SAO: movimientos sociales, políticos y gremios adhirieron al Paro Nacional de Mujeres y se movilizaron en Plaza Centenario.



Este miércoles 5 de noviembre, en la plaza Centenario de San Antonio Oeste, se concentraron diferentes agrupaciones sociales, políticas y gremiales se adhirieron al Paro Nacional de Mujeres en reclamo del pedido de justicia por Lucia Pérez.

Con micrófono abierto hicieron lecturas y participaron UnTER, Mujeres de ATE, CTA, CTEP, ADUNC, Mujeres del Evita, movimiento político Río, Partido Socialista, el Frente Estudiantil de Mujeres Nivel Secundario, el centro de estudiantes SoPaPo del IFDC, el movimiento feminista Irreverenta Colectiva y vecinos de la comunidad.

La concentración contó con intervenciones artísticas, lecturas y reflexiones, siguiendo con una marcha por el centro de la localidad.

Con amplia participación y bajo la consigna #FueFemicidio y #JusticiaPorLucía la jornada de paro nacional de mujeres tuvo alto acatamiento por parte de la comunidad en general, fue intenso por parte de los presentes el repudio a la sentencia del Tribunal Oral Criminal Nº 1 de Mar del Plata que absolvió a los tres acusados de la violación y el crimen de la adolescente y que los condenó solo por tenencia y comercialización de drogas.

De Antiprincesas / Chirimbote: “Contra el pacto machista, paro feminista”.

Los jueces dijeron que el femicidio de Lucía Pérez no lo fue. Y la juzgaron a ella: basaron su fallo en el comportamiento de una piba de 16 años.

El 19 de octubre de 2016 se realizó el primer paro de mujeres cuando supimos del terrible femicidio de Lucía. Hoy volvemos a parar y a salir a las calles. También escuchamos a Marta, su mamá, cuando dijo: “Pensé que estaba sola, pero las miro y siento que Lucía son todas”.

También marchamos en todo el país porque si la justicia es machista, la resistencia es, definitivamente, feminista.

QUÉ TE GENERA ESTA NOTICIA

COMPARTIR
Artículo anteriorUn acuarelista internacional que dejó su impronta en San Antonio
Artículo siguientePablo Fernández “algunos sindicalistas deben entender que la delegación de trabajo es un ámbito de diálogo y conciliación”