Murió por la indiferencia (carta de lectores)

sao



Para que este perrito haya terminado así, hubo muchos responsables. La súper población animal es una causa que debe tener «muchos guerreros» para combatirla.

Éste perrito ha deambulado bastante tiempo y «ante la vista de muchos», antes de caer totalmente debilitado en medio de la calle.

En medio de la calle por donde pasaban autos esquivando, a dónde había casas con gente mirando por las ventanas… este perrito murió por la indiferencia, por el «no me meto», «por el doy vuelta la cara», por el “llegó tarde”, por el «no es mío»… Quizás lo más digno que le pasó en su vida, fue morirse… viendo ojos que lo miraron, manos que lo recogieron y lucharon por devolverle su vida.

Fue tarde para él, pero hay cientos por ahí. No seamos indiferentes. No adoptes si no podés cuidar, sacá un turno, no solo para el tuyo sino para alguno que no tenga responsable. Ponele un poquito de remedio para las garrapatas, al tuyo y a otro más. Da aviso antes de que llegue a este estado, pedí ayuda, llamá, escribí… Seguramente entre todos alguito podemos hacer.

Gracias al Colo y a Juan por predisponerse para ayudarlo, gracias a quien avisó Romina Cisneros, porque si no, hubiera muerto aplastado. Graciela Saavedra por estar siempre para ellos.

Denunciemos todos estos casos y sigamos cada uno desde su lugar colaborando para combatir ésta problemática que nos afecta como comunidad.

Ellos son «seres sintientes» y cada uno de nosotros puede ayudar para que no sufran. Volá alto Negrucho y ojalá en el cielo te traten mejor que acá.

Gabriela Latorre (Las Grutas)


Todas la cartas, escritos u opiniones vertidas por terceros y/o lectores en el diario digital InformativoHoy no pertenecen a la línea editorial del medio de comunicación. Es mera responsabilidad de quienes la firman. Las mismas se plasman sin cortar, ni corregir.

QUÉ TE GENERA ESTA NOTICIA



Artículo anteriorVuelco en la RN3 entre San Antonio y la rotonda de acceso a SAE
Artículo siguienteYa tiene concesionario parador ubicado en la costanera de San Antonio Oeste