¿QUE ES UNA NEUROPATÍA POR ATRAPAMIENTO?




Las neuropatías por atrapamiento constituyen una lesión en donde el nervio periférico (de los brazos o las piernas) es comprimido externamente en su paso por el hueso, alrededor de los músculos y a través de las estructuras de tejido fibroso. El aprisionamiento puede ser resultado de una compresión extrínseca del cuerpo como la utilización de ropa apretada, una posición inadecuada en el dormir o el contacto prolongado con superficies duras. Asimismo, es más común encontrar este tipo de padecimientos cuando hay alteraciones previas como neuropatías diabéticas o alcohólicas, insuficiencia renal o acromegalia, entre otras. La neuropatía periférica significa que estos nervios no funcionan apropiadamente.

Cuadro Clínico.

Se caracteriza por presentar los siguientes síntomas propios de una neuropatía: la paresia (disminución de fuerza) o parálisis de la extremidad involucrada, puede existir cualquier tipo de alteraciones sensitivas incluyendo dolor y parestesias (alteraciones de la sensibilidad). Sin embargo, tal vez el síntoma más importante sea el dolor.

La gravedad de la lesión del nervio depende principalmente del grado de compresión ejercida y el tiempo de la presión. La compresión leve a moderada origina de manera temporal una conducción nerviosa anómala. Cuando la compresión es más importante y prolongada se puede producir un bloqueo completo del impulso eléctrico nervioso, con pérdida severa de la función de ese miembro.

Las neuropatías se dividen dependiendo del nervio y el sitio anatómico lesionado: Síndrome del canal del carpo, en la muñeca, la más común de las neuropatías y  ha servido como modelo para entender el resto de los síndromes; Síndrome del túnel cubital, en el codo, Síndrome del nervio mediano en el codo y antebrazo; Síndrome de salida torácica; Síndrome del nervio femorocutáneo del muslo, etc.

Diagnóstico.

El diagnostico se basa en un examen clínico completo y en los estudios eléctricos nerviosos fundamentalmente (electromiograma).

Tratamiento.

Cuando el cuadro clínico tiene poco tiempo, los síntomas son moderados e intermitentes y cuando se espera que los síntomas sean reversibles (embarazo, mixedema), se debe optar por un tratamiento conservador a base de antiinflamatorios no esteroideos, FKT, ferulizacion. Las indicaciones quirúrgicas son: fallo a la terapéutica médica, cuadro con datos neurofisiológicos anormales, pérdida de sensibilidad y atrofia o debilidad. El procedimiento es la liberación del nervio.

Dr. Edgar Torres, traumatólogo, Hospital A. Serra.

QUÉ TE GENERA ESTA NOTICIA



Artículo anteriorLRA: este domingo comienza el fútbol de liga
Artículo siguienteEditorial: El Mito de Sísifo