Reina y Princesa del Golfo Azul participaron en Fiestas populares de Río Negro




La XXIX Reina Nacional del Golfo Azul, Natalia Bernabe estuvo presente los días 17 y 18 de Marzo,  en la Fiesta Nacional de La Piedra Laja, que se realiza en la localidad de Los Menucos . 

La Fiesta estuvo engalanada por espectáculos de artistas nacionales y regionales, la presentación en el escenario de reinas invitadas , además de la elección de la Reina Nacional de la Piedra Laja y el tradicional concurso de abuñadores (trabajo artesanal de corte de piedras).

Durante los días de la fiesta, La Reina Nacional del Golfo Azul, participo de intercambio protocolar  junto a la Reina de la Piedra Laja saliente Milagros López Guerra y ,demás soberanas nacionales y autoridades locales. Además, previo al inicio de los shows musicales realizo un recorrido por el predio de la fiesta, donde tuvo oportunidad de promocionar el destino y entrega folletos

Paralelamente la Primera Princesa Nacional del Golfo Azul, Victoria Tompkins Palmier, participó de la Fiesta Nacional del Tomate y la Producción, que se llevó a cabo en la localidad de Lamarque. Esta celebración rinde homenaje al productor de ese cultivo, actividad económica predominante de la localidad. Además, es considerada la fiesta más grande que tiene el Valle Medio de Rio Negro.

En el marco de las actividades de la fiesta, la Primera Princesa, junto a soberanas nacionales invitadas,  visitó  la casa de Rodolfo Walsh, recorrió el balneario municipal, participó de una charla histórica en el Centro de información turística, recorrió el predio de la fiesta entregando folletería, se presentó junto a las demás  reinas  en el escenario mayor,  donde tuvo  la oportunidad de difundir las bondades del destino,  estuvo presente en la tradicional tomatina, así como también en el intercambio protocolar y desfile de carrozas.

QUÉ TE GENERA ESTA NOTICIA



Artículo anteriorIglesia Invasión del Amor de Dios realizó una caravana por SAO y Las Grutas
Artículo siguienteEs obligatorio conectarse a las cloacas en el ejido sanantoniense