibilidad de sufrir lesiones es la principal (contusiones, fracturas faciales, etc.). Las lesiones también son más probables si no se realizan correctamente los puñetazos y patadas. Se tiene la creencia errónea de que el Kickboxing es un deporte violento, el contacto entre principiantes es casi nulo y sólo los profesionales aplican suficiente fuerza en los golpes para generar lesiones de consideración; aun así, llevan protección.

El entrenamiento del kickboxing es excelente para el desarrollo de la velocidad, la fuerza y ​​la salud cardiovascular. Si se lo quiere practicar con un menor riesgo de lesión, como en cualquier disciplina deportiva, hay que respetar sus reglas y los elementos de seguridad propios.

Dr. Edgar torres, traumatólogo, Hospital a. Serra.

QUÉ TE GENERA ESTA NOTICIA


COMPARTIR
Artículo anterior¿Apareció?… el San Cayetano ingresó al muelle con pesca de langostinos
Artículo siguienteEditorial: será una semana álgida en lo político