Pesatti: “La sociedad rionegrina es progresista”



“La sociedad rionegrina es progresista desde su Constitución y legislación. Somos progresistas y no nos casamos con nadie”. “Es un cargo importantísimo, pero el poder que yo tengo es muy restringido”. “Tengo que estar preparado para no perder el equilibrio”. Estas y otras definiciones dejó el vicegobernador Pedro Pesatti en un reportaje.

Pesatti hizo un repaso por varios temas. La parte política del cuestionario de DiarioLegislativo.com, a continuación:

–En la historia reciente de Río Negro se dieron situaciones donde el vicegobernador aspiró a suceder al gobernador y esas relaciones no terminaron bien. ¿Qué pasa con usted?
-Desde el momento que Alberto me ofreció ocupar este lugar en 2014 sé que es un cargo donde uno tiene que estar muy preparado para no ir más allá de lo que uno está habilitado. Es un cargo importantísimo, pero el poder que yo tengo es muy restringido. Y yo tengo que saber que ése es mi poder y en su restricción está el secreto de poder ejercerlo bien. Yo tengo más para pasar sin pena ni gloria que para lograr la gloria en este cargo. Por ahí tiene más trascendencia un intendente de una localidad pequeña que el vicegobernador de Río Negro.

–¿Se está bajando el precio?
-No, al contrario. Si quiero ser un buen vicegobernador tengo que cumplir lo que me dice la Constitución como tarea y límites. Tengo que estar preparado para no perder el equilibrio.

–¿Hay tentaciones de dar un paso más?
-Si. Y hay muchos que esperan que uno cometa esos errores o inventan cosas que uno no hacen para mostrarle al gobernador que el vicegobernador está en un proyecto individual. Algunos me dicen que eso no me sirve porque no me pone en una situación de fuerza, pero yo sólo aspiro a terminar mi mandato siendo un buen vicegobernador.

–¿Qué es ser un buen vicegobernador?
-Cumplir lo que la Constitución dice: colaborar con el gobernador, ser su reemplazo en caso de licencias y ser el nexo entre el Legislativo y el Ejecutivo.

–¿Para lograr ese objetivo hay que dormir el animal político?

-Demostrar que yo tengo el equilibrio suficiente como para que la ansiedad no me gobierne y mucho menos la ambición. En Argentina somos muy tolerantes con aquellos que no pueden gobernar su propia ambición y nosotros hemos tenido una dirigencia política que por ambiciosos o desmedidos ha hecho perder a Argentina grandes oportunidades.

–No obstante, más allá del rol institucional usted tiene un rol protagónico en el armado de Juntos Somos Río Negro que es el partido del gobierno.
-No es fácil separar el rol institucional del resto de las cosas que hago. Tengo que incorporar incluso responsabilidad si hay irresponsabilidad en otro lado. Si hay un irresponsable en el ámbito del gobierno, me obliga a hacerme más responsable, porque las irresponsabilidades de alguien que está en el gobierno las paga la comunidad. En el ámbito partidario mi tarea es construir esta fuerza política muy nueva, que está naciendo y a la que le llevará mucho tiempo lograr su máximo desarrollo.

–Se viene hablando y escribiendo mucho de su relación actual con Weretilneck. ¿Cómo la define hoy?
-Es buena. Podría ser mejor. Siempre las relaciones pueden ser mejores. Es una relación difícil la del vicegobernador y el gobernador. A veces hay ruidos más generados que genuinos porque hay intereses. Yo le he dicho al gobernador que no tengo aspiraciones más que de terminar bien mi mandato porque en la Argentina terminar bien no es fácil en la tarea del gobierno. No me interesa ser candidato a nada. No estoy enloquecido por ser el reemplazante de Alberto Weretilneck el día de mañana. Sí aspiro a que los ansiosos eviten generar situaciones que deterioran la gestión de gobierno. Lo más importante es mantener una fuerte unidad dentro de nuestra fuerza política porque si la unidad se quebranta no hay destino para nadie.

-¿El proceso vivido por la UCR sirve de ejemplo?
-Sin faltar el respeto a nadie, la UCR después de gobernar 28 años se quedó con un solo legislador y no pudo lograr ni siquiera que su último gobernador pudiera ser senador. Es un gran ejemplo que tiene que servir para todo el mundo. Ese ejemplo demuestra que nuestra comunidad no se casa con nadie. La sociedad rionegrina es progresista desde su Constitución y legislación. Somos progresistas y no nos casamos con nadie. Nos da lo mismo quién esté gobernando en tanto le dé respuestas a la comunidad.

QUÉ TE GENERA ESTA NOTICIA

COMPARTIR
Artículo anteriorSigue complicada la venta de ALPAT: ahora el juez imputó a los compradores
Artículo siguienteÚltimo mes para realizar el Pago Anual 2018 y acceder a los descuentos de hasta el 40%