SOCORRO INCAPACES


CARTA DE LECTORES. Esta nota la publique hace un tiempo y ahora con cinco muertes y con el director del PAMI, que saca cobertura de medicamentos porque no sirven o por que son peligrosos y se siguen vendiendo,vuelve ha estar en el tapete y si nadie hace nada volverá a estarlo ,con muertes ,muertes y muertes.

El tema de la efedrina se está acallando, de las anfetaminas ya no se habla, el problema persiste, más droga, más violencia, más muerte.

Sobre las anfetaminas, hace más de diez años trato de llamar la atención a través de charlas públicas, conferencias, notas periodísticas; pero como decía mi abuela “una golondrina no hace verano”. Mi fracaso ha sido total, sino el caso de la efedrina no hubiera sucedido.

Soy farmacéutico y trabajando como Director Técnico he llegado a conocer la legislación nacional y provincial, como así los organismos de control nacionales y provinciales que, supuestamente controlan.

La efedrina es un principio activo que se utiliza para diferentes afecciones, siendo una droga antigua sustituible por otras. Tiene poca acción sobre el sistema nervioso central,  alterando poco la conducta del que consume. En cambio la metanfetamina si tiene acción sobre el sistema nerviosos central, alterando el comportamiento de sus consumidores pudiéndolos transformar en violentos asesinos.

La metanfetamina se obtiene mezclando efedrina con sustancias que cualquiera puede comprar en su barrio y calentándola en la cocina de su casa, así de simple, así de peligroso.

La metanfetamina se ha transformado en un flagelo mundial, en muchos estados de los EEUU han desplazado a la cocaína y a través de informaciones se la vincula directamente en porcentajes de altísimos con robos, violaciones, suicidios y asesinatos. Las conclusiones en otros países desarrollados son similares.

Esta acción es porque en ciertas dosis bloquea el juicio crítico (el no se puede hacer o no lo debo hacer), dejando al individuo a merced de sus impulsos animales, pero superándolos a éstos, porque todo individuo tiene una sobrecarga de estímulos provocados por la modernidad. Muchas de estas drogas se obtienen en farmacias, solo bajo receta médica y todos sabemos que esto no tiene control y hasta se llega al paroxismos de publicitarlas por televisión.

Se venden comprimidos de estas drogas bajo el nombre de corajina (cosa dicha por TV en una entrevista a un delincuente) o  bajo el  nombre de pastillas del valor, utilizándolas para salir a delinquir y como bloquea el juicio crítico los resultados de esto pueden ser violaciones, asesinatos, etc., y después supuestos entendidos en seguridad dicen ” los delincuentes han perdido los códigos”

Decía Perón que “la calidad de una gestión se mide por los resultados”, y lo que paso y está pasando en la Argentina, dice que entraron cientos de toneladas de efedrina, necesitándose en realidad para la elaboración de medicinas unos cuantos kilos, dice que los medicamentos se venden en kioscos, en supermercados y en farmacias sin recetas, a pesar que el rótulo anuncia “venta bajo receta”, pero como no es archivada que lo controle Dios.

También dice que los conductores de TV cuanto más populares sean, mejor, aconsejan tomar cual o tal medicamento y al final como una burla dicen: “consulte a su médico y cómprelos en farmacias”, lo que lleva implícito que se pueden comprar  libremente , que alcaloides se venden como alimentos ,volviendo loca a nuestra juventud, prostituyéndola y exitándola hasta niveles de violencia feroz.

Todos hablan de la efedrina, pero nadie habla de la metanfetamina que es un verdadero flagelo para la sociedad. Nadie dice cuantos medicamentos con metanfetamina o con otras anfetaminas se pueden conseguir sin receta archivada, nadie dice cuantos kilogramos de anfetaminas se comercializan como si nada, a través de la homeopatía, nadie dice cuantos anfetaminas se comercializan por izquierda; nadie investiga que contienen las pastillas de corajina y cuantos delincuentes de los que han matado lo hicieron empastillados ,como ellos dicen.

Nadie dice cuales son los principios activos de los comprimidos que los chicos disuelven en los famosos baldes que les dan en los boliches, que los convierten en verdaderos engendros de la violencia y de la estupidez y mucho menos dicen de donde sacan las pastillas.

Nadie se pregunta por qué hay Obras Sociales, sobre todo las de los ricos, que tienen Vademécum que deja fuera a miles de medicamentos por repetidos, tóxicos o inútiles y se supone que  estas Obras Sociales no están dejando sin medicación a sus  pacientes.

Entonces que alguien explique por qué el sufrido pueblo más necesitado no tiene un vademécum nacional que le cuide el bolsillo y la salud.

Que alguien explique por qué los pobres son estafados, porque nadie se anima a dar de baja las certificaciones de medicamentos que algunas Obras Sociales ya dieron de baja.

Días pasados publicaron el precio de un Kg de Efedrina y calcule cuanto costaba la Efedrina que tenia un medicamento que cuesta 20$, y resultó que su único principio activo salía 0.21$,la Presidenta nos enseño que evadir dentro de la ley se dice elusión, como se dirá robar dentro de la ley ,tal vez rolusion.

Este tema está pidiendo a gritos acciones conducentes a su encarrilamiento. La metanfetamina no sirve médicamente para nada, ya tendría que estar prohibida como sus similares anfetaminas.

El bestial decreto colonial 150 que regula o mejor dicho desregula la importación y certificación de medicamentos en la Argentina, hecho por ” el farmacólogo” Domingo Cavallo ya debería haber sido derogado y cambiado por una Ley de Medicamentos que cuide la salud de pueblo y no como el Decreto 150 que para lo único que sirve es para engordar la renta de los laboratorios, la mayoría multinacionales.

Se tendría que constituir por ejemplo una Administración Federal de Medicamentos, para que existiera una sola regulación en todo el país, un solo organismo de control con cedes en todas las provincias.

Las provincias se deberían dedicar a través de sus Direcciones de Farmacias a regular el comercio minoristas, es decir las farmacias, dejando a la Administración Federal, laboratorios, droguerías y distribuidoras.

Dicha Administración (una nueva ANMAT) por su carácter de Federal debería ser conducida políticamente por un consejo constituido por un representante por provincia y presidida por uno del Gobierno Nacional; y técnicamente por un consejo formado con representantes de facultades públicas de farmacia y medicina existentes.

Esta administración debería contar con equipos técnicos de investigación, desarrollo y control Esta administración debería contar con equipos técnicos de investigación, desarrollo y control y presupuestos que los hicieran altamente efectivos; lo que haría que nos ahorráramos miles de millones de peso, que el pueblo ganara mucha salud, cuyo valor es inconmensurable.

Hoy por hoy ese dinero se lo llevan los Traficantes de la Salud, amparados por la falta de legislación o la existencia de legislación al servicio de intereses ajenos a la salud del pueblo y del descontrol.

La burocracia estatal pone su incapacidad, y el pueblo su salud y el dinero que no tiene.

Lo que pasa es por lo que se ve y escucha, y sobre todo por los resultados, los que tendrían que solucionar esto hablan mucho pero hacen poco, porque por ahí tienen pocas ideas o directamente son unos incapaces, para no pensar mal, ¿vio?

Dr Antonio Tourville

DNI 7817849

————————————————————————–

Las cartas u opiniones de los lectores son plasmadas sin cortar y corregir. Todo escrito que se envía a este medioes mera responsabilidad de quien la firma. Ninguna de las notas expresan el pensamiento editorial de InformativoHoy.

QUÉ TE GENERA ESTA NOTICIA


COMPARTIR
Artículo anteriorLRF: solo empates en SAO
Artículo siguienteAgradecimiento